Restaurante / 18 de Septiembre de 2015

Hamburguesas caseras de diseño

“Deltoro”. Bdo. de Irigoyen 366. 5368-6388. Hamburguesería. Lu. a miér. de 9 a 20. Jue. a vie. de 9 a 23. Happyhour 17 a 19. Takeaway. Precio promedio: $ 100.

Por

deltoro hamburguesas

Llevó años encontrar buenas hamburguesas en Buenos Aires. Difícil de entender en un país con nuestra carne, que nada tiene que envidiarle a la de Estados Unidos, rey indiscutido del rubro. Una interpretación es que a los argentinos nos gusta la carne de textura firme y fibrosa –dura, diría algún gringo– y la hamburguesa nos parecía un género menor. Nada que no cambie ante la perspectiva de un buen negocio. Las hamburgueserías premium, que empezaron a reproducirse en Buenos Aires hace relativamente poco, se ubican en locales pequeños, con mucha rotación de público en pocas horas (el mediodía) y necesitan poco personal. Un golazo. Sólo había que ponerle pilas a la fórmula.
La última inauguración fue Deltoro, de Pedro Bello Arias (nacido y criado en Rioja, un célebre restaurante español que queda a la vuelta) secundado por las manos mágicas de Yago Márquez, un chef que llegó de España a participar activamente en la gastronomía porteña, pero siempre actuando desde las sombras. Juntos concibieron la carta de Deltoro: corta, simple y contundente. Son hamburguesas de 160 gramos elaboradas con carne e insumos de primera calidad. Los cortes de roastbeef y paleta vacuna, carré y bondiola de cerdo, pollo y cordero llegan en piezas enteras yson procesados, picados y condimentados íntegramente en el local. Los panes se diseñaron especialmente para la casa en una panadería amiga, que los entrega diariamente.
Las hamburguesas de Deltoro son sabrosas y de buen tamaño (y todas con nombres gallegos, salvo la Veggie, para que quede en claro el origen de sus autores). La Belmonte es de carne vacuna con queso brie, rúcula y cebolla caramelizada. La Joselito, también de carne vacuna, viene con queso azul, champignones y rúcula. La Matador es de cerdo, con queso, panceta ahumada, huevo, lechuga y salsa barbacoa; la Carmen es de pollo con tomates secos, jamón crudo, queso parmesano, rúcula y mostaza a la miel. La estrella de la casa es la Deltoro, de cordero, con cebolla caramelizada, tomate, berenjena, lechuga, mayonesa al curry. Se acompañan con papas soufflé y papas fritas (que son hechas rotas, cual papas bravas, con romero).
También hay sándwiches (el más pedido por las chicas es el de milanesa de soja con zapallo, queso light, lechuga y mostaza a la miel en pan de ciabatta), lomitos y ensaladas (Caesar con pollo e Isabel, con queso azul, peras, lechuga, espinaca, panceta y nueces, entre otras). Para tomar, licuado de banana, limonada con jengibre y menta, o cerveza artesanal Grunge (la IPA es furor).
A pesar de ser pequeño, el local, de inspiración taurina, tiene mucha onda. Muchos van a buscar su almuerzo en bolsas de papel madera. Pero también hay mesas para quedarse, algunas largas para compartir, es decir perfectas para conocer gente a la salida del trabajo, en el happyhour, con 2X1 de cerveza tirada y aperitivos varios.

Cocina ★★★★
Servicio ★★★
Ambiente ★★★

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *