Salud / 11 de Junio de 2015

Confirmado: saltearse comidas engorda

Ingerir alimentos una sola vez al día aumenta la grasa abdominal. Y eso, incrementa el riesgo de diabetes.

Por

Saltearse comidas engorda

Saltearse comidas influye en la acumulación de grasa en la zona abdominal, según estudios científicos recientes. Las investigaciones fueron hechas con ratones que solo recibieron una comida al día durante varios días: todos ellos desarrollaron resistencia a la insulina en sus hígados, lo que para los médicos es una señal casi segura de diabetes a futuro. ¿Cómo es el proceso?

Cuando los niveles de insulina están bajos, el hígado libera glucosa (lo hace, por ejemplo, cuando una persona duerme, para que el cerebro tenga energía). Pero esta  producción de glucosa se frena luego de una ingesta de comida, cuando la insulina es liberada por el páncreas y desarrolla su tarea primaria de remover el azúcar de la sangre y distribuir la glucosa hacia diversos tipos de células que las absorben para obtener la energía necesaria para seguir funcionando normalmente.

Cuando los científicos comprobaron que saltearse comidas provocaba aumento de peso en los ratones de experimento, esos animales fueron puestos a dieta estricta. Pese a eso, la grasa acumulada en sus abdómenes era mucho más alta que la hallada en los roedores que habían tenido libre acceso a comida a lo largo de todo el día. Además, los ratones que habían comido solo una vez al día tenían un efecto rebote, y engordaban más velozmente luego de ser puestos a dieta estricta.

El exceso de adiposidad abdominal está relacionado con la resistencia a la insulina, el riesgo de diabetes tipo 2 y las enfermedades cardiovasculares. “Estos resultados refuerzan la noción de que pequeñas raciones de comida a lo largo del día ayudan a perder peso -explica Martha Belury, profesora de nutrición humana de la Universidad del Estado de Ohio, que dirigió el estudio-. No es bueno saltearse comidas para reducir la ingesta de calorías porque esto provoca que el cuerpo sufra grandes fluctuaciones en sus niveles de glucosa e insulina y esto provoca que la persona aumente de peso, en lugar de bajarlo”.

Seguí a Andrea en Twitter: @andrea_gentil

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *