Zoom / 3 de mayo de 2015

Cenizas que quedan

Hacía cuarenta y tres años que dormía. Pero el azar y la geología interrumpieron la larga siesta del volcán Calbuco, al sur de Chile, el pasado 22 de abril. La actividad aún no se detiene; la montaña no ha vuelto a conciliar el sueño. A ambos lados de la cordillera, el manto fantasmagórico de ceniza lo cubre casi todo.

Fotos: AFP.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *