Costumbres, Sitios Externos / 6 de abril de 2015

ESTILO PILAR

Sueños de diseño

Lo mejor y lo peor en el regreso de la muestra de las tendencias en decoración y paisajismo al aire libre. Las nuevas terrazas glam: el lujo en exteriores. Fotos

Por

Cuando tras dos años de ausencia, nadie auguraba su regresó, Estilo Pilar volvió al ruedo con renovados bríos, y según la opinión de sus incondicionales seguidores, con una de las muestras más completas y variadas de su colección y más de 150 expositores en escena. Lejos de los augurios cabalísticos, la treceava edición de esta feria de decoración que suma paisajismo y arte, creada con fines solidarios por la ONG Amigos del Pilar en su cruzada por la atención odontológica gratuita a niños de bajos recursos, retornó a puro lujo en Bouquet, un emprendimiento de residencias exclusivas con reminiscencias de South Beach ubicado a pocas cuadras de la autopista Panamericana a la altura del kilómetro 43.
El escenario elegido es el primero de los tres módulos de este lujoso complejo que le agrega un bienvenido toque de sofisticación a las propuestas de emprendimientos multi viviendas de “outdoors” que se venían multiplicando por la zona ante los requerimientos de ejecutivos solteros, separados y parejas con hijos fuera de casa que prefieren vivir lejos de la city. Sus 46 departamentos dispuestos en planta naja y tres pisos, se convirtieron en espacios disponibles para que una treintena de decoradores, ambientadores, arquitectos, escenógrafos y artistas desplegaran su imaginación bajo el leit motiv de la muestra: “Viví tu sueño”.
Despertar multicolor. El recorrido es intenso y multifacético. Los hombres fueron los preferidos a la hora de interpretar los sueños habitacionales, y por lo general predominaron en sus gustos lo tecno, lo deportivo o lo seductor. Este ultimo fue el caso de Carolina Fogel, que con el uso de colores tierra, maderas, luces puntuales y objetos únicos como un espejo plasma y su “sillón copero” instaló un clima sensual para el sibarita de su propuesta. Estudio Casa mostró una original pared realizada en placas melamínicas encimadas e iluminadas con cintas de leds y un respaldo de gamuza en gris hielo bien contrastado con un moderno escritorio en estridente amarillo limón. Inés Calamante, en cambio, le da un aire más etéreo a su propuesta que usa tonos pasteles y materiales en estado puro. Con ojo soberbio, Sebastian Salazar, supo recrear un espacio colorido y cosmopolita a partir del cubo blanco de las paredes. Logró un exquisito mix de muebles de época reciclados con toques de art deco y algo de pop, en donde cada ambiente tiene su impronta propia y su tono especial peros donde se ve un estilo conductor que los unifica. Impactante su biblioteca de hierro circular a la hora de crear un reducto exclusivo para la lectura y la mezcla del naranja Hermès y del turquesa en el comedor. Cohelo y Cohelo, en cambio, se jugaron por una muestra sobria y racional, donde se combina un gran sofá rinconero con mesas con tapa en chapa en un espacio chico armado para recibir a muchos.
En contrapunto, y así como sucede con todos los pecados capitales, el problema principal en la decoración también surge de los excesos. Algunas ambientaciones en las que se realizó un exagerado uso del color en paredes imposibles de combinar, o en el abuso de borlas, volados, caireles, flores, objetos texturados de todo tipo y color que sobreabundaban “de la cama al living” sin perdonar rincón de la casa. La química y la física, también aquí tiene su razón de ser, ya que no todas las mezclas tienen final feliz. Las capas y sobrecapas de étnicos de culturas diversas o el atosigamiento del french style con touch oriental de cualquier tipo, abruman y no prosperan. De la misma forma que los espacios tienen su razón de ser en orden de poder alcanzar el perfecto equilibrio. Menos no siempre es más, y más puede ser menos, si esta bien ubicado.
Arte en verde. El último piso del edificio está dedicado al arte y propone un intenso recorrido por una ecléctica exhibición que va desde la fotografía de José Luis Raota, hasta las instalaciones sonoras de Nicolás Diab pasando por una multiplicidad de obras de varios artistas. Además está la posibilidad de llevarse algunas de estas firmas a casa junto a otros objetos intervenidos previo paso por el shop. Una bienvenida incorporación al ya conocido paseo de compras para la decoración, que se despliega en varias carpas.
A la hora de salir a disfrutar del verde se puede comenzar con las terrazas intervenidas por reconocidos paisajistas en consonancia con el espíritu del diseño de los interiores. De las mejores; La de Lebrero & Rudd que supieron usar bien el lugar, creando curvas y espacios dinámicos de circulación para posibilitar su uso y disfrute, Grace Palma, con un criterio donde su terraza acompaña y enmarca plenamente la deco interior con una generosa plantación y la visión de un “afuera autogestionable” de Valeria Rohrer, experta en especies suculentas y cactáceas, que se destacó con una muestra de su variada colección apta para sobrevivir en un espacio seco sin intervención externa. Además el Graden Walk es una experiencia que marca la diferencia de Estilo Pilar con cualquiera otras propuesta de arquitectura y deco más urbanas A pura vanguardia, los expositores dan muestra de las últimas novedades de la jardinería de alto vuelo, no solo con variadas especies de plantas y flores, sino con una decoración que completa el paisaje. Inés Stewart y Cecilia Murray se llevaron las palmas con su rescate de los fogones al aire libre junto a otros objetos y mobiliarios para vivir el afuera alejados de lo que se ve a diario. Igual que el uso inteligente, aunque algo repetitivo, de espejos y estructuras de madera que realizo el Estudio Guerendiain Manfredi para disimular motores y otras molestias visuales. Para destacar; la propuesta de la Escuela Municipal de Pilar que supo incorporar adecuadamente conceptos modernos y de avanzada en jardinería, incluyendo esculturas y otros objetos creados por sus alumnos.
Completa, variada y para visitar más de una vez, la propuesta 2015 de Estilo Pilar que permanece abierta hasta el 12 de abril es una buena alternativa de salida para aprovechar el buen tiempo, afinar el gusto y cargarse de buenas ideas para renovar la casa.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *