Restaurantes, Sitios Externos / 17 de abril de 2015

RESTAURANTE

El bodegón de Baco

“Lo de Jesús”. Gurruchaga 1406, Palermo.4831-1961. Cocina porteña. Lunes a domingos de 11 a 1. Reservas. Tarjetas. Almuerzo Vintage: $ 159. Precio promedio a la carta: $ 300.

Por

Hay mil bodegones en Buenos Aires y todos cuentan su historia en décadas. Nos gusta volver a los sabores familiares, al mozo amigo, al salón repleto iluminado con luz de tubo, muchas veces haciendo la vista gorda sobre la calidad de la comida. Y ni hablar de los vinos. Clásicos y conocidos. Claro que también están los bodegones que invirtieron en aggiornarse, como el caso de “Lo de Jesús”, que nació en 1953 cuando Palermo no era Soho ni Hollywood sino barrio de compadritos, y supo adaptarse a las exigencias de un público más gourmet, sin perder las tradiciones.
Su dueño, el empresario gastronómico Martín Sammartino, es de los que apuesta a la excelencia. Hoy “Lo de Jesús” es administrado por un leyenda de la gastronomía porteña, el chef Martín Carrera, que sabe cómo “alejarse de la modernidad” valorizando el producto. Otra gran apuesta es el culto a Baco, el dios del vino. La carta tiene 260 etiquetas de los mejores ejemplares de nuestro país que pueden beberse en la casa o comprarse en la vinoteca hasta las 2 de la mañana, con un 25% de descuento. La ambientación conserva el espíritu de almacén de barrio pero con aires de bistró francés, aportando calidez.
La cocina de “Lo de Jesús” tiene los típicos platos de bodegón, elaborados con buenas materias primas y recetas cuidadas. De entrada, matambre casero con ensalada rusa, vitellotonnato en receta original, champignones rellenos. Una de las especialidades son los huevos a la Gramajo, aprobados y certificados por el exigente Grupo Gramajo, liderado por el sobrino de su creador, Arturo Gramajo. Este grupo va a distintos restaurantes a “catar” el célebre platillo, para constatar que se cumpla la receta original: huevos fritos en sartén, rotos con cuchara y revueltos con jamón cocido en tiras, sobre una tostada. Lo de Jesús pasó la prueba.
A la hora de los platos fuertes hay clásicas pastas caseras (lasaña boloñesa, ñoquis de papa) y otras en preparaciones más sofisticadas (spaghetti con langostinos y hongos, ravioles de calabaza con manteca y salvia). Si el plato elegido es de parrilla, recibirá un detallado gráfico con tipos de cocción que van desde bluerare (vuelta y vuelta) hasta well done (cocido). Hay cuatro grados de cocción intermedios, así que empiece a afilar la puntería. Entre los platos de cocina se destaca el ojo de bife con salsa de vino Malbec, y entre lo más original de la parrilla, el pacú, rey de los pescados de la Mesopotamia argentina (con sabroso puré con romero y aceite de ajo) y la parrillada de vegetales con pesto de albahaca y rúcula y pan de campo. De postre, glorioso helado de Malbec con naranja y especias.
“Lo de Jesús” abre todos los días de corrido desde las 11 de la mañana hasta que las velas no ardan.
Los almuerzos (tres pasos, con vino) son suculentos, económicos e incluyen platos históricos como lengua a la vinagreta, bondiola con ciruelas y huevos quimbos.

Cocina ★★★
Servicio ★★★★
Ambiente ★★★★

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *