Política / 6 de mayo de 2015

La SIDE vs. NOTICIAS

Asedio judicial

Lluvia de 179 cartas documento tras la revelación sobre los nuevos aspirantes a espías. Insólito: a los agentes les prohíben leer la revista.

Por

Es la primera vez que llegan tantas cartas documento por una nota publicada en NOTICIAS. Todo comenzó el martes 17 de marzo, cuando llegó la primera carta enviada por el director de Legales de la Secretaría de Inteligencia. Por orden de Oscar Parrilli, el actual Secretario de ese organismo, se intimaba a esta revista a no seguir publicando lo que ya estaba en la calle: la edición con la lista de 138 espías recién egresados de la ENI (Escuela Nacional de Inteligencia). Un grupo de militantes y funcionarios que desembarcarían para dejar a la ex SIDE minada de agentes fieles al kirchnerismo para condicionar al próximo presidente que asuma el 10 de diciembre.

Ahora, esa amenaza que en un principio encabezaba Parrilli se convirtió en una carta documento por cada espía. De los 138 aspirantes que reveló esta revista en su edición del 14 de marzo, hasta ahora 43 enviaron cartas para intimidar e intimar a que se “cese de manera inmediata” la publicación de sus nombres, por considerarlo una “conducta maliciosa”, entre otros argumentos falsos.

Lo llamativo de las cartas es que todas tiene el mismo texto: las mismas letras resaltadas en negrita y hasta las mismas comas. Fueron enviadas desde la misma dirección: Maipú 744/46, piso 3º A, y por cuadruplicado: una para el fundador de NOTICIAS, Jorge Fontevecchia, otra para el jefe de redacción de la revista, Edi Zunino, otra para Editorial Perfil y otra para este cronista, lo que significa un total de 172 cartas documento iniciales. Enviar cada carta cuesta $ 147, por lo que los recién egresados agentes ya llevan invertidos más de $ 25.000. El departamento legal de Editorial Perfil respondió las primeras cartas y, al cierre de esta edición, ya habían llegado otras 7 respuestas más, lo que suma un total de 179 cartas documento. Se esperan más.

NOTICIAS se acercó hasta el lugar que figura como remitente de las cartas y se encontró con una sorpresa. Al tocar el portero eléctrico, una voz responde: “Hola”.

Noticias: Me llegaron unas cartas documento y necesitaría hablar con el abogado.

Voz: Acá no hay ningún abogado.

Noticias: Pero me llegaron cartas documento de esta dirección.

Voz: Disculpame, pero acá no hay ningún abogado. Esto es un domicilio particular.

Noticias: Soy de la revista NOTICIAS y nos llegaron más de 170 cartas documento que venían desde esta dirección a nombre de personas que egresaron de la Escuela de Inteligencia.

Voz: (Con tono malhumorado). Te repito, estás equivocado. Acá no hay ningún estudio de abogados, esto es un domicilio particular.

Noticias: OK, entonces le aviso que están mandando cartas documento con su domicilio como remitente.

Voz: (Cortante). Está bien. Haré las averiguaciones.

El extraño diálogo no fue lo único llamativo de esta historia de espías, que, como todo lo vinculado a la ex SIDE, ahora llamada AFI (Agencia Federal de Inteligencia), está llena de vericuetos indescifrables y dudas. Algunas cartas fueron enviadas de la sucursal del Correo Argentino de Balcarce 24, la dirección de la Casa Rosada. Incluso el sello tiene la firma de Sandro Narkevicius, jefe de la Sucursal de Casa de Gobierno. Además de faltar a la clase donde les explicaban que tenían que borrar las fotos de Facebook, los recién egresados espías también faltaron a la que explicaban que tenían que evitar dejar rastros de sus movimientos. ¿Son empleados de Presidencia? Según los registros públicos, una parte trabajaba con Parrilli en la Secretaría General de la Presidencia. Los que no son agentes, es probable que hayan utilizado el horario del almuerzo para cruzar la calle desde la ex SIDE hacia la Casa Rosada y enviar las cartas.

Respuesta. La apoderada de Editorial Perfil, Norma Pepe, respondió con dureza a las cartas enviadas por estas 43 personas: “La edición de la revista NOTICIAS a la que alude no pretende convertirse en una campaña para difundir sus supuestos datos personales, por lo tanto no puede cesar lo que no existe. Por otra parte, el contenido de su misiva no nos alcanza para determinar que usted sea la persona señalada en las notas y no un homónimo oportunista”. La respuesta a esta última oración fue llamativa. “Niego ser un homónimo oportunista”, respondieron en textos calcados. ¿Esa frase, con la que admitirían ser espías, no los hace violar la ley de Inteligencia? Esa ley en la que Oscar Parrilli, actual secretario de Inteligencia, se ampara para denunciar a periodistas de esta revista. ¿Qué quieren decir que no son homónimos oportunistas? ¿Entonces son las personas de la lista? ¿Confirman su pertenencia a la AFI? Con semejante tropiezo, si tuviesen que dar más explicaciones terminarían desparramados en el piso.

Por último, la respuesta de NOTICIAS cierra: “Absténgase de seguir importunando el libre desarrollo de esa actividad de prensa o de ejercer acciones análogas a la censura. La revista NOTICIAS es libre de elegir la temática y de producir el texto que requieren los hechos publicados que han motivado investigaciones de interés público relacionadas con su actividad regular. La intimación practicada lo es bajo apercibimiento de reclamar los daños y perjuicios que su accionar pueda ocasionar a mis representados”.

Entre los aspirantes a espías hay militantes juveniles de La Cámpora, el randazzismo, el sciolismo, el urribarrismo y hasta radicales K. También hay funcionarios de segunda línea de los ministerios de Salud, Planificación y Desarrollo Social, este último manejado por Alicia Kirchner. Concejales del conurbano que dejaron sus bancas. Empleados del Senado bonaerense y la Cámara de Diputados de la Nación. Y como remate: tuiteros dedicados a monitorear y desacreditar periodistas y opositores en las redes sociales. Hay de todo. Para todos y todas.

Internas. Aunque en lo formal la nueva AFI aún no funciona, ya se sabe que heredará los mismos vicios que su antecesora, la ex SIDE. Siguen las guerras internas, el desmanejo de los fondos y hasta el cumplimiento de reglas insólitas como la que acaban de ordenar hace unas semanas: se prohibió comprar la revista NOTICIAS dentro de la Secretaría de Inteligencia. La nueva cúpula no quiere que los agentes “se contaminen” de la información publicada por esta revista. Una medida típica de quien cree que no ver la realidad significa que esta no existe. Un psicólogo lo llamaría “negación”. Por este tipo de medidas inéditas y otras tantas es que muchos agentes ya pidieron su jubilación y otros arreglaron un retiro voluntario. El clima es tan espeso que no se puede respirar. “Prefieren irse”, relatan las fuentes.

La lucha de poder dentro de la ex SIDE no cesa. Tras la caída en desgracia de Antonio “Jaime” Stiuso (ver recuadro) los nuevos popes de “La Casa” comienzan a hacer notar su poder. En las últimas semanas comenzaron a filtrarse dos nombres: José Luis Vila y Víctor De Martino. Ambos vinculados a un sector del radicalismo. Por el lado de Vila, sus nexos se remontan a los años de la SIDE alfonsinista, tras el regreso de la democracia. Por aquella época uno de los reclutadores era el dirigente radical Enrique “Coti” Nosiglia y Vila quedó a cargo de la dirección de Análisis. Parrilli no descubrió nada: los acomodos en la SIDE son tan viejos como la SIDE misma. Tras la caída de la Alianza, Vila emigró a los Estados Unidos como delegado en Washington y luego regresó. Otro vínculo que le adjudican es una excelente relación con el jefe del Ejército, César Santos Gerardo del Corazón de Jesús Milani. Aunque Vila se formó en la Marina, es contemporáneo del jefe de los espías militares.

Por otro lado está Víctor De Martino, alias “El Gordo”, un hombre de conocida militancia en Quilmes y ex diputado nacional durante la década del ’90. En 1959 formó junto a Leopoldo Moreau el “Movimiento Juvenil de Agitación y Lucha”, una de las organizaciones más importantes de la juventud radical por aquellos años. Las fuentes adjudican su ascenso al excelente vínculo entre Moreau y el kirchnerismo.

Se espera que la nueva AFI esté en marcha para fines de junio. Hay mucha incertidumbre por el rol que cumplirá. Ya no tendrá el poder que le otorgaban las escuchas telefónicas. ¿Manejarán equipos propios o deberán pedirle permiso a la Procuración General? Gran parte del poder de la SIDE radicaba en pinchar teléfonos. ¿Estará germinando otro Stiuso? Hay quienes piensan que todos estos cambios tienen como finalidad impedir que una persona acumule tanto poder como el jubilado (¿y fugado?) espía. Lo que sí está claro es que en la lista de los 138 ese futuro todopoderoso espía no está.

 

3 comentarios de “Asedio judicial”

  1. eso se llama LIBERTAD de expresión y prensa, gorila vendepatria de este diario, en cualquier otro país hasta en los que se dicen democráticos ustedes estarían en cana, denunciados por sus propios colegas

    1. Edu,usas tu otro nombre pero escribis las mismas pavadas,en otro pais no pondrian tu estupido comentario,que colegas?678?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *