Showbiz / 15 de agosto de 2015

Los nuevos superhéroes

Personajes ignotos invaden las salas de cine, los canales de TV y servicios de streaming. La vida luego de Batman y Superman. Negocio detrás de los cómics.

Por

ant man
PROTAGONISTAS. "Ant-Man"un éxito de la nueva camada que también rompe la taquilla.

Una de las escenas que más carcajadas despierta en “Ant-Man”, el último tanque de la alianza entre Disney y Marvel, es cuando el protagonista recibe la misión de convertirse en el nuevo Hombre Hormiga. Antes de aceptar su destino, y salvar a la Tierra de una terrible amenaza, formula la pregunta que muchos se hicieron antes de entrar a la sala: “¿Estamos todavía a tiempo de cambiar el nombre?”. Y es que para el gran público este superhéroe era un completo desconocido hasta hace algunos meses, cuando comenzaron a circular los primeros tráilers y afiches promocionales mostrando al diminuto debutante. Lo mismo sucederá en agosto del próximo año cuando se estrene “Escuadrón Suicida”, la cinta de Warner Bros y DC que reúne por primera vez a varios de los enemigos de Batman en un mismo equipo. A excepción del Guasón, para la inmensa mayoría de los espectadores serán necesarias varias aclaraciones para entender quiénes son Deadshot, Boomerang, Rick Flag, Enchantress y otros… La hora de los nuevos superhéroes y villanos ha llegado.
El intento por llevar el universo de las historietas a otros medios es casi tan viejo como los cómics mismos. Sus inicios se remontan a una serie de cortos en blanco y negro sobre el Capitán Marvel –la creación de C.C. Beck y Bill Parker, basado en un niño que se vuelve súper poderoso cuando pronuncia la palabra “Shazam!”– que debutó en 1941 con Tom Tyler como protagonista. Ese mismo año, Superman tuvo su primera producción animada, a la que le seguiría en 1951 su primera película, “Superman and the Mole Men” con George Reeves en el rol del último hijo de Kripton.
Desde entonces, la lista de films y programas de televisión inspirada en cómics no ha parado de crecer, aunque hay casi tantos éxitos como fracasos. La “Gatúbela” con Hale Berry y el “Batman” de George Clooney son buenos ejemplos de cómo no bastan un personaje popular y un actor de renombre para asegurarse sólidos resultados en taquilla. Sin embargo, en los últimos años la fórmula se fue perfeccionando y ya existe un público fiel que espera ansioso los estrenos, lo que motiva a los productores de Hollywood a bucear aún más profundo en el vastísimo catálogo de más de siete décadas de historietas clásicas.
Fórmula. La que primero entendió este fenómeno fue Marvel, la editorial fundada en 1939 y que tiene a Stan Lee como uno de sus hombres clave, que comenzó a licenciar a comienzos de este siglo a algunos de sus personajes más importantes para sus encarnaciones fílmicas. Así, Fox compró los derechos de los X-Men, Los Cuatro Fantásticos y Daredevil, mientras que Sony se quedó con Spider-Man y New Line Cinema con el vampiro Blade. Con lo recaudado con estas inversiones Marvel se animó a producir por su cuenta y lanzó en 2008 films protagonizados por “Iron Man” y “El Increíble Hulk”. El suceso fue tal que llamó la atención de toda la industria y al año siguiente Disney compró el conglomerado Marvel Entertainment por 4 mil millones de dólares. Desde entonces, su presidente Kevin Feige lleva adelante un mega plan llamado “Marvel Cinematic Universe”, que incluye películas, series de televisión, cómics y otros materiales contando una historia interrelacionada que comenzó en 2008 y finalizará en 2019. Hasta ahora esta estrategia fue más que exitosa, dando lugar a algunas de las cintas más taquilleras de la historia. Pero con Los Vengadores mostrando signos de envejecimiento, llegó el momento del recambio y de buscar nuevos nombres y caras, que no serán tan reconocibles como la furia verde de Hulk pero que tienen que ser igual de redituables.
Trend. El puntapié inicial de la nueva generación de héroes de Marvel comenzó el año pasado con “Guardianes de la Galaxia”, un grupo ignoto que incluía a Groot, un árbol que sólo pronunciaba una palabra, y Rocket Raccoon, un mapache con trastornos de ansiedad y amante de las armas de fuego. Su éxito fue rotundo: recaudó 774 millones de dólares en todo el mundo y fue la tercera cinta más vista de 2014. Los argentinos también cayeron bajo el encanto de la aventura galáctica y más de 777.000 espectadores compraron una entrada para verlos. En mayo de este año llegó la segunda cinta de “Los Vengadores”, “La era de Ultron”, que sirvió para presentar nuevos integrantes que se sumaron a la franquicia, como la “Bruja Escarlata y Visión”, y anticipar el recambio generacional de un nuevo equipo de superdotados al servicio de la paz mundial. “Ant-Man”, que llegó a los cines a mediados de julio y sigue en cartel, tuvo la misión de pelear por las vacaciones de invierno sin el martillo de Thor ni el escudo de Capitán América. Aunque los fanáticos de los cómics saben que él fue uno de los miembros fundadores de “Los Vengadores” en las historietas, lo cierto es que el resto del público miró con recelo a un héroe que reduce su tamaño y puede comunicarse con las hormigas. De hecho, no desató la misma fiebre que “Guardianes…” pero en la Argentina superó los 400.000 espectadores y en Disney esperan que baje de cartel con al menos 150.000 más. “Ant-Man” ya está confirmado como uno de los que aparecerá en el tercer filme de “Capitán América”, que se estrena en mayo de 2016, mientras que en noviembre será el turno de otro virtual desconocido para las masas, “Doctor Strange”.
Catálogo extendido. Pero el “Marvel Cinematic Universe” no sólo incluye películas, sino que también se extiende a la televisión y los productos por streaming. S.H.I.E.L.D., la organización secreta que recluta a personas con poderes extraordinarios, tiene sus propias aventuras en la pantalla chica, “Agents of S.H.I.E.L.D.”, que ya cuenta con dos temporadas y está rodando la tercera, que debutará en el país en noviembre de 2015, siempre por Canal Sony. Y la novia del Capitán América, la agente Carter, también cuenta con su show, ambientado en la década del 40 y cuyo segundo año se verá a comienzos de 2016. En ambos casos, los sucesos de las películas influyen sobre los acontecimientos de la ficción y son frecuentes las referencias a los grandes héroes y las apariciones de personajes de segunda línea, pero que logran mantener el interés entre cinta y cinta. A eso se suma el acuerdo de Marvel con Netflix, con el que proponen tener una nueva serie de trece episodios cada seis meses. Ya se estrenó “Daredevil”, en una versión más oscura y adulta que la fallida película de Fox de 2003, y este año llegará Jessica Jones, una superheroína que termina trabajando como detective en Nueva York luego de que sus poderes causan una tragedia.
El año que viene llegarán “Iron Fist y Luke Cage”, cada uno con su propio ciclo, que concluirá con la unión de los cuatro en “The Defenders”, una suerte de vengadores urbanos.
Estrenos. El impactante ecosistema que lograron Disney y Marvel, que aún no tuvo ningún fracaso importante y recauda varios cientos de millones de dólares cada año, está inspirando a otros estudios. En el caso de Warner, su estrategia es el “DC Extended Universe”, un conjunto de películas que conectan a sus grandes héroes en torno a La Liga de la Justicia.
Tras los buenos resultados de “El hombre de acero”, que mostró a Superman bajo otra luz en 2013, el año que viene llegará “Batman vs. Superman” en marzo y “Escuadrón suicida” en noviembre. La lucha entre el encapotado de Ciudad Gótica y el salvador de Metrópolis servirá para presentar en la gran pantalla a la Mujer Maravilla, Aquaman y Flash, quienes contarán con sus propias cintas en 2017 y 2018, mientras que “Escuadrón suicida” tiene pocas caras conocidas. Inspirado en una serie de cómics de la década del 80, en los que los villanos son reclutados por el gobierno para realizar las misiones más difíciles a cambio de reducciones en sus penas, el equipo está liderado por el Guasón e integrado por nombres que no son familiares para el público, lo que inicialmente generó muchas dudas. Sin embargo, la primeras imágenes de la cinta impactaron en todo el mundo y su tráiler logró más visualizaciones en YouTube que el de “Batman vs. Superman”, una señal más que esperanzadora. A diferencia de su contrincante Marvel, DC decidió mantener en una esfera independiente sus programas televisivos, que siguen las aventuras de Flash, Flecha Verde y Superchica, entre otros.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *