Opinión / 9 de Julio de 2015

El Papa Francisco habló de amor y unión en un Ecuador dividido

La visita del Papa no logró ocultar las dificultades políticas. Oposición y manifestaciones contra el régimen de Rafael Correa.

Por

Papa Francisco
DOMINGO 5 DE JULIO. El papa Francisco saluda a los asistentes junto al presidente de Ecuador, Rafael Correa, en Quito

La llegada del Papa Francisco constituyó un hecho histórico. Por segunda vez un sumo pontífice visita Ecuador, algo que no sucedía desde 1985, año en que Juan Pablo II desembarcó en el país. Durante tres días y con jornadas que duraron más de quince horas, a sus 78 años, Francisco estuvo siempre fresco. Incansable.

Guayaquil y Quito fueron las ciudades en las que el Papa desarrolló sus actividades. Allí, habló sobre el amor, la familia, la integración, y repasó ideas de la Doctrina Social de la Iglesia. La visita del Vicario de Cristo concentró la atención de la mayoría del país.

Las frases más destacadas de Francisco giraron en torno a la inclusión de todas las personas en los procesos de la sociedad. “Que no haya exclusividad”, dijo. También subrayó que en la familia debe ganar el amor.

Según fuentes gubernamentales, Ecuador recibió a 250 mil personas durante la estadía del Papa. En su mayoría feligreses que ingresaron vía terrestre desde Perú, Colombia y Costa Rica. Sin embargo, la congregación más grande se dio en Quito. Allí, Francisco pronunció una misa en el Parque Bicentenario y se colocó un monumento en homenaje a su visita.

Pero la fe y algarabía que trajo Francisco no pudo con los problemas políticos que vive el país. En su primer recorrido del aeropuerto de Quito hasta la nunciatura, lugar donde se alojó, se dejaron oír los gritos opositores. “Fuera Correa” exclamaban algunas de las personas que salieron a la calle a saludar al Papa.

José Leavy, periodista de la cadena CNN relató en uno de sus informes que el transporte que trasladaba a los periodistas internacionales fue desviado de su recorrido para que no presencien las manifestaciones en contra del régimen de Rafael Correa.

En este contexto, Francisco llamó al diálogo y a la unidad, y señaló que “el pueblo ecuatoriano se ha puesto de pie con dignidad”. Pese a ello, y tras su partida, se anunciaron más protestas en Ecuador, inclusive un paro nacional organizado por todos los gremios cuya fecha se dará a conocer el próximo lunes en rueda de prensa.

*Periodista.

 

5 comentarios de “El Papa Francisco habló de amor y unión en un Ecuador dividido”

  1. Amigos, creo que ya es hora, de que la sociedad se comprometa a liquidar con h.de mil…..y empecemos a tomar nuestra responsabilidad, ya que al gobierno solo le interesa, enroscarse para no perder el poder y mirar de espalda ante la magnitud de los echos que ocasionan los asesinos de adolescentes, a los que matan sin piedad. Por favor como pueblo, pantalones largos, muchos huevos, para forzar a esta gobierno, que se deje de hipocresia y si no estan preparados, este buen consejo de Santo Tomas de Aquino ; ¡ Huye….. de las cosas que te exceden………!

  2. Ahora no se como llamarlo, me da mucha pena, y ustedes diran que mas da.
    Y no es el bala perdida, es el hombre que tal
    vez lo haya elegido Dios, pero
    para otros fines, los de amor al próximo, a los niños
    desnutridos y tuberculosos

  3. Como todo hombre tiene precio, tambien al parraco le causa ” atraccion ” ademas de
    poder , la parte monetaria tanto como la espiritual, por lo que ya estuvo pifiando
    cuando pidio Iglesias para pobre, Craso error , el pedido debe ser que no haya pobres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *