Opinión, Sitios Externos / 29 de Marzo de 2015

Los muertos saben hablar

Se instaló cierto rechazo general a “meterse con la vida” de Nisman. Pero la ciencia lo aconseja para consolidar o descartar hipótesis.

Por

EXPEDIENTE. La mano del fiscal, ensangrentada. Sus secretos personales pueden dar pistas relevantes.

En los medios, la opinión pública y la dirigencia política y social parece haber cierto consenso generalizado sobre la idea de que “meterse con la vida privada” de los muertos representa una flagrante injusticia. Una especie de abuso moral, ético, de autoridad o todo eso junto, dado que, según se supone, los muertos no pueden defenderse.
Tal razonamiento de índole filo religiosa choca de nariz contra un concepto básico de la ciencia criminalística: los muertos hablan y, a veces, lo hacen hasta con mayor locuacidad y contundencia que los vivos.
Así como la primera postura se origina en una tal vez piadosa verdad de Perogrullo, la otra representa una metáfora que, aparte de a la medicina forense, inspira desde siempre a novelistas y cronistas de policiales.
Así como en un cuerpo sin vida puede haber infinidad de datos que ayuden a reconstruir las razones de un deceso, violento o no, es posible hallar en las circunstancias vitales previas de la víctima informaciones que permitan determinar los móviles de un homicidio o de un suicidio. Muchas de tales alternativas pueden haber sido privadas, es decir, ajenas a la esfera de lo público. Y la conformación psicológica del difunto, acaso su más privadísima esfera, tanto puede ayudar también a buscar verdades esquivas.
Vamos al grano.

Si el fiscal Alberto Nisman mantenía vínculos familiares tormentosos; si era fiestero y transitaba flor de cincuentazo; si le gustaba mucho la plata (la que recibía en negro inclusive); si era coqueto y ansiaba poder y detestaba tanto perder como gozaba mandar; si era un gran narcisista, un ciclotímico, un habitual consumidor de Rivotril, todo ello podría ser, como las paredes de un laberinto, la indicación de un camino con salida o sin ella.
Un narcisista no da el perfil clásico de un suicida, coinciden los expertos consultados por NOTICIAS para lograr una aproximación periodística a la autopsia psicológica que la Justicia demora sin explicar razones. Pero un narcisista al borde del abismo, de perderlo todo empezando por su armadura, ¿daría esa contextura eventual?
¿Cuál era el verdadero Nisman? ¿El vehemente acusador del poder de sus últimos días? ¿El manso alineado con ese mismo poder? ¿El desenfrenado muchachón de las fotos de Cancún y las disco? ¿El adulto que lloraba por las demandas afectivas de sus hijas? Era todos esos a la vez, tal parece. La cabeza humana es compleja, multicolor, inestable. ¿Quién era Nisman? ¿El acusador certero que estuvo a punto de llevarse puesto un gobierno? ¿Un bravucón vendehumo de último momento? Imaginemos a Nisman vivo en medio de las circunstancias que se desarrollaron post mortem: expuesto en público y ante sus hijas con chicas lindas y champán; desacreditado profesionalmente en la Cámara Federal; despedido y, por lo tanto, sin fuente de recursos ni prestigio.

En lo personal, 18 años atrás me tocó hacer un curso acelerado en esto de rechazar primero, soportar a regañadientes más tarde, entender después y por fin aprender por qué resulta procedente “meterse en la vida privada” de una víctima.
Se trata de un ejercicio áspero, amargo, que en un principio huele a vejatorio.
Cuando en enero de 1997 asesinaron a José Luis Cabezas y pronto la investigación se concentró en verificar sus relaciones íntimas, eventuales deslices y modos de ingresos, nos sentimos agraviados por lo que considerábamos insultos al que no podía hablar para defenderse. Fueron nuestros propios abogados, Oscar Pellicori y Norma Pepe, quienes nos explicaron paso a paso las ventajas que podrían arrojar esos incómodos pasos judiciales. Y decidimos colaborar también en esa línea de la pesquisa. Si no hubiese quedado acreditado sin ningún lugar a dudas quién había sido Cabezas en vida cuando nadie lo veía, tal vez los intereses políticos, mafiosos y policiales entremezclados en el caso hubiesen logrado cerrarlo por el lado de un “crimen pasional” o una “extorsión a una prostituta marplatense”.
En el Caso Nisman, la hipótesis del suicidio no ha sido descartada. Y sus relaciones íntimas se entremezclaban con las de tipo profesional y los eventuales interesados en matarlo. Los muertos hablan. También sus camas, sus copas, sus fotos de smartphone y hasta el más imperceptible de sus modales cotidianos en soledad o buena compañía.

*Jefe de redacción de NOTICIAS.

 

26 comentarios de “Los muertos saben hablar”

  1. Porque la víctima tiene la remera estirada hacia arriba como si se hubiese deslizado por la pared o por el piso?, pero no sucede lo mismo con el pantalon. Arrodillado antes de morir no estaba, sino estarian sus rodillas a penas flexionadas conjuntamente con la toalla. Si estaba parado, no me explico posicion y condiciones de remera. Para mi lo mataron y pusieron una toalla en los pies para que se desangre mas rapido, y concluir que vieron sangre antes de entrar al baño, empujando el cuerpo contra la bañera rapidamente.

  2. Nadie explica las notorias LESIONES E INFLAMACION de los nudillos del los dedos indice y mayor de esa mano que “supuestamente disparo” el arma. Para mi forma de ver, seria como que le golpearon la mano para debilitarsela y ponerle el arma, y el killer manejarle el disparo. Eso tambien explicaria la ausencia de elementos quimicos y restos que despide el arma al ser disparada. LO SUICIDARON, me parece.

  3. un buen análisis como este es lo que hace falta en los medios de comunicación, vos siempre ves la realidad de las cosas en forma muy objetiva te felicito por el buen análisis como siempre

  4. eso lo hacen los perfilistas zunino, no periodistas!! esta bien que el tema atrae pero no comparto que lo juzgue como hizo en el programa de mirta, muchas pruebas no están como los depósitos de los supuestos retornos de lagomarsino, en el expte dijo que eran en mano, es para creerle??? o decir que dejaba de ver las hijas por salir de noche(???) las niñas de noche duermen y las amaba tenia una habitación exclusiva para ellas por lo demos era soltero lindo y con plata ud no lo hubiera hecho?? si los casados son los primeros!!! ACA LO UNICO IMPORTANTE ES QUE DENUNCIO AL GBO Y A LOS 4 DIAS APARECIO MUERTO!!! PORQUE NO NVESTIGAN PORQUE??? QUE HABIA DE VERDAD EN TODO COMO PARA APARECER MUERTO SEA SUICIDIO U HOMICIDIO!! ESO ES PERIODISMO DE VERDAD!!!

  5. Comparto que es un avance de la ciencia para analizar la personalidad de la víctima pero creo que todos esos estudios y análisis sobre la vida íntima deberían quedar protegidos bajo el secreto del sumario y no ser accesibles a el escarnio y el morbo de todo el mundo; en particular a los medios que sobreviven solazándose sobre la vida íntima de las personas. Creo, uno nunca sabe. La intimidad de un vestuario de un equipo de fútbol no es lo mismo que la intimidad de Nisman de quién Anibaúl se solaza y se complace en denostar.

  6. Esta clarisimo en la foto que alguien le agarro la mano, seguramente con guantes de látex, para llevarsela a la sien y disparar. Me parece que de otra manera la sangre tendría que haber cubierto más el área posterior de la mano. Hagan la prueba con alguien y con un marcador pasen por la mano de la otra persona y verán que queda el mismo angulo de la foto. Es mi humilde opinión.

  7. OPOSICIÓN ASESINA: se va demostrar que los que mataron al fiscal fueron opositores y no te van a quedar ganas de andar haciendo estos jueguitos perversos para ganar elecciones gorila vendepatria

    1. Que de pavadas que escribis siempre para un poco,sos un tipo normal?sos tonto?a quien queres engrupir,quien te puede creer?si me vas a llamar gorila no te gastes porque no se que quiere decir,en 1.955 no habia nacido ahora si es por lo feo puede ser.

    2. salame, deja de repetir como un lorito, bobo. Tenes un jefe del ejercito represor, sabias eso, o miras para otro lado? imbecil. Tu mama presidenta es amiguita de barrick gold y monsanto, pedazo de idiota, asi que cerra bien el orto, pedazo de estupido, idiota util.

  8. Sr. Zunino: No tenía nada a favor el fiscal? Parece que Ud.se empeña en la nota en forzar las cosas para que sea suicidio. Y también parece que el fiscal, por lo que enumera, no tenía ni una sola virtud. No era un buen muchacho, generoso, trabajador, estudioso digo por citar algun ejemplo.

  9. “Y siga el baile, siga el baile”… Asi la causa cada vez mas contaminada, y el Tiempo que vale ORO, se Usa para que se Diluya… 1ro. Investiguen quien o quienes lo mataron, quien o quienes Movieron su cuerpo, etc, etc, etc….Victima=Victimario???

  10. Hay un error en catalogarlo de narcisista. Tal vez era un hombre que buscaba un rumbo a su vida, y llegó al borde del precipicio. Y aflojemos con eso de que quiso hacer las cosas con seriedad. Todos los juristas coinciden en que su denuncia no tiene sentido. Y hay una cámara y un Juez que sostuvieron eso.

  11. Para saber quien lo mató,si lo mataron,creo que basta con leer el cadáver,huellas,ADN,fibras,otras cosas por minúisculas que sean.Para saber el porqué me parece acertado lo que dice el artículo,el perfil psiocológico coincide con el de un suicida?pero queda por saber lo más importante,la denuncia en sí, tiene valor o no?o es todo infundado?,el Memorándum,es válido?,se intentó encubrir a los iraníes?Porqué motivo y a cambio de qué?.Eso no lo van a descubrir así escarben la vida de Nisman desde que estaba en el útero de la madre.

  12. porque ni fiscales ni jueces aparte de las escuchas se tomo en cuenta ciertas fotos si las quieeren las puedo mandar

  13. y además un narcisista que trabajó hasta poco antes de meterse un tiro? de ser como lo insinúa el autor, me lo imagino caminando por el depto como animal enjaulado, repasando mentalmente y desesperado, todo lo que se le viene encima… ahí.. en un rapto de desesperación (que debería haber dejado algún signo en el departamento…. tirar cosas… signos de bronca..de justamente, desesperación extrema)… no veo ningún testimonio que diga eso.. o sea, el tipo trabajó… hizo lo que hizo y de repente, se le prendió la lamparita y pensó para si, “se me viene la noche y no hay vuelta atrás”.. agarró el arma, fue al baño y se pegó un tiro?…. alguien que me corrija, pero a mi no me cierra. Y no lo puedo – perdón a uno de los que opinan por aquí- comparar con el suicidio de Hitler. Ese lo tenía planeado desde antes.. no tenía movimientos espontáneos…

  14. Basta de manosear la memoria de un HOMBRE que por primera vez en la historia Argentina,quiso hacer las cosas como corresponde,con SERIEDAD..

  15. “El narcisista no da perfil suicida”? Un ejemplo claro? Hitler. La condición del suicidio muchas veces excede la personalidad. Causales externos pueden forzar a un sujeto llegar a esas medidas. Es difícil catalogar en términos de personalidad para tal o cual conducta.

  16. El cadaver habla. Sin ninguna duda. Pero también las pruebas que desaparecieron. Es un insulto a la inteligencia de Nisman, pensar que llegó al punto de acusar a la Presidenta, sin pruebas suficientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *