Sociedad / 1 de Septiembre de 2015

Brian Lanzelotta, el ganador que no fue

El ex Gran Hermano habló con NOTICIAS. De La Tablada a los autógrafos. Su pasado con un padre golpeador y drogadicto. El lado oscuro de la casa.

Por

AL CONFESIONARIO. Brian se perfilaba como el posible ganador de GH debido a su carisma y a su historia de vida, pero fue echado por golpeador.

Humilde y carismático, Brian Lanzelotta es el ex participante de “Gran Hermano” que parecía tener todos los atributos necesarios para consagrarse ganador de este juego. Pero el encierro, los desbordes y un vínculo amoroso conflictivo, lo vencieron y terminó expulsado de la llamada “casa más famosa del país”. Infancia marcada por un padre violento, presente exitoso y futuro prometedor.
El joven de 25 años de La Tablada, partido de La Matanza, fue el primero en la historia de Gran Hermano en ser eliminado del juego por decisión de la producción. Después de una noche de alcohol y fiesta, Brian discutió fuertemente con Marian García Farjat, su pareja dentro de la casa y tras gritos e insultos por parte de ambos, la pelea se fue de las manos, llegando al máximo límite impuesto por el reglamento que es la agresión física. Además, en evidente estado de ebriedad, Brian abrió la puerta de la casa y salió por propia voluntad, para luego ser reingresado y expulsado en el momento justo, con charla con Jorge Rial de por medio y picos de rating.
A pesar de esas circunstancias, Brian continúa ostentando el título del “preferido de la gente” y sueña con triunfar en el mundo de la música tropical con su banda “Olinda”. Es consciente además de que este es el momento de explotar la sobreexposición heredada del show.
Noticias: ¿Cómo estás viviendo esta fama repentina?
Brian Lanzelotta: Trato de tomarlo con tranquilidad y con los pies sobre la tierra, creo que es la mejor manera. Si no, te embobás, te subís a un caballo y después te bajan de un hondazo.
Noticias: ¿Cómo te trata la gente en la calle?
Brian: Con mucha buena onda. No recibí nada negativo. Fue todo positivo, saludos, fotos, agradecimientos. Hay mucha gente que se siente identificada conmigo y con mi historia.
Noticias: Cuando se decidió tu expulsión, ¿tuviste miedo de que el cariño de la gente se te volviera en contra y te tildaran de golpeador?
Brian: Cuando salí de la casa de Gran Hermano pensé que todo iba a ser negatividad y que no iba a poder ni salir de mi casa. Pero fue todo lo contrario, creo que me hice querer mucho, yo no tenía ni idea de eso.
Noticias: ¿Por qué pensás que te eligieron a vos entre tantos postulantes para entrar a la casa?
Brian: Es muy loco, creo que más allá de mi historia de vida, tengo muchos motivos para haber querido entrar a la casa: busco ser conocido por mi música, quiero saber si tengo un hijo, busco cambiar mi vida y la de mi familia. Son motivos bastante valideros como para que hayan dicho: “Este pibe tiene que estar adentro”. Una vez que estuve adentro, el mérito fue mío.
Noticias: ¿Cuáles son los recuerdos de tu infancia que más te vuelven en estos momentos?
Brian: Cuando mi viejo venía drogado y me sacaba a la calle con él, me llevaba a robar y yo no sabía lo que estaba haciendo, recién hoy puedo entenderlo. Nos maltrataba mucho a mi vieja y a mis cinco hermanos. A mi hermano Carlitos (que sufre una discapacidad psicomotriz) lo amenazaba con un cuchillo… esos son los recuerdos que me hacen mal.
Además de Carlitos, que con 33 años es el mayor de los hermanos, Brian tiene a Vanesa, Alan, Johana y Eloy. La familia de Brian se mantiene firme gracias a la figura de su mamá Miriam, que tuvo que soportar la violencia de Juan Carlos, el padre de sus hijos que era alcohólico, drogadicto y delincuente, quien luego de abandonarlos a todos, murió de cirrosis, hace 12 años. Todos los integrantes de la familia tuvieron que trabajar desde chicos, se las rebuscaron con changas, desde juntar cartones y botellas hasta ayudar en un taller mecánico. De todos sus hermanos, Brian es el único que no se fue de casa: “Se quedó a lucharla conmigo y con Carlitos”, declaró una orgullosa Miriam. Al momento de entrar a la casa, Brian trabajaba en una fábrica de artículos de limpieza.
Noticias: A vos y a tus hermanos se los ve muy plantados y fuertes ante su historia, ¿cómo hicieron para superarlo?
Brian: Es una historia que tenemos asumida, lo superamos dándonos fuerza entre nosotros. Entendimos que teníamos que salir adelante y que queríamos ser mejores que lo que fue mi viejo. Teníamos que buscar un futuro por nuestra cuenta. Nunca nadie nos dio nada, es todo mérito nuestro, nunca nos tratamos con un psicólogo, ni psiquiatra, ni nada.
Noticias: En la casa, con el tratamiento de la producción y los psicólogos, ¿te sentiste contenido?
Brian: Si, me cuidaron mucho, cuando estaba bien y cuando estaba mal. Cuando necesitaba mis cigarrillos (que le fueron sacados como castigo) o un consejo, llamaban al psicólogo. Para mí hablar con el psicólogo era como hablar con un amigo, no le veía la cara y no sabía quién era pero me hice amigo. Me daban buenos consejos y me ayudaban a estar mejor.
Noticias: ¿Hubo algún momento en que te arrepentiste de haber entrado a la casa?
Brian: Sí, varias veces. Pero en general el balance es positivo, lo malo prefiero dejarlo atrás.
Noticias: Cuando viste el video de la pelea con Marian, ¿qué sentiste?
Brian: No me gusto verme así, no era yo. Yo no soy ese Brian, espero nunca volver a pasar por esa situación de hacerme mal a mí mismo, enojarme, ponerme depresivo. Todos tenemos una parte positiva y una negativa. Supongo que es cuestión de trabajarlo.
Noticias: ¿Qué pensás que va a pasar con Marian cuando ella salga de la casa?
Brian: Creo que nos debemos una charla. Tenemos que tomar distancia de la mejor manera posible para no hacernos daño entre los dos. Espero que ella lo sepa entender.
Esta casa de “Gran Hermano” continúa mostrando su cara más violenta y rebelde. La última semana se superaron todos los límites. Incentivada por sus compañeros, Marian colocó materia fecal en un plato y luego lo dejó en la cama de una compañera. Por otro lado, otros dos participantes, Francisco Delgado y Mariano Berón, casi terminan a las piñas. El mismo Jorge Rial tuvo que entrar a la casa para tratar de marcar los límites.
Noticias: Desde afuera, ¿cómo ves las peleas que hay en la casa?
Brian: Esta casa no me gusta, cuando estaba adentro era otra cosa; hoy, que estoy afuera, veo algo que no me gusta y creo que a la gente tampoco. Están haciendo muchas boludeces.
Noticias: Más allá de la intensa relación con Marian, ¿tuviste algún otro noviazgo conflictivo?
Brian: No, es más, en estos días fue a visitarme mi ex novia para ver cómo estaba. Yo no soy de llevarme mal con mis parejas ni con mis ex parejas.
Noticias: Con el tema de la duda de una posible paternidad de un chico de 6 años, fruto de una relación con una ex compañera de trabajo, ¿hubo algún avance? ¿Se pudo hacer el ADN?
Brian: Hasta el día de hoy, no hubo ningún avance. No tuve tiempo de sentarme con un abogado para plantearle la situación y que agarre el caso. En cuanto tenga un respiro de todo esto, lo voy a empezar a tramitar. Este era el momento que yo estaba esperando.
Noticias: ¿Te preocupa que haya gente que se arrime a vos por la fama y la plata?
Brian: Mucho, pero tengo los pies sobre la tierra. Ya viene pasando y vengo actuando bien. Así como hay gente que me quiere venir a usar, tengo mucha gente al lado que me quiere mucho, me acompaña y me aconseja muy bien.
Noticias: ¿Qué otros sueños te quedan por cumplir y cuáles ya fuiste cumpliendo?
Brian: Creo que empezar con el tema de la música y mi banda Olinda es un comienzo, no es un sueño cumplido. Mi vida ya cambió y la de mi familia también. Mi hermano Carlitos ya tiene una cama nueva, que le regaló Jorge Rial. Todas esas cosas vinieron a causa de algo, creo que eso es lo que generé yo dentro de la casa. Hay muchos cambios en mi vida a partir de la casa de “Gran Hermano”.
Con un presente atareado por los compromisos mediáticos, el ex participante del reality de América espera trascender esa fama efímera propia de este tipo de shows y que su música sea el vehículo para seguir transformando tanto su vida como la de su familia. El desafío está en no marearse con tanta exitoína y no dejarse influir por todos aquellos que quieran quedarse con un pedazo de lo que es suyo.

 

2 comentarios de “Brian Lanzelotta, el ganador que no fue”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *