Cultura / 28 de Julio de 2015

Cómo elegir un libro

Se publican tantos textos que es difícil saber qué leer. El periodista cultural Maximiliano Tomas nos ayuda con la decisión.

Por

Por las características que en la actualidad tiene el negocio editorial, es probable que a cualquier amante de los libros le suceda perderse en la multitud de lanzamientos que abarrotan la mesa de novedades de las librerías. Frente a este panorama, la ayuda de un crítico se vuelve esencial, para no equivocarse y llevarse a casa un texto –carísimo– que decepcione.
Esa es la tarea que desde hace años emprende, desde diferentes medios (el suplemento literario del diario Perfil, el diario La Nación o la revista “Quid”) Maximiliano Tomas, uno de los importantes periodistas culturales de la actualidad, que acaba de compilar parte de su trabajo en un libro: “¿Qué leer?” (Reservoir Books). El volumen se postula como una guía para elegir o descartar lecturas. Por ejemplo, incluye una selección de artículos agrupados bajo el título “Qué no leer”. También, sirve como introducción a los más jóvenes e interesantes autores argentinos, esos que no suelen verse beneficiados por las más ruidosas estrategias de marketing de las editoriales. Honesto, directo, sin anestesia Tomas se caracteriza por decir lo que piensa aunque sean multitud los que piensen lo contrario, Aquí, en diálogo con NOTICIAS, una muestra de sus ideas.
Noticias: ¿Cómo hace un lector hoy para guiarse a través de la interminable cantidad de novedades literarias de cada mes?
Maximiliano Tomas: Cada lector debe tener su método como para evitar caer víctima del marketing y la publicidad. Sobre todo hoy, que los libros están caros y una compra fallida puede llegar a ser muy frustrante. Yo recomiendo guiarse por la crítica (cada uno debe encontrar el crítico a su medida). Por las editoriales detrás de las que uno sabe que hay un editor atento y generoso, que construye catálogo. Y también por los libreros: quedan en Buenos Aires cinco o seis librerías atendidas por tipos que saben mucho y aman su oficio.
Noticias:¿Cuál es la mejor novela que se publicó en el último año?
Tomas: Aunque falten seis meses para las encuestas que un poco por deporte se hacen en los suplementos culturales cada diciembre, estoy seguro de que uno de los libros nacionales de ficción más mencionados va a ser “El espectáculo del tiempo”, de Juan José Becerra. Todavía no volví a leer otra novela que se le acerque en ambición y destreza narrativa.
Noticias: ¿Qué diferencia hay entre un escritor talentoso y uno genial?
Tomas: Un poco en broma pero bastante en serio suelo decir que Buenos Aires es la ciudad con más escritores por metro cuadrado. Todo el mundo anda con un libro propio bajo el brazo. Hay, claro, mucha gente que escribe correctamente, e incluso muy bien. Pero existe una diferencia insalvable entre escribir bien y hacer literatura. Y otra enorme entre los escritores buenos o talentosos, que abundan, y los genios. El genio literario es alguien cuya obra, por el motivo que sea, marca un antes y un después. Aparecen dos o tres por siglo. En la Argentina tuvimos a Borges. Con eso nos alcanza todavía por un tiempo.
Noticias: ¿Cuáles son, en su opinión, los escritores más sobrevalorados de los últimos años?
Tomas: Todo cambia de un libro a otro, porque un escritor puede alcanzar la cima de su obra de repente y sin aviso, o publicar un libro deslumbrante y luego caer en la intrascendencia y el olvido. Pero la peor parte de la profesionalización del escritor y la necesidad de generar ganancias de la industria editorial es la de suponer que un autor es como un jugador de fútbol, que debe tener una “carrera” sostenida en el tiempo. Así, se fabrican apellidos que funcionan como marcas, y a los que se les exige un libro cada dos años. El japonés Haruki Murakami es uno de ellos: que su nombre figure cada tanto como candidato al Nobel es poco menos que una broma de mal gusto. Ahora hay otras dos modas literarias: la del noruego Karl Ove Knausgård y la de la catalana Milena Busquets.
Noticias: ¿Qué escritores argentinos jóvenes deberíamos leer sí o sí?
Tomas: Si ponemos el atributo de la novedad, más atinado a la hora de hablar de literatura, sobre el de la juventud, y luego nos ceñimos solamente a los autores nacidos entre los años ’70 y ’80, surge con bastante claridad un panorama de escritores de ficción a los que hay que estar atentos. Entre ellos están los nombres de Iosi Havilio, Federico Falco, Ariana Harwicz, J.P. Zooey, Félix Bruzzone, Samanta Schweblin, Roque Larraquy, Matías Alinovi, Ramiro Quintana, Sebastián Robles, Luciano Lamberti, Selva Almada, Nicolás Mavrakis. Y son solo algunos.
Noticias: ¿Qué hace cuando no lee?
Tomas: Escribo para diarios y revistas. Doy talleres literarios y coordino el Área de Letras del Centro Cultural San Martín. Organizo eventos como La Noche de la Filosofía. Veo películas y series. Juego al fútbol. Pero sobre todo trato de ser un buen padre para mis dos hijas, el trabajo más complicado de todos.

 

5 comentarios de “Cómo elegir un libro”

  1. Ideología del set – Por Horacio González ** Sociólogo. Director de la Biblioteca Nacional.
    – – – – – – – – – – – – – –
    El mito de Osiris. El asesino de Osiris fue su hermano Seth, quien usurpó su trono, mientras que la esposa de Osiris, Isis, recuperó el cuerpo de su esposo y concibió póstumamente un hijo con él. Horus; luego, este se convirtio en el rival de Seth, vengando la muerte de Osiris.
    https://www.youtube.com/watch?v=XvXGuNgDwhQ

    1. Dado que la mayoría de los funcionarios argentinos prestan juramento según fórmula 1 por los Santos Evangelios
      y los Evangelios sin Antiguo Testamento nada significan
      me llama la atención que el director de la Biblioteca Nacional tenga noticias del tío de Horus, hermano de Osiris y cuñado de Isis y no conozca la genealogía de Jesús;
      Jesús -según la genealogía de Lucas 3,23- desciende de Set, hijo de Adan.
      A lo mejor el ex-responsable de la Oficina de Prensa de la Conferencia Episcopal Argentina don Jorge Oesterheld pueda donar algún ejemplar de Biblia Latinoamericana a la Biblioteca Nacional

  2. Tengo una librería desde hace unos años -CLR Libros- y si bien estoy de acuerdo con sus palabras en cuanto a la selección del libro por leer, me resulta totalmente ofensivo que diga tan suelto de cuerpo que “en Buenos Aires quedan 5 ó 6 librerías de tipos que saben”. ¿Supone que los demás somos vendedores de chorizos o entregadores seriales de novelitas como Cincuenta sombras?. Debería saber que somos muchos los libreros que le ponemos ganas, conocimiento y esfuerzo, que varios tenemos bastantes años en el oficio -algunos más, otros menos- y que no debería tener dichos tan hirientes y desconsiderados para con los libreros. Bastante es nuestro esfuerzo para mantener abiertos nuestros negocios, lidiando con altos alquileres y demasiados impuestos, como para tener que leer estas palabras casi descalificatorias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *