Danza / 31 de Agosto de 2015

El fervor del reencuentro

Gala Internacional de Ballet. Primeras figuras del Royal Ballet de Londres, Ballet de Hamburgo, Ballet Nacional del SODRE, Ballet Real de Flandes y primeros bailarines, solistas y cuerpo de baile del Ballet Estable del Teatro Colón. Domingo 16 de agosto, Teatro Colón.

Por

Danza revista noticias
VIRTUOSOS. Marianela Núñez y Alejandro Parente, en “Giselle”.

★★★★★ Primeras figuras de importantes compañías del mundo se dieron cita en el escenario del Teatro Colón junto a los bailarines del Ballet Estable, en un programa que apeló mayoritariamente a lenguajes contemporáneos. Dos magníficos intérpretes del Ballet de Hamburgo, Hélène Bouchet y Carsten Jung, trajeron sendas coreografías de John Neumeier: el primero fue ‘Othello’ con la música de Arvo Pärt como coprotagonista, dúo de tensa calma y lograda musicalidad. ‘Tatiana’, en cambio, es un electrizante ‘pas de deux’ que aborda la crisis final entre Tatiana y Onieguin, muy lejos de la estética de Cranko (la versión conocida en la Argentina), y que permitió a Bouchet y Jung sacar a relucir su veta dramática. La argentina Sofía Menteguiaga, actualmente en el Ballet de Flandes, lució su figura y su técnica en dos dúos junto a Alain Honorez, de la misma compañía. Con corrección, María Noel Riccetto y Gustavo Carvalho representaron al vecino Ballet del SODRE (Uruguay) con ‘Coppelia’. Pero sin duda el plato fuerte de la noche fue la rentrée, después de 10 años, de nuestra compatriota Marianela Núñez en el Colón, acompañada por Alejandro Parente. La estrella del Royal Ballet de Londres demostró por qué es hoy una número uno en el mundo, descollando tanto en los cuádruples ‘fouettés’ de ‘Don Quijote, como en los vertiginosos ‘pas de bourrés’ de ‘Giselle’. De depurada línea y minuciosa expresividad, Núñez provocó clamorosos aplausos que la obligaron a varios ‘curtain calls’ junto a Parente, inmejorable partenaire, que aunó presencia escénica a su habitual solvencia. Ambos aportaron la cuota de emoción y fervor en los saludos finales, cuando luego de la exultante ‘Rapsodia’ de Mauricio Wainrot por el Ballet del Colón, el público premió a todos los participantes de esta Gala con una merecida y prolongada ovación.

 

Comentarios de “El fervor del reencuentro”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *