Personajes / 3 de Septiembre de 2015

Eva De Dominici: “Para la película me desnudé desde el alma”

Actriz teen en ascenso, este año estrenará película con Pablo Echarri y otra con Leo Sbaraglia. Anti femme fatal y pánico a estar sola.

Eva De Dominici
Fotos: Juan Ferrari.

Su belleza atrapa y en el bar palermitano donde se hace la nota las miradas se posan sobre ella. Suena de fondo “Too Much Love Will Kill You”, con la voz inconfundible de Freddie Mercury, y no puede dejar de expresar su fanatismo incondicional por el eterno referente de Queen. Eva De Dominici tiene veinte años, pero por su madurez al hablar, su cuerpo y hasta por sus gustos, podría añadírsele algunos más. En nada podría molestarle esta idea, por el contrario, está acostumbrada a que se lo señalen. Aunque actualmente forma parte de la serie-web para adolescentes “Dance! La fuerza del corazón” (con Isabel Macedo y Juan Gil Navarro), una de las primeras ficciones del mundo digital, en su mundo real no le gusta la vida nocturna en los boliches y por eso sus amigos más cercanos le dicen “abuela” y ella se ríe al contarlo. “Una de mis mejores amigas es Betiana Blum”, agrega al tema en cuestión.
El año pasado fue parte de los elencos de “Camino al amor” y “Somos familia”, en simultáneo y por el mismo canal, Telefe, donde fue cosechando algunos pasos en el camino a la fama. Se prepara para el estreno del film “El encuentro de Guayaquil”, con Pablo Echarri, que podrá ser en octubre o recién en verano, donde interpreta a una mulata y hace su primer desnudo. Acaba de terminar el rodaje de “Sangre en la boca”, junto a Leonardo Sbaraglia, donde interpreta a una boxeadora. Y en noviembre volverá a los ensayos de “Red Carpet”, donde compartirá escenario con Joaquín Furriel, Muriel Santa Ana y Gloria Garrá, que finalmente y tras el accidente de Furriel que lo obligó a usar corset y retrasar los ensayos, estrenará en enero, con dirección de Javier Daulte y producción de Adrián Suar. Pero su primera gran oportunidad fue en “Chiquititas”, tira de la que era fan y a la que llegó siendo una niña. Después llegarían las ficciones de Ideas del Sur, “Patito feo” y “Consentidos”, todas para público adolescente.
Prefiere Instagram a Facebook, cuenta que a los trece años dio su primer beso en un camarín, que le gustaría vivir en la Luna y que jamás sería candidata de algún partido político. Todo eso, casi de corrido, dice Eva, que comenzó su carrera con el apellido paterno, Quatrocci, y que hace unos años cambió por el materno, en homenaje a su abuelo, Arturo De Dominci, su primer fan. A los ocho años, sin antecedentes artísticos en su familia, se anotó en un curso de teatro del Centro Cultural San Martín, se animó a la publicidad, debutó en un comercial de manuales escolares y de ahí no paró más. “Hice lo que quise, no me perjudicó en nada haber empezado de chica, yo elegí esto, nadie me impulsó”, explica tajante. “Hay chicos que los impulsan en la familia, en mi caso fue al contrario. Fui feliz” (hace silencio). “Me lo tomé como un trabajo, no fue un juego para mí”.
Noticias: ¿Entonces a esa edad perdió la posibilidad de jugar?
Eva De Dominici: Es que también fue un juego aunque tenía responsabilidades, me tenía que acostar temprano, pero siempre me divertí muchísimo. Nunca dejé de trabajar y seguí estudiando. Terminé el secundario como todos pero a distancia porque si no me quedaba libre. Por ahí mientras otros salían o estaban en una fiesta, yo me acostaba temprano para grabar o estudiar un libreto.
Noticias: ¿Maduró de golpe?
De Dominici: Creo que soy más madura por todas esas vivencias que tuve. Tengo mis momentos de ser niña pero absorbo mucho de los más grandes. Por ahí me veo con un chico de mi edad y no tengo tanto de que hablar. Por eso, tal vez me gusta estar con gente más grande. Me divierte más ir a un bar a charlar o al cine, que a las chicas de mi edad por ahí les aburre. ¡Que vuelvan los lentos!
Noticias: Qué curioso… y ahora está en una ficción que se llama “Dance!”.
De Dominici: (Sonríe). Pero a mí siempre me gustó bailar, sólo que no me interesan los boliches. Siempre bailé desde muy chica: estudié clásico, jazz, comedia musical, español… Pero a “Bailando por un sueño” no iría (vuelve a sonreír). No me veo, soy medio aburrida para eso.
Noticias: ¿Qué piensa, ahora que está en una ficción que se da por internet, de los jóvenes hiperconectados?
De Dominici: Cada vez va tomando más importancia el tema de la web, a veces ni prendo la tele y veo todo por YouTube u otras redes pero siempre por internet. Está pisando muy fuerte. No soy seguidora de Youtubers, hasta hace poco no sabía qué significaba ese término, pero sí soy de mirar videos y otras cosas. Y está buenísimo que ahora se pueda mirar una serie. Todo está más fácil para comunicarse pero siempre y cuando no sea desmedido. Si están todo el tiempo con el celular y pierden la comunicación personal, no está bueno. A veces me veo con el celular todo el día y no lo puedo creer.
Noticias: ¿Le costó mucho desnudarse y hacer escenas de sexo para las dos películas que acaba de filmar, tanto con Pablo Echarri como con Leonardo Sbaraglia?
De Dominici: Para el desnudo en la película con Pablo (Echarri) obviamente me costó mucho y también decírselo a mi mamá, ¡que fue tres días antes de la grabación! (ríe). Se quería matar, me dijo que era muy fuerte para ella pero no me quiso convencer de que no lo hiciera. Quizás porque veía sus novelas (vuelve a reír). Ahora con Leonardo Sbaraglia, las escenas son mucho más fuertes, ¡olvidate! Acá soy una boxeadora que se enamora del personaje que hace él, hay mucha violencia y escenas íntimas muy fuertes. Me estuve entrenando un montón con Leo en el boxeo y eso ayudó al momento de rodar las situaciones de sexo donde al principio estaba nerviosa. La verdad es que él me ayudó mucho, hoy somos casi amigos. Porque tuve que desnudarme desde el alma. La película se estrenará a mediados del año que viene y se llama “Sangre en la boca”.
Noticias: ¿Cómo fue entrenarse en el boxeo? ¿Le gustaría seguir?
De Dominici: El boxeo te cambia el cuerpo, tenés que mantener una rutina y una conducta. Es para personas que son aficionadas porque no te subís al ring así no más, hay mucho entrenamiento. Vi muchas peleas para ver boxeadores en vivo. De la “Tigresa” Acuña y de “La Pantera” Farías también. Antes no había mirado boxeo nunca, no tenía idea, pero me divirtió muchísimo jugar a ser boxeadora. No seguiría boxeando, no es para cualquiera. El boxeo me generó ganas de volver al gym y no paro de entrenar. Antes me encerraba en una cápsula térmica y hacías gimnasia adentro para quemar más calorías. Pero eso ya fue.
El año pasado estuvo de novia, ahora está conociendo a alguien y no quiere develar ningún dato más. Se ríe del supuesto noviazgo con el actor de la factoría de Cris Morena, Pablo Martínez, su compañero en “Camino al amor”, desmentido por ambos en su momento. De lo que está segura es que más adelante quiere formar una familia con muchos hijos. “No soy ninguna ‘femme fatal’”, ríe. “Cuando me ponen en ese lugar, me quiero morir. A un boliche no iría a levantar ni por casualidad y el Facebook se convirtió en una oportunidad para conocer gente. Me río mucho cuando voy a una fiesta y un chico que no te habló en toda la noche al día siguiente lo hace por la red social. Pero no me invitan a salir mucho… También soy bastante desconfiada aunque una sola vez me encaró un chico en la calle, tuvimos buena onda y salimos”.
Está pensando en mudarse pero no se anima a vivir sola. En Uruguay, cuando grabó “Dance! La fuerza del corazón” hace un par de años, a veces invitaba a alguna amiga a dormir en donde se hospedaba. “Estar sola a la noche me genera pánico, es como un trauma. Me gusta que esté todo oscuro para dormir pero el tema es estar sola. Si estoy con alguien al menos me agarro (ríe). ¡Siento que se escuchan pasos a la noche!”.
Noticias: ¿El pánico a vivir sola tiene que ver con los hechos de inseguridad?
De Dominici: Obvio, está muy relacionado. Pero no lo digo desde un tema político, porque ahí no me meto y me angustia.
Noticias: ¿Qué le angustia de la política?
De Dominici: No me gusta la política y tampoco hablar sobre temas de los que no sé. Si estoy en una reunión y la gente habla de política prefiero guardarme lo que pienso. Divide mucho, cuando no tendría que ser así. Está buenísimo que no pienses lo mismo que el otro, pero no me gusta que si uno dice algo te rotulen.
Noticias: ¿Entonces le da miedo expresar lo que piensa sobre temas de actualidad?
De Dominici: No es miedo, no quiero meterme porque no sé tanto, hay que estudiar y leer para opinar. Está buenísimo si tenés una idea y crees que eso puede ayudar al país. Yo quisiera que no hubiera países ni divisiones. Pero si tengo una preferencia política me la guardo. Por ejemplo, sí hay temas en los que tengo posición tomada como que el aborto se tendría que legalizar porque una chica violada tiene derecho a no ser madre.

 

Comentarios de “Eva De Dominici: “Para la película me desnudé desde el alma””

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *