Salud / 20 de Junio de 2015

¿Antidepresivos contra el Ébola?

Los científicos investigan remedios que ya estén en uso y que tengan efecto contra el virus.

Por

Contra todo lo esperable, dos fármacos aprobados por la FDA (la Food and Drug Administration, agencia que controla calidad de medicamentos y alimentos en los Estados Unidos) para actividades tan diversas como tratar la depresión y ciertas enfermedades cardíacas podrían llegar a ser utilizados para combatir el virus del Ébola. Desde que comenzó en febrero del 2014 y hasta febrero de este año, este virus infectó a casi 23.253 personas en todo el mundo, y mató a 9.380, con una letalidad cercana al 60%. La epidemia comenzó en África, asolando a Liberia, Sierra Leona, Nigeria y Senegal, y luego se extendió hasta Malí, España, Reino Unido y los Estados Unidos, al ritmo de los vuelos internacionales.

Tras hacer un examen sistemático de más de 2.600 compuestos, los investigadores identificaron 30 fármacos aprobados que mataron el Zaire ebolavirus en cultivo. Los científicos limitaron estos compuestos a dos candidatos que pertenecían a la misma categoría de fármaco: un bloqueador del canal de calcio utilizado en el tratamiento de las enfermedades del corazón que se comercializa bajo el nombre de Vascor e, inesperadamente, el antidepresivo de uso general Zoloft.

Ambos fármacos protegieron a ratones de laboratorio de la infección del Ébola, bloqueando el virus para que no entrara en la célula hospedadora. Alrededor de un 70% de los ratones tratados con Zoloft sobrevivió a la infección, y todos los ratones fueron salvados de la muerte por el Vascor. Los experimentos en las células de cultivo indicaron que ambos fármacos son efectivos contra dos tipos de especies del virus del Ébola, el Zaire ebolavirus y el Sudan ebolavirus, así como otros tres virus muy relacionados.

Mientras tanto, siguen las pruebas con dos vacunas posibles, aprobadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para ser testeadas al menos sobre 30 mil personas en el oeste del continente africano.

Seguí a Andrea en Twitter: @andrea_gentil

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *