Costumbres, Sitios Externos / 30 de Marzo de 2015

MODA MASCULINA

Sofisticada silueta

El slim fit, lo hipster y el acento en los detalles protagonizan la temporada de los hombres.

Parecen haber encontrado el punto justo. Ni muy sueltos, ni muy ajustados, pero lo suficientemente ceñidos como para marcar con gracia la figura. El modelo slim fit masculino reinó en las pasarelas locales y del mundo de esta temporada de otoño/invierno, y le hace honor a un hombre cada vez más dispuesto a cuidarse y más atento a las tendencias.
En ese camino, las propuestas de moda de este año no ceden con los chupines y redoblan la apuesta en la sastrería: camisas, sacos sport y trajes destacan la figura, al tiempo que suman detalles cuidados en botonería. Es que los accesorios también son un punto importante de este invierno. De la mano de zapatos acharolados, zapatillas con cierres, guardas y estampados, mochilas y bolsos grandes y lucidos, relojes imponentes, corbatas de colores fuertes y hasta moños intervenidos, lo lúdico se hace lugar y contrasta -y realza- una paleta que se juega sobre todo por los neutros, yendo sin estridencias del negro al camel e incluyendo tonos de uva y celeste. De hecho, hay gran presencia de la monocromía, con looks de pies a cabeza en el mismo tono.
Pero si los colores no sorprenden tanto, sí cubren ese rol las texturas. Engomados, matelaseados, tejidos brillantes, terciopelos y distintos tipos de pieles se mezclan con los más clásicos cashmere, lana, paño, gabardina y cuero. En ese mix también vuelve a pisar fuerte la estética hipster, que superpone capas y estilos para lograr un look descontracturado. Así, unos jeans desgastados y un par de zapatillas estampadas pueden llevarse a la perfección con un saco de terciopelo elegante.
Y en el otro extremo, la influencia skater también tiene su espacio esta temporada. Se pudo ver, por caso, en el desfile del diseñador emergente Edu De Crisci en La Ciudad de Moda, cuya combinación de sastrería deportiva con estola llamó la atención.
El hombre actual se informa, aprende y va encontrando el estilo que lo define. Lo mejor: no teme experimentar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *