Libros / 1 de octubre de 2015

El arte, el dinero y lo banal

“33 artistas en 3 actos”, de Sarah Thornton. Edhasa, 497 págs. $ 325.

Por

★★★★ Este sólido aporte a la descripción, el recorrido y la crítica de todo un arte hoy convertido en el arte a secas, del que parecen haber desaparecido los rasgos clásicos para ser reemplazados por obras de precios imposibles, el registro de cosas al parecer banales, y el tejido de relaciones de influencia, está escrito por una excelente periodista, doctorada en historia del arte y sociología.
Lo que logra Sarah Thornton en los sucesivos encuentros a lo largo de recorridos diversos por estudios personales, galerías y caminos de Europa, Estados Unidos y Arabia es tejer una especie de diario de viaje y novela, en particular por el modo en que se repiten algunas figuras. Por ejemplo los muy famosos Jeff Koons (el que hizo obras pornográficas con “la” Cicciolina), el aguerrido AiWeiWei o el buscador sistemático de la polémica Damien Hirst (el de las vacas o tiburones suspensos en formaldehido).
El otro personaje principal es el dinero. Este tipo de arte, discutido por su supuesta facilidad o búsqueda del éxito mercantil, ha movilizado no decenas sino cientos de millones de dólares. A su vez, la autora repite las apariciones de nombres como la fotógrafa Cindy Sherman, la “performer” Andrea Fraser, el inteligente Gabriel Orozco o el esquivo Maurizio Cattelan.
A la larga integran una suerte de elenco teatral, o de lista de personajes de una novela, atravesados tanto por las distintas técnicas que emplean como por las tensiones de competencia o mera puesta en duda de su propio papel. “¿Qué es un artista?”, pregunta una y otra vez Thornton a sus entrevistados y a veces amigos.
El resultado es un libro extenso y estimulante, que no juzga pero opina, que va poniendo al alcance del que lee un tejido donde aparecen explícitamente el papel y el poder del ego o la confrontación entre el gasto enorme (un cráneo incrustado de diamantes, de Hirst) y las carencias sociales y económicas.
Pocas veces se ha expuesto ese mundo con tanta minucia y dinamismo. Salvo en la obra “Siete días en el mundo del arte”, el exitoso libro anterior de la misma autora.