Televisión / 29 de mayo de 2015

¿Qué mirás?

Gran Hermano. Reality. Lu. a vie. (menos los miér.) a las 20.15; miér. a las 21; sáb. a las 23.30 y dgo. a las 16 por América. Cond.: J. Rial (gala) y P. David (debate). Prod.: Endemol para América.

Por

gran hermano 2015

★★1/2 No vamos a explicar Gran Hermano (GH). Es el formato más famoso del mundo, madre de todos los realities que volvió en su octava edición después de cuatro años de ausencia y, por primera vez, transmitido por América y no por Telefe, el canal que había lanzado la novedad en 2001.
¿Por qué otra vez y qué atractivos ofrece en 2015? Atractivos pocos porque el juego carece de gracia. Una cosa era observar (“todos somos voyeurs” es la frase fetiche) a un grupo de personas encerradas en una casa sin comunicación con el exterior a principios de este milenio, todavía sin la explosión de las redes sociales, que ahora cuando además, ya hemos visto brotar bajo las baldosas a todo tipo de realities y concursos. Si bien continúa repitiéndose en varios países donde el efecto se mantiene –como en España, por ejemplo-, el boom ha quedado en el pasado.
Pero supongamos que este proceso era lógico y que lo destacable sea, a la inversa, la continuidad de la misma fórmula ya que siempre habrá un público cautivo a los pormenores de hasta dónde puede llevarnos el tedio compulsivo. Los espectadores eligen, por supuesto, cuál es el interés en mirar a gente de entre 19 a 35 años tejiendo algo que tendrá premio y sobre todo, que otorgará fama. Porque GH está ahí no tanto como entretenimiento en sí mismo (repito, desactivado) sino para volver a decirnos qué lugar tiene la fama en la tevé no importa de dónde venga. Bienvenidos, es la televisión y mientras el show funcione, adelante mis valientes. Pero que la hipocresía se note menos sería esperable. Cuando todos los medios hacen “gala” de la campaña #NiUnaMenos por los femicidios que no cesan, al cuarto rojo de la casa fue invitada Vicky Xipolitakis para cumplirle el sueño a Eloy, uno de los participantes. Y allí estuvo, expuesta en baby doll negro, haciendo y dejándose hacer masajes para que desde el piso, el pensador Gabriel Levinas reconociera el asomo de “carpita” en ese pobre pibe sometido a un estímulo perverso. Claro que algo tiene que pasar ahí adentro para no morirnos del embole ahora que Victoria Vanucci y su sillón no están.
El combo GH incluye toda la semana y a todas las figuras del canal: la gala con Rial, el debate con David, el resumen de fin de semana con Lussich y Cyrulnik, y los rebotes en el resto de los programas de chimentos. Una apuesta grande que hay que amortizar y que por ahora ha dado sus frutos porque devolvió a América el tercer lugar del que lo había desplazado Canal 9. El volantazo dio resultado así que sigamos mirando.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *