Sociedad / 3 de septiembre de 2015

Guerra de egos entre Rial y Lanata

El largo historial de enfrentamientos públicos entre los dos periodistas. Ahora, por las hijas.

Por

Guerra de egos entre Rial y Lanata
LANATA. Amenazó a Rial con que no le convenía meterse con su familia porque iba a perder más que él.

Se definen como periodistas de raza. Dicen quererse y respetarse pero no pierden oportunidad para pegarse. Esta semana, una nota sobre Bárbara, la hija de Jorge Lanata, publicada en el portal de noticias de Jorge Rial, desató la ira del periodista del Grupo Clarín. “Jorgito, querido, yo no me meto con tus hijas, vos no te metas con las mías –le dijo al aire, en la radio–. Si vos te metés con mis hijas, vas a perder mucho más que yo”, y agregó: “Mi vida es bastante más ordenada que la tuya, bastante más mostrable que la tuya y no creo que te convenga. Vos te estás preguntando, ¿es esto una amenaza? ¡Sí, lo es!”. Son dos de los comunicadores más influyentes. Y no es la primera vez que se pelean. De dónde nace esta rivalidad.
Big Boom. Todo estalló en abril del 2013, cuando “Periodismo Para Todos” presentó una cámara oculta a Leonardo Fariña, presunto testaferro de Lázaro Báez, en la que este hablaba sobre la ruta del dinero K. Fariña utilizó el aire de “Intrusos” para desmentir todo lo que le había dicho a Lanata, con la famosa frase “Jorge Lanata quería ficción, le di ficción”. A partir de esa entrevista, Lanata disparó contra Rial, acusando al canal de “encolumnarse detrás de la versión oficial” y denunció que su colega se había reunido con el secretario Legal y Técnico, Carlos Zannini. En un dúplex entre los dos programas de radio, Rial dejó en claro no conocer a Zannini.
Meses después, Lanata volvió a arremeter contra su colega. En junio de ese año, a raíz del accidente ferroviario fatal ocurrido en Castelar, el conductor de “PPT” denunció irregularidades en la gestión del ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo y lo acusó de pagarle a Rial para que publique tuits a su favor. En esa oportunidad, Rial publicó: “Caruso Lanata hablo de mi? Me pareció porque se me llenó de humo el Twitter” y luego agregó: “Nobleza obliga. Me acaba de llamar Lanata pidiendo disculpas”. Lanata lo desmintió: “Rial dice que lo llamé. Nunca lo llamé, es un caradura”.
La tensión alcanzó su punto máximo un mes después luego de un informe de “PPT” contra el piquetero Luis D’Elia. En esa oportunidad, el conductor bromeó con que los programas de América iban a tener como entrevistado al supuesto testaferro de D’Elía. Al otro día, la respuesta de Rial fue implacable: “Me estás hinchando las pelotas, Lanata”, dijo en “Intrusos” y siguió: “Yo no meo agua bendita, vos tampoco”. Además, en la radio declaró: “No para de hablar de mí, por ahí le gusto. Está obsesionado”.
Grieta glaciar. El lunes 24, “Big Bang News”, el nuevo portal de noticias de Jorge Rial, publicó una nota sobre las vacaciones de Bárbara Lanata, la hija de 24 años de Jorge Lanata, en el Calafate, el “lugar en el mundo” de los Kirchner. Esta publicación irritó sobremanera a Lanata. En su entorno explican que salió a contestar porque la consideró totalmente innecesaria.
Por su parte, un Rial en evidente “son de paz” le respondió en “Intrusos”, atribuyendo el enojo de Lanata a la posibilidad de que le hubiesen contado la historia cambiada. Desde el entorno de Rial, atribuyen a los problemas de salud de Lanata, la respuesta moderada del conductor. En esta guerra de egos, las diferencias parecen pesar más que las coincidencias.

 

2 comentarios de “Guerra de egos entre Rial y Lanata”

  1. Para el mensaje de abajo.quiero decirte que barby lanata es re grosa.tiene un monton de seguidores en twitter.ella estudio y labura cosa que las que salen en las revistas no hacen.y pienso que la gente que mira intrusos no tiene el coheficiente intelectual que tenemos los que seguimos a lanata

  2. la hija mayor de Lanata, es la gordita obesa parecida al orangután del Zoo?
    así llama Lanata a toda las mujeres con sobrepeso, así que no insulten…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *