Opinión / 26 de julio de 2015

Metamorfosis de Macri

El cambio de discurso del jefe de gobierno porteño y precandidato a presidente Mauricio Macri ante el resultado del ballottage en la ciudad.

Por

GLOBO PINCHADO. La casi derrota de Larreta en el único distrito PRO asustó a su jefe Macri.

Pobre Mauricio. Para regocijo de Daniel, Sergio, Margarita, Martín y los muchos progres que lo odian por creerlo un neoliberal desalmado, perdió en su propio feudo y vio esfumarse su sueño de suceder a Cristina en la Casa Rosada. Aunque la realidad es un tanto distinta, no bien se supo que Horacio Rodríguez Larreta había ganado el ballottage porteño por solo 3,2 puntos, los resueltos a cerrarle el camino a Macri se pusieron a festejar lo que suponían sería su inminente defunción política. Entre los sepultureros más entusiastas se encontraba Martín Lousteau: convencido de que más del 48 por ciento de los votantes de la Capital Federal lo habían apoyado por su “carisma” personal, no porque la mayoría quería frustrar las aspiraciones de Macri, el rencoroso ex ministro de Economía de Cristina les pidió oponerse al ingeniero en todas las elecciones siguientes, saliendo así del “espacio” que, con Ernesto Sanz y Elisa Carrió, había compartido con el líder porteño.
¿Logrará Lousteau consolidarse como un líder político emergente, portaestandarte de una nueva generación, como dicen los impresionados por la cantidad de votos porteños que cosechó? Es factible, pero, como podrían recordarle Francisco de Narváez, el hombre que humilló a Néstor Kirchner en las legislativas de 2009, o Sergio Massa, protagonista de una hazaña aún mayor que puso fin a la fantasía de una Cristina eterna, los beneficios producidos por lo que muchos toman por un éxito electoral sorprendente suelen resultar efímeros. Entre otras cosas, a los miembros del establishment político no les gusta que un novato les haga sombra.
Aunque para indignación tardía de muchos, todos los encuestadores previeron que Rodríguez Larreta triunfaría por un margen mucho más holgado que el que finalmente se registró, el candidato mismo pareció entender desde el vamos que no le sería tan fácil distanciarse del retador. Bien antes de abrirse los cuartos oscuros porteños, dijo que para ganar solo necesitaría la mitad más uno de los votos, una afirmación que, dadas las circunstancias entonces imperantes, ocasionó cierta extrañeza. Con todo, el candidato de Pro tenía buenos motivos para desconfiar de los pronósticos. Luego de sumar los votos kirchneristas, izquierdistas y progres, y sustraer los que hubieran aportado los muchos, casi cien mil, porteños relativamente acomodados que optaron por irse de vacaciones, intuía que no le sería nada fácil anotarse la victoria apabullante que habían imaginado los estrategas macristas.

En esta oportunidad, el optimismo excesivo de Macri y ciertos miembros de su equipo les resultó contraproducente; sin proponérselo, se las arreglaron para transformar un triunfo, uno ajustado pero así y todo real, en una derrota psicológica, de tal modo brindando a sus adversarios un pretexto para pintarlo como un perdedor nato. Por razones que en el fondo son parecidas, los macristas habían supuesto que, para tener una posibilidad de ganar en octubre, les sería necesario persuadir al electorado de que una marea amarilla estaba por inundar buena parte del país, de ahí el triunfalismo voluntarista que se apoderó de tantos en vísperas del ballottage. Puesto que les salió mal, tuvieron que improvisar un plan B.
Lo entendió enseguida el propio Macri. Sin demorar un minuto, el jefe del gobierno porteño se reubicó en el mapa ideológico saltando hacia el centro al afirmarse a favor de mantener YPF y Aerolíneas Argentinas en manos del Estado y de hacer de la Asignación Universal por Hijo, fruto de un proyecto de su aliada más valiosa, Elisa, un derecho consagrado por ley, no una limosna clientelista que un presidente antipático podría anular caprichosamente.
Se trata de su forma de jurar no ser un monstruo neoliberal resuelto a privar a los pobres de los subsidios a los que se han acostumbrado, sino un caudillo tan populista como el que más que, claro está, administraría con eficacia y honestidad una versión propia del “modelo” de Cristina. Es lo que a su manera se propone Daniel Scioli aunque, a diferencia de Macri, al gobernador bonaerense no le es dado hablar pestes de la corrupción porque se ve rodeado de kirchneristas que están habituados a convivir con un nivel realmente escandaloso de venalidad y que, para más señas, parecen dar prioridad a la defensa del derecho presidencial a enriquecerse a sí misma, y a su parentela, por medios que, en el legendario país “normal” de la retórica oficialista, serían considerados decididamente heterodoxos.
Además de procurar tranquilizar a los asustados por la sospecha de que un eventual gobierno de Macri que, según los kirchneristas y progres, sería “liberal”, no vacilaría en llevar a cabo algunos ajustes salvajes, los socios del líder porteño dan a entender que ha abandonado la esperanza de que Pro siga creciendo hasta convertirse en el próximo gran movimiento nacional. Hasta nuevo aviso, Macri tendrá que resignarse a ser un integrante, con suerte primus inter pares, de una alianza abarcadora en que los radicales y la gente de Carrió desempeñarían un papel más importante que el cumplido hasta ahora, y que ofrecería un lugar digno a aquellos peronistas presuntamente evolucionados que estén dispuestos a colaborar. En opinión de muchos, de haber actuado tal modo hace medio año, Macri se hubiera ahorrado las derrotas que sus apadrinados sufrieron en Santa Fe y Córdoba y en la actualidad estaría mejor posicionado en la provincia de Buenos Aires. Puede que quienes piensan así estén en lo cierto pero puesto que, los historiadores revisionistas aparte, a nadie le es dado modificar el pasado, nunca lo sabremos.
La estrategia pre ballottage de Macri se basaba en la idea de que, más temprano que tarde, la mayoría, consciente de que una vez más el peronismo había llevado el país a un abismo, reclamaría un cambio de rumbo copernicano, reeditando aquí lo que ha ocurrido en algunos países europeos al fracasar gobiernos socialdemócratas. Fue por temor a que el Pro se diluyera hasta que, como la Ucedé de Álvaro Alsogaray, terminara deglutida por el peronismo omnívoro que durante tanto tiempo intentó mantener a raya a los socios del frente Cambiemos que se formaba en torno suyo.
Olvidaron los macristas de la primera hora que la Argentina es un país mucho más conservador que cualquiera en Europa salvo, tal vez, Grecia e Italia, uno en el cual las víctimas de décadas de populismo miope siguen temiendo más al “cambio” que a las consecuencias previsibles de “la continuidad”. Para desconcierto de los resueltos a ensayar reformas drásticas, pocos prestan atención a quienes advierten que es insostenible por mucho tiempo más el “modelo” kirchnerista porque está agotándose con rapidez la plata que necesitaría para mantenerse a flote. Así las cosas, a Pro le hubiera convenido que estallara hace tiempo la gravísima crisis económica que nos aguarda, pero el Gobierno logró postergarla. Si bien desde el frente económico siguen llegando novedades preocupantes, no inciden tanto en el estado de ánimo del electorado como ocurriría en otras latitudes en las que un aumento mínimo de la tasa de inflación o una merma leve de la producción industrial serían más que suficientes como para hundir a un candidato electoral oficialista.

Irónicamente, el que Macri parezca haberse convertido de golpe en un populista no tardó en tener un impacto económico negativo al llegar los inversores en potencia a la conclusión de que, pase lo que pase en el ámbito político, la Argentina seguirá aferrándose a esquemas que a su juicio son peor que inútiles. Asimismo, para inquietud del gobierno kirchnerista y del equipo de Scioli, ha reaparecido el dólar blue, hay dudas en cuanto a la capacidad del ministro de Economía Axel Kicillof y el mandamás del Banco Central Alejandro Vanoli para impedir que las reservas se evaporen antes del 25 de octubre y, mes tras mes, en los supermercados el consumo sigue cayendo a pesar de la voluntad gubernamental de estimularlo confeccionando más pesos. En buena lógica, el nerviosismo que está agitando a los mercados debería favorecer a los partidarios del cambio, pero parecería que fortalece a quienes se aseveran resueltos a asegurar que todo permanezca más o menos igual.
Scioli reza para que no ocurra nada alarmante en la quincena que nos separa de las PASO o en las semanas siguientes: su propio destino depende de la ilusión de que lo único que precisa “el modelo” es algunos retoques menores. Por su parte, Macri se ha resignado a tratar de hacer pensar que a él también le importa mucho la estabilidad, lo que no ha sido óbice para que Kicillof lo acusara de “fomentar una corrida bancaria” al “mandar a la gente a comprar dólares”. De todas maneras, parecería que Macri ha decidido cambiar su propia imagen para que se asemeje más a la de su contrincante principal, acaso porque ya está harto de esperar a que las circunstancias hagan de una ruptura con el populismo tradicional una opción irresistible. Sucede que, tal y como fue el caso cuando la convertibilidad se acercaba al cementerio en que yacen tantas iniciativas fallidas que en su momento disfrutaron del consenso mayoritario, lo que los kirchneristas llaman su “modelo” contará con el apoyo de buena parte de la ciudadanía hasta dar sus últimos estertores.

 

20 comentarios de “Metamorfosis de Macri”

  1. MACRI PASAYO, MENTIROSO DECI LA VERDAD…….QUIEN ES TU AMIGO QUE GANA TODAS LAS OBRAS DEL GOB. DE LA CIUDAD…LO CONOCES? ERA COMPAÑERO DE LA ESCUELA….E INTEGRA TU MESA CHICA PRO…NO ACORDÁS????? Y LA PRENSA LIBRE QUE NADA SABE?? TE PRO..TEJE…JOJOJOJOJOJPAYASOOO

  2. Coincidencia total con Viviana.
    Este supuesto periodista, sólo columnista inventado en los peores tiempos
    muestra un grado de soberbia, que hace mucho daño al país

  3. Alejandro: aqui no se habla de la Presidenta…eso unicamente lo trae a colación… “tu euforico fanatismo”….Aca el que “pifio”…canbiabndo su discurso…que en todos los canales se vio…es “el pibe Mauricio”…y no le demos mas vueltas al asunto…no tiene sentido…lo demas es lo demas…Por lo tanto te diré que su error fue “grosso”….en realidad no tiene iguales en esta campaña electoral…es propio de un “advenedizo” politico circunstancial (presidente unicamente de un Club de futbol importante)…que advirtio que el resultado de las elecciones en la C:A:B:A: constituian una derrota para el P.R.O. y quiso “arreglar el asunto”…”dando vueltas su discurso”…sinceramente como politico es “un improvisado”….le falta muchisimo…entonces de asumir la presidencia…que nos espera…??? El segundo De La Rua tal vez…??? Pobre pais…que vaya “alquilando el helicoptero”…!!!

    1. vota a Scioli,descerebrado y seguila chupando con tus comentarios sin sentido,4 años de recesion,30% de inflacion anual,corrupcion por doquier,25% de pobres,caida de las exportaciones e importaciones,un preso gnando mas que un jubilado y un titere como el motonauta es una buena eleccion.”GIL”

  4. No se puede mentir por conveniencia electoral…no conduce a ningun lado…cuanto duro De La Rua….si Macri accede al gobierno cuanto va a durar…???…No se pude mantener una justici corrupta (caso Nisman)…o (Uds.creen que ese es “un caso aislado”…???…Es manifiesto que cuando una “perdura toda una vida” en un cargo publico…se corrompe…”no hay vuelta que darle”…por mas que se inventen pretextos…(y aqui los cargos judiciales unicamente esos…son “vitalicios”)…entonces…la justicia podra “ser independiente”…pero nunca del “propio interes de sus funcionarios”…que son quienes precisamente deben ser los “no corruptos”…

  5. PREGUNTO YO ¿Y ACASO LOS KIRCHNER NO CAMBIARON SU DISCURSO?
    EN LOS 90 ERAN PRIVATIZADORES Y DECIAN QUE MENEM ERA EL MEJOR PRESIDENTE DE LA HISTORIA, ADEMAS DE QUE NUNCA LE DIERON PELOTA A LOS DD.HH. LUEGO FUERON ESTATIZADORES, DENOSTARON A MENEM Y SE CREEN LOS ADALIDES DE LOS DERECHOS HUMANOS. 180 GRADOS. PERO CLARO, ESTO LOS CHORIPANEROS NO LO VEN

    1. Nunca dijo que fue el mejor presidente de la historia, sino desde el gobierno de Perón, ningún presidente había hecho lo que estaba haciendo Menem por ayudar a esa región. Todo dirigido a conseguir más apoyo y ayuda federal para su provincia.

  6. La realidad politica argentina, es compleja. La capital es distinta del resto del pais, y casi opuesta a la provincia de Buenos Aires.Macri, gano en la capital, y menos de lo esperado, y este fenomeno debe relacionarse con Santa Fe, Cordoba. El macrismo solo influye en la capital, y no ha logrado expandirse como lo pensaban algunos. Tampoco logro derrumbarse Cristina Kirchner, y es la politica con mayor credibilidad, despues de 12 anios de gobierno. Querer implantar la idea del Kirchnerismo corrupto, y la oposicion no, no es creible, porque Macri, esta procesado por espiar a los vecinos de la capital,y no es un infundio, hay elementos probados.Si agregamos, la identificacion que tiene el ciudadano de la Argentina, tiene con el Pro, neo- liberalismo, trae ajustes, ajustes trae desempleo, la opcion entre muchos ciudadanos, no es facil, de adivinar.La politica, en toda parte del mundo, es interactiva, ante la accion, de una determinada conducta, de un politico, inmediatamente, la ciudadania, reacciona, como influyo, la reaccion de la ciudadania, ante este cambio imprevisto de Macri, como reacciona un comprador de un auto usado, si en un segundo le rebaja el precio, en un 50 por ciento, desconfia, y se pierde la oportunidad por parte del vendedor, de venderlo. En el area de la logica-matematicas, lo de Macri, es dificil de sostener, como lograra solventar sus politicas estatistas, sino mediante impuestos, politica que le ocasiono al Kirchnerismo cientos de problemas, especialmente en el 2009, donde la sociedad rural, los caceroleros de clase media, casi se lo llevan puesto, y son estos los seguidores de Macri, bastaba escuchar el murmullo de reprobacion , que se produjo en el bunker del Pro, cuando Macri, anuncio su identifcacion con la politica Kirchnerista.

  7. Tres comentarios,dos de un idiota util,EDU,y otro de Viviana,Viviana a Macri le tienen miedo,por algo compran o cambian jueces le tienen miedo a perder sus beneficios,sus coches importados,sus residencias en barrios privados,Puerto Madero,y mienten,mienten,que algo quedara (Maquiavelo)soy de la zona de Lanus que balearon a un matrimonio el señor de 77 años el sabado pasado,en este barrio todos fuimos robados y Scioli nos promete que cuando sea presidente,negrito estas gobernando ahora,sos el gobernador,hacelo ahora que esperas,dejate de versos viejo.

  8. Quien escribió esta suciedad. Macri gano con el 51% puro mientras que Lousteau gano con los votos k. Y la ciudad tuvo que malgastar 58 millones de pesos para que lousteau volviera a perder.!!!.. Esta nota es una verguenza. La revista noticias ensucia al único candidato que quiere mostrar que es distinto. Cuando dijo que no quiere privatizar las empresas que están estatizadas y quiere cambiar la conducción y control de las mismas para que sean eficientes lo dijo porque volver a privatizarlas también es un costo para el país que no podemos afrontar.. Y por favor los periodistas de Noticias infórmense. Porque este gobierno k nos deja 10 años de depresión y un banco central qebrado, inflación y mayor deuda externa e interna, miseria y mortalidad infantil en todo el país…. Ensucien a CFK y todos sus funcionarios corruptos y a Scioli que se enriqueció con su gobierno y no hizo nada en la provincia nada yo vivo hace 5 años y hay miseria, droga, corrupción y la gente va a trabajar, a estudiar y a los hospitales en la ciudad de buenos aires.. El 45% de la población de la provincia de buenos aires va a la ciudad a los hospitales ..Y la mortalidad infantil en la capital federal es del 6.7% la más baja del país y se trabajará para reducirla totalmente. Todos los hospitales eva perón nacionales están abandonados.. Ven el 26/07 ni se festejo el deceso de Eva Perón. Porque no estuvo en cadena nacional CFK para conmemorarla porque… Porque ellos son montoneros comunistas y usan a Perón y Eva para los votos. Sinceramente antes de hacer análisis de los candidatos fijensé sus obras… Y estoy cansada de leer y escuchar que a Macri lo comparan con Menem que hundió su propia provincia y al país cerrándose empresas e industrias en sus gobiernos y también ahora lo comparan con Nestor solo porque quiere mantener estatizadas las empresas. dejémonos de joder y ocúpense de los que nos deja este gobierno corrupto…

    1. BiEn Viviana Macri escucha a la gente y no a los periodistas q viven en un frasco lleno de frustraciones personales pasadas muy bueno tu comentario te felicito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *