Política / 17 de agosto de 2015

Alicia Kirchner se suma a la campaña de Máximo

El hijo K revisa su campaña tras perder en el Sur. Errores y el apoyo de su madre.

Por

kirchner santa cruz
MAL. Máximo también perdió en su mesa de votación. Alicia Kirchner busca la gobernación.

La elección le jugó una mala pasada a Máximo Kirchner. Envalentonado por los primeros números salió a declararse como el ganador de las elecciones, pero al final perdió. Quizá fue la inexperiencia –fue su primera elección–, la ansiedad o el deseo, pero el papelón lo dejó marcado. Su lista obtuvo un 44,56 por ciento frente al 47,85 por ciento de la lista opositora “Unión para vivir mejor” que encabeza el radical Héctor Roquel.
Aunque con estos resultados Máximo se garantiza entrar como diputado, lo cierto es que el kirchnerismo no quiere quedar segundo en su provincia. Por eso ya le encargaron a su tía un plan salvataje para el hijo K. Alicia Kirchner, la ministra de Desarrollo Social y candidata a gobernadora, se sumará a la campaña de Máximo para apuntalarlo. La idea es que ambos se muestren juntos para potenciarse.
Sin suerte. En Santa Cruz los Kirchner no tienen la mejor imagen. El conflicto sin resolución con los trabajadores municipales de Río Gallegos empieza a salpicarlos. Quizá por eso Máximo hasta perdió en su mesa de votación. Allí, la fórmula con más apoyo fue la de la oposición con 108 votos contra los 66 que juntó el hijo K.
Aunque esta vez fue solo, en octubre compartirá la boleta con su tía Alicia que será candidata a la gobernación. En la provincia todavía hay Ley de Lemas –que fue declarada constitucional por la Justicia– para elegir gobernador. El kirchnerismo participará de las elecciones junto al PJ de Daniel Peralta y en la sumatoria de votos buscarán ganarle al frente opositor que encabeza el radical Eduardo Costa y que derrotó a Máximo en las primarias.
Máximo sabe que para fortalecer su salto a la política debe ganar. Por eso, no descartan que durante la campaña también reaparezca su madre por la provincia para apuntalarlo. Hasta ahora, la campaña que encaró el hijo no habría dado los resultados esperados. El propio Máximo lo reconoció: “En la sumatoria no quedamos primeros. Como dijo Néstor, por dos puntitos no llegamos y bueno, hay que seguir trabajando”. El hijo K no quiere volver a pasar un papelón.

En esta nota: