Restaurantes / 6 de marzo de 2015

RESTAURANTE

Todos los colores del mundo

“La Causa Nikkei”. Callao 1290. 5218-0900. Cocina peruana/nikkei. Lu. a dom. de 12 a 15.30 y de 20 a 24. Reservas. Tarjetas. Delivery. Menú mediodía: $ 119/ $ 144. Precio promedio: $ 250.

Por

Perú es el segundo país latinoamericano con mayor población japonesa. Todo empezó cuando, a fines del siglo XIX, Japón vivía una crisis demográfica y Perú necesitaba mano de obra para las haciendas. Los japoneses duraron poco en el campo y se establecieron en las ciudades, principalmente Lima y Trujillo donde, entre otras cosas, cocinaban sus platos tradicionales incorporando poco a poco los productos de su nueva tierra. A la fusión de la cocina japonesa con la peruana se la llama nikkei, como todo lo japonés arraigado en otra tierra, y la exuberancia de sus sabores le valió gran reconocimiento en todo el mundo.
En Buenos Aires, hace años que el nikkei viene muy bien representado dentro del segmento de la alta cocina. Faltaba que bajara a la franja accesible a los simples mortales y, con gran sentido de la oportunidad empresaria, el Grupo POP, dueños de Sushi Pop, se adueñó del nicho. La Causa Nikkei está en plena Recoleta, en un local espacioso y colorido, con neones y música latina, que refleja de algún modo el espíritu de su comida. La carta es “divertida”, con piqueos, tiraditos y ceviches, sushi, buenos tragos y ricos postres. Lo agridulce (a veces simplemente dulce) predomina en las preparaciones, acercando los sabores al paladar popular.
Para picar hay chicharrón de calamar (rabas) o de camarón (rebozado en panko) con salsas varias; degustación de seis causas, en admirable presentación multicolor; tiraditos y ceviches extra dulces como el de salmón y mango con miel de maracuyá o clásicos como el mixto, con lenguado y mariscos con lima-limón. El sushi es un hit del delivery. Abundan el salmón, el queso Philadelphia, la palta y el maracuyá, grandes pasiones argentinas. La Causa Nikkei se debe a su público.
Los platos fuertes, más peruanos que japoneses, son lo menos pedido pero lo más sabroso de la carta. Deliciosos el seco de cordero –braseado en salsa de cerveza y cilantro–, el salmón teriyaki en costra de sésamo, y el lomo salteado, un clásico peruano que consiste en trocitos de lomo, tomate, cebolla, papas fritas y arroz, todo junto y salteado al wok, un manjar que hay que probar para amar por siempre. Todo viene en porciones más que generosas.
A la hora de beber, La Causa Nikkei tiene un buen surtido de aguas frescas para los abstemios (piña y manzana, y apio y naranja, entre otras) y tragos con alcohol, que también vienen en jarra. No le tema al pisco ni al ron: apenas se sienten mezclados con frutas, ajíes y licores. El cóctel estrella es el Por la Causa, con pisco, jugo fresco de limón y pomelo, licor de cassis y almíbar de maracuyá.
Para cerrar, un suspiro. El tradicional suspiro limeño, postre por excelencia de la cocina peruana.

Cocina ★★★
Servicio ★★★
Ambiente ★★★★

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *