Cine / 4 de Junio de 2015

Spy: una espía despistada

(EE.UU, 2015, 120′) Comedia. Dir.: P Feig. Con M. McCarthy, J. Statham, J. Law, R. Byrne. Apta para mayores de 13 años.

Por

spy una espia despistada cine revista noticias

★★★★ Era difícil encontrar una actriz cómica. Comediantes, incluso buenas, hay muchas, pero actrices cómicas, la verdad, no. Pero tenemos a Melissa McCarthy, por suerte. Spy es la historia de una mujer que trabaja en la CIA como analista y que tiene muy poco de heroína de acción. Por esas cosas medio absurdas de las tramas de espionaje y acción, es obligada a dejar la pantalla de su PC y transformarse en agente de campo, algo para lo que ser una señora obesa no ayuda demasiado. Primer gran acierto de McCarthy: ya se ha burlado de su cuerpo y no concentra todas las posibilidades cómicas en eso. El asunto es reírse de ser mujer en un mundo de hombres, y para ello ayuda hasta la villana de la película (la gran Rose Byrne). Aquí hay acción y hay comicidad, pero también, como en las anteriores películas de Paul Feig –“Damas en guerra” y “Chicas armadas y peligrosas”, ambas también con McCarthy– una mirada ecuánime y libre de prejuicios sobre las diferencias de género. Léase “género” tanto en el sentido sexual del término como en el cinematográfico: Spy nos dice que todo film de superacción es, también, una comedia. El elenco incluye a Jason Statham, que eso de que las piñas-patadas siempre tienen algo del clown y del circo lo sabe perfectamente bien. Por lo demás, Feig sabe cómo generar empatía con los personajes y cómo hacer para convertirlos en algo más que puros títeres al servicio del gag. Aire fresco en el cine.

 

Comentarios de “Spy: una espía despistada”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *