Sociedad / 11 de Agosto de 2015

Agustina Kämpfer, casi celebrity

Protagonista de la prensa del corazón, deja atrás la política. El cruce con Macri y un SMS irónico.

Por

Agustina Kämpfer está empezando a entender el sentido de la frase apócrifa de Don Quijote: “Ladran Sancho, señal que cabalgamos”. O su versión barrial, más transparente: “bien o mal, lo importante es que hablen”. Para cualquier celebrity son frases de cabecera y Agustina ya es casi una celebrity
Tan feliz parece estar con su nuevo estatus en el showbiz, que le hizo una sonrisa de oreja a oreja a Santiago del Moro (siempre complaciente con ella) cuando la incluyó en el cuestionario “ping pong” a Mauricio Macri, esta semana, en la visita del candidato a “Intratables” por el cierre de campaña.
“¿Kämpfer-Rial o Kämpfer-Boudou?”, preguntó el conductor. “¡No la puedo creer!”, exclamó la panelista con sonrisa asombrada. Lo que no se esperó fue la honestidad brutal de Mauricio: “Yo creo que ella mejoró. Rial está por verse”.
Cambio. El estado de gracia de Agustina no se debería tanto a la meditación, la comida naturista o el amor, como a la eficaz estrategia que la aleja cada vez más de su pasado político para acercarla al superficial mundo de la farándula.
Esta semana posó, con varios cambios de ropa en hotel de lujo, para la revista “Gente”. Allí, mostró sus tatuajes, habló de alimentación sana y de Osho, su gran maestro espiritual.
También de Jorge Rial, al que admitió haberse acercado con grandes prejuicios: “Si muchos creen de mí tantas cosas que no tienen nada que ver con la realidad, ¿cuántas cosas creo de él que también están distorsionadas?”.
Sólo una frase, en esa misma nota, hizo ruido en medio del mundo feliz que pintó Agustina. Afirmó que nunca admitiría que un hombre criticara a su ex en su presencia. ¿Qué piensa decirle a Rial, que suele juzgar ferozmente a sus anteriores mujeres?
Aunque no quiso hablar con NOTICIAS, hace unos días –haciendo gala de su sentido del humor– mandó un SMS a quien escribe estas líneas (autora de la nota que se publicó la semana pasada, “Inhundible Kämpfer”). ¿Cómo consiguió el número? A través de su flamante novio, que un rato antes, vía Twitter, criticó el contenido de dicha nota y pidió el celular de esta periodista.
“Soy Agustina Kämpfer, quería decirte algo: me gustó mucho la elección que hiciste para cerrar el artículo. ¡Gran frase!”, escribió la panelista. Las palabras a las que alude son de Osho y dicen: “No importa que te critiquen, te difamen, te coronen o te crucifiquen, porque la mayor bendición que hay en la existencia es ser tú misma”.
¿Quién será en verdad Agustina Kämpfer? Eso es lo que nos preguntamos todos.

 

5 comentarios de “Agustina Kämpfer, casi celebrity”

  1. una pu…a cara que se nos ríe en la cara. Se hace la inteligente pero es una hueca como otros tantos gatos que frecuentan estos señores con dinero.

  2. dejen de darle prensa a este gato vip que nos robo la guita a todos nosotros con el mamado budu.es solo un gato pelirrojo sin cerebro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *