Política, Sitios Externos / 25 de febrero de 2015

Todos contra el Macri “peronista”

El jefe de Gobierno porteño, aseguró que reivindica “100 por ciento las banderas del justicialismo” pero no adhiere a “lo que hizo el PJ en estos 25 años”. Tras las declaraciones, la polémica.

El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, aseguró que reivindica “100 por ciento las banderas del justicialismo”, y aclaró que a lo que no adhiere es a “lo que hizo el PJ en estos 25 años”. Tras las declaraciones, la polémica.

El diputado kirchnerista Carlos Kunkel fue el primero en salir al cruce: “Macri reivindicaba al ex intendente de Morón, Juan Carlos Rousselot, como consecuencia de los contratos para un plan cloacal que firmó y tras ser juzgado por casos de corrupción, el intendente fue inhibido para seguir en la función pública. Si firmaba contratos con elementos de corrupción, algunos justicialistas a él le gustaban, también las liquidaciones que hacían en la década de los ’90”, ironizó Kunkel.

Al ser consultado sobre las declaraciones formuladas por Macri luego del acuerdo electoral del líder de PRO con el senador Carlos Reutemann (PJ disidente), Kunkel respondió: “si quiere hablar del peronismo, que Macri se afilie al PJ y discutimos la interna en agosto”, afirmó en relación a las elecciones primarias.

Sin embargo, Kunkel evitó discutir la interna de otros partidos en referencia al acuerdo Macri-Reutemann,  aunque admitió que “es parte del pensamiento peronista que tiene en su seno grandes diferencias, y se sentirá más identificado con los ‘90 que con el actual gobierno”; y dejando en claro que: “Si Reutemann quiere actuar como peronista tiene sujetarse a las internas en el PJ, pero si va en alianza con Macri, se va él, nadie lo hecha del peronismo”.

Por su parte, la ministra de gobierno bonaerense, Cristina Álvarez Rodríguez, señaló que “Para honrar el peronismo tenés que haber practicado la justicia social, la independencia económica y la soberanía política como lo hicieron Néstor Kirchner, Cristina Fernández y Daniel Scioli”

La funcionaria sciolista y sobrina nieta de Eva Perón, añadió que “honrar las banderas es no endeudar la Ciudad como Macri la endeudó en dólares, honrar las banderas es no reprimir en el Borda, es no criticar cuando un paciente de la Provincia se atiende en la Ciudad” y también “es achicar la brecha de desigualdad, no como en la Ciudad que bajo la gestión del PRO se amplió la desigualdad entre el norte y el sur, dejando a miles de porteños excluidos”.

En la misma línea, con dureza y sin reparos, el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, también criticó al Jefe de Gobierno porteño: “Si el ingeniero Macri me lo permite, y con el debido respeto, le recomendaría que, para saber interpretar al peronismo cabalmente, no sólo debería leer a Perón, sino además interpretarlo, sobre todo la novena Verdad del Peronismo, esa que dice que ‘la política no es para nosotros un fin, sino solo el medio para el bien de la patria que es la felicidad de sus hijos y la grandeza nacional’, que parece olvidada por el ingeniero “, sostuvo.

Para Espinoza “el peronismo es un movimiento que nació del pueblo, jamás un empresario que apoyó todas las recetas del FMI y hoy se dedica a la política podría representarlo ni entenderlo. El peronismo nunca podría estar representado por un liberal de derecha”. Además, según él “este gobierno, después del de Perón y Evita, ha sido el que más ha hecho por devolverle derechos al pueblo. Es imposible que alguien reivindique el peronismo criticando a la Presidenta a diario”. Y le aconsejó “que se dedique a cambiar los foquitos de las Plazas porque está demostrado que no está preparado para otra cosa”.