Showbiz / 28 de septiembre de 2015

20 años de Toy Story

Fue el primer film de Pixar. La cuarta parte se estrenará en 2017. Récords de taquilla.

Por

toy story
LA MÁS EXITOSA. Toy Story 3 fue la que mayor recaudación obtuvo. En el film, que se estrenó en 2010, aparecen otros personajes míticos como Barbie y, su pareja, Ken.

Veinte años atrás, la primera película animada realizada completamente por computadora renovó al género y abarató los costos de producción. “Toy Story”, dirigida por John Lasseter y estrenada en 1995 de la mano de Pixar y Walt Disney Pictures (como distribuidor), contó con un equipo de guionistas impresionante, entre otros Joss Whedon (“Avengers”) y Andrew Stanton (“Buscando a Nemo”), y tuvo una pegadiza canción creada por el experimentado Randy Newman: “Tienes un amigo en mi”.
Con un reestreno 3D en el 2009 y dos secuelas exitosas (sobre todo la tercera, que parecía dar por terminado el ciclo), se acaba de anunciar una cuarta parte en la D23 EXPO, realizada a mediados de agosto en California. Allí el propio Lasseter (Chief Creative Officer de Pixar Animation Studios), contó que están trabajando en una nueva etapa de la franquicia, para estrenarla a mediados del 2017.
Realizada con el método PhotoRealistic RenderMan, tuvo un presupuesto relativamente bajo para un film animado, 30 millones de dólares, y solamente requirió del trabajo de 110 animadores en cuatro años. Para hacer “El rey león” (1994), Disney en usó 880 operarios en el mismo plazo, por un costo superior a los 45 millones. En su momento, las aventuras del grupo de juguetes vivientes encabezados Woody y Buzz Lightyear, se convirtió en la cinta más taquillera de los Estados Unidos y Canadá en el primer fin de semana de exhibición. En total recaudó más 552 millones de dólares (en el período 1995/96) solo con la exhibición en salas de cine.
La historia era sencilla pero efectiva: Todos los muñecos del cuarto de Andy cobran vida cuando los humanos no se encuentran allí. El líder y favorito del dueño es el vaquero Woody, que solo articula algunas frases. Pero se ve desplazado por un regalo más moderno, el astronauta Buzz Lightyear, personaje de un dibujo animado de la TV que prende luces y tiene más diálogos grabados. Estos infrecuentes rivales deben unir fuerzas cuando quedan fuera de la casa y tienen que regresar antes de que la familia se mude. En ese momento se acuñaron frases que aún son repetidas, como “Al infinito y más allá” de Buzz.
La innovación tecnológica que trajo el estreno de “Toy Story” provocó impacto en otras industrias: los fabricantes de chips transformaron sus gráficos computarizados a imágenes similares a las animaciones presentes en la película. Algunos desarrolladores de videojuegos utilizaron esta técnica para el diseño de juegos virtuales, mientras que investigadores de robótica profundizaron su uso para la creación de nuevas formas de inteligencia artificial.
A partir de allí, Pixar y Disney comenzaron una franquicia inspirada en los personajes y elementos del largometraje cuya trama fue continuada en el cine con “Toy Story 2” (1999) y “Toy Story 3” (2010), así como en innumerables juguetes, videojuegos y prendas de vestir, entre otros productos diversos que se siguen vendiendo en todas partes del mundo.
Muñecos para todos. En el 2006 Pixar, empresa creada por Steve Jobs, fue adquirida por el socio que aportaba la distribución, Disney, por unos 7.400 millones de dólares y con el objetivo aplicar un plan de producción consistente en estrenar un film por año (además de terminar las disputas por el control que tenían con Jobs). Así, en lugar de tomarse cuatro años para crear nuevos personajes, compensaron el natural proceso creativo de la compañía agregando secuelas (o precuelas como en el caso de “Monsters Inc.”) para multiplicar un ciclo de ingresos cada vez más creciente con temáticas que resultan atractivas para grandes y chicos por igual.
La tercera película de “Toy Story” fue más allá del infinito, pues se realizó en 3D con un gasto de 200 millones de dólares pero el ingreso, solo en la taquilla, fue de unos mil millones a nivel mundial. Esta historia, que parecía ser el fin al ciclo, mostraba a Andy yéndose a la universidad y haciendo el traspaso de sus amados juguetes a una nena adorable. Finalmente ocupó el puesto 93 entre las cintas más taquilleras de la historia del cine y es la segunda entre las películas animadas, detrás de la exitosa “Frozen” (ver recuadro).
El esteno de “Toy story 3”, junto con el del film de Tim Burton “Alicia en el País de las Maravillas”, le generó a Disney un récord en taquilla de 3.791 millones de dólares, convirtiendo al 2010 en el año de más ganancias por entradas de la historia de la compañía, récord que recién superaron en el 2013. Esa película, que fue muy esperada, también obtuvo diversas preseas entre las que se cuentan dos Oscar (Mejor Film Animado y Mejor Canción Original por “We Belong Together”), un Globo de Oro y un Grammy (Mejor Banda de Sonido). De esta manera, la crítica también acompañó al éxito de público que tuvo en todos los territorios en los que se estrenó.
