Opinión / 2 de julio de 2015

Posporno: una forma de correrse del límite

Transgresión y arte, un cóctel explosivo que pone en tela de juicio las “las buenas costumbres”.

Por

Un grupo de "artivistas" desató el escándalo al representar una escena porno en vivo en el hall de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires.

Cuánto ruido provoca un micrófono en una vagina. Cuánta ansiedad por lo correcto, cuánta la espera de un comunicado, un decreto, una sanción ejemplificadora que ponga el sello para dar alivio a aquellos que necesitan demarcar que el límite ha sido cruzado. Y sí, claro que fue cruzado. No es hora de pedir disculpas ni hacerse la confundida. Es que cuerpos desnudos y sexo explícito en un lugar público (pero no un jardín de infantes sino una universidad adonde concurren mayores de edad) están para eso. No para excitar, no para masturbarse, no es para pasarla bien. Está para incomodar, para que esos cuerpos ocupen el espacio, se expandan y molesten. Es de esos malestares que han surgido algunos derechos.

Los noticieros, las redes sociales, encargados de edificios y movileros mostraban su preocupación por saber: “Usted de qué lado está”. Desde los que llaman a las radios para interrogar al éter en qué mundo vivimos, hasta los que le echan la culpa al Gobierno, desde los defensores de los claustros y los contenidos académicos hasta quienes tienen ganas de mandar a lavar los platos a las artes performativas.

No voy a sumar opinión porque sobra griterío. Apenas describo una impresión ante semejante disgusto. Ahí están el filósofo feminista Paul B. Preciado (antes Beatriz), la ex porno star y artista performática Annie Sprinkle, la politóloga y cineasta pornofeminista Erika Lust o la activista posporno Águeda Bañón, nueva directora de comunicación del Ayuntamiento de Barcelona, para reabrir lo que estaba cerrado. A lo mejor sirvió para eso. Para poner en duda los juicios antes del apuro por quemar brujas.

 

5 comentarios de “Posporno: una forma de correrse del límite”

  1. Estas pavadas ya se hacian en la epoca de mis abuelos o antes,lo que revienta es el lugar donde estudia el futuro de la Patria,esos jovenes que no dejan circular cortando las calles,destruyendo con pintadas las universidades,haciendo politica barata que encima no garpan un mango,disculpen el lenguaje pero apenas termine como pude la primaria porque a los 12 años laburaba y todo el dia para parar la olla en mi casa y duele que estos chicos mantenidos rompan lo que pagamos todos,vayan a laburar vagos.

  2. Lamento mucho el destino que se le da a los impuestos que pagamos para que la educación llamada gratis en mi país.

  3. La grey artistica en manos de depredadores de la colonia ¿ periodistica ? , cuando encuentran a un personaje que es tan liberal como Vicky, algo malicioso tienen en su interior, que no los deja reflexionar. Señores la Griega a la que ustedes denostan tan facilmente, le resbala la franela, esta como el mismo robocop, perdio la sensibilidad , despues de todos los ” retoques ” que tiene su cuerpo ya todo METALIZADO…….Tontos.
    Saben que es lo mas grave que todos ustedes se hacen los boludos y no recapacitan para referirse al mensaje al pueblo de la Viuda cuando en las cuevas de Vietnam, amenazo : Aqui deberiamos entrenar nosotros ? o aquel dia en Rosario y sin ponerse colorada vocifero.¡ Ahora vamos por todo !……..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *