Sociedad / 23 de agosto de 2015

Lanata está sufriendo un rechazo al riñon trasplantado

No tiene síntomas, se da hasta en un 20% de los pacientes y es altamente curable.

Por

lanata rechazo riñon trasplantado

La salud de Jorge Lanata vuelve a ser noticia. Y es que esta semana su esposa, Sara Stewart Brown, explicó que el periodista está sufriendo un rechazo al riñón injertado en su cuerpo el 30 de marzo, en un trasplante cruzado o “swap”. “Entre los tres y los cuatro meses del posoperatorio se le hace una biopsia de rutina al órgano trasplantado para determinar si hay rechazo y si pueden cambiarle los inmunodepresores al paciente. Fue entonces cuando saltó el rechazo subclínico, que es lo que le está pasando a Jorge”, le contó Stewart Brown al portal de internet Ciudad.com.
En rigor de verdad, lo que le está sucediendo a Lanata era esperable, y por eso los especialistas de la Fundación Favaloro (donde se hizo el trasplante) efectuaron la biopsia, para detectar un posible rechazo, antes de que tenga efectos visibles en el cuerpo (por eso es “subclínico”). Si el paciente no fuera biopsiado y los especialistas dejaran al organismo a su libre evolución, ese rechazo incipiente avanzaría. “Detectado a tiempo el rechazo, las posibilidades de curación del mismo son prácticamente del ciento por ciento”, explica Pablo Massari, presidente de la Sociedad Argentina de Trasplantes.
Como el rechazo no se presenta de manera idéntica en todos los trasplantados, cada uno tiene un tratamiento específico. “En la mayoría de los casos se trata de rechazos por inmunidad celular, por lo cual se los trata con corticoides e inmunosupresores, en una combinación que dependerá siempre de la terapia que se le haya realizado al paciente”, detalla Massari.
“Los rechazos son esperables y la frecuencia de los mismos es del 10%; cuando hay una biopsia de control como la que tuvo Jorge Lanata, la tasa de rechazos detectada es del 20%”. Ese aumento en el porcentaje se explica en el simple hecho de que los expertos salen a buscar y encontrar los rechazos antes de que avancen.
Lanata está nuevamente inmunodeprimido por medio de fármacos, por lo cual debe utilizar barbijo y cuidarse de cualquier contagio, hasta que los especialistas vuelvan a practicarle una biopsia la semana próxima, para determinar su evolución.