La cinta fue lanzada en VHS y LD el 29 de octubre de 1996, sin material extra. En la primera semana, los alquileres representaron US$ 5.100.000, debutando como el vídeo número uno. En enero del 2000 se lanzó en VHS en la serie Gold Classic Collection con un cortometraje extra, “Tin Toy”, que vendió dos millones de copias. Su primer lanzamiento en DVD se produjo recién en diciembre del 2001 en un doble paquete que incluía a “Toy Story 2” y también por separado. Cuatro años después se lanzó un paquete de dos discos “10th Anniversary Edition”, con gran cantidad de material extra y un especial retrospectivo con John Lasseter. En ese mismo tiempo se presentó el juego para PlayStation.
La primera semana. En el cine de animación son dos las empresas que se disputan la atención del público, Pixar y DreamWorks, pero los filmes de esta última siempre logran un mayor arranque en el primer fin de semana (la marca elegida para establecer la permanencia de una película en cartel). “Shrek Tercero” (de Dreamworks) ganó 105 millones de dólares en el estreno mientras que ninguno de los trabajos animados de Pixar superó, en el mismo periodo, los 70 millones.
Sin embargo, los estrenos de la filial de Disney tienden a permanecer por largo tiempo en las salas de cine y así hacen toneladas de dinero. Después de alcanzar los 57 millones en la premiere, “Toy Story 2” (1999) eventualmente ganó 485 millones solamente con tickets en los cines y la tercera parte partió de un primer fin de semana con unos 105 millones de recaudación, todo un récord para la compañía. Si bien su estreno se produjo 15 años después de la primera parte de la saga, en ese tiempo la gente siguió comprando millones de muñecos de Woody y Buzz, remeras, DVDs y hasta ropa interior con los personajes, demostrando una vigencia inusual del tema.
Justamente, con el estreno de la tercera parte John Lasseter tuvo la codiciada estrella con su nombre en el paseo de la fama de Hollywood Boulevard. Hoy Lasseter, padre de cinco niños, es Vicepresidente de Pixar y quien se encarga de anunciar la novedades de la división. Admirador y amigo del creativo japonés Hayao Miyasaki (“El viaje de Chihiro”) asegura que, cuando se le plantea una duda en la realización, vuelve a ver los films de su maestro a la par que asegura que hace películas como las que le gusta ver en el cine.
Planes ambiciosos. Bajo la dirección de Robert Iger, Presidente y Jefe Ejecutivo de The Walt Disney Company, la empresa se enfocó en desarrollar franquicias fílmicas (muchas veces a través de adquisiciones de otras empresas como Pixar, Marvel Entertainment y LucasFilms) creando subgrupos de negocios enfocados a generar marcas como “Frozen”, “Star Wars” y los superhéroes de Marvel. Así una película se transforma en oportunidades de merchandising y de experiencias, para maximizar el retorno de la inversión: desde atracciones en los parques temáticos, giras de patinaje sobre hielo o personajes a muñecos, prendas de vestir y mucho más.
Por ejemplo, durante la reciente D23 Expo 2015, el Presidente de Walt Disney Parks and Resorts, Bob Chapek, anunció planes para un nuevo “Toy Story Land” en Disney’s Hollywood Studios (Orlando) mostrando un preestreno en video exclusivo de la atracción. El nuevo territorio de 44.500 m2 en Orlando, transportará a los visitantes al patio de Andy, donde podrán vivir aventuras al aire libre. Como en “Bichos”, quizás piensen que fueron reducidos al tamaño de Woody y Buzz cuando se vean rodeados por los enormes juguetes que Andy ha reunido usando su imaginación. Habrá dos atracciones nuevas para los parques: la montaña rusa “Slinky Dog” (el perro unido por un resorte) y el paseo en los platillos voladores de los marcianitos de la película. A esto se suma la renovación de “Toy Story Mania!”, con nuevos a objetos en 3D como target para apuntar las armas espaciales del juego y una tercera pista de actividades.
Las ganancias de Disney crecieron un 22% el año pasado, con un ingreso declarado de US$ 48.813.000.000. Si bien muchos agentes de Wall Street ven a la empresa como de medios, su perfil actual es de generador de productos de consumo global, al igual que podría serlo Nike. Esto se debe a que la estrategia del marketing de contenidos de Disney es inversa a la de la mayoría de las marcas de retail: cuando todos comienzan con un producto físico y luego construyen una historia alrededor, esta empresa global hace exactamente lo contrario. Crea una historia, una película en este caso, y construye como accesorio todo un mundo de productos y servicios. Esa es la forma que encontraron de mantenerse a la vanguardia en la generación de ingresos y transformar el sueño que tuvo Walt Disney en 1923 en la corporación más productiva y en constante crecimiento de la industria del espectáculo mundial.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *