Clásica / 1 de octubre de 2015

El brillo de un chelista notable

Concierto de I Solisti di Pavia. Director y solista: Enrico Dindo (chelo). Obras de Respighi, Rossini, Puccini, C.P.E Bach y Piazzolla. Nuova Harmonia. Teatro Coliseo.

Por

clásica
I SOLISTI DI PAVIA. Una joven orquesta de cámara italiana surgida en los primeros años del nuevo milenio.

★★★★ Solisti di Pavia es una joven orquesta de cámara italiana surgida en los primeros años del nuevo milenio, que viene desarrollando desde sus inicios una importante trayectoria.
En la primera parte de su presentación en el Teatro Coliseo, el ensamble ofreció obras de tres compositores italianos. Tanto la tercera suite de las “Antiguas arias y danzas”, de Respighi, como “Crisantemi”, de Puccini (en versión para orquesta de cuerdas), se ofrecieron en lecturas de extrema pulcritud y homogeneidad sonora. En ambas piezas, la prolijidad prevaleció sobre la expresividad. Pero todo cambió cuando Enrico Dindo, director y fundador de la orquesta, tomó su chelo para asumir el papel de solista. Instrumentista notable, Dindo pareció contagiar a los músicos su elocuencia interpretativa en cada una de sus intervenciones.
El “Concierto para chelo y cuerdas en La mayor”, de Carl Philipp Emanuel Bach, que se escuchó en el inicio de la segunda parte, fue el más acabado ejemplo de la impecable química que se produjo entre los miembros del ensamble y Dindo, en su faceta de solista. El chelista, de sonido suntuoso y técnica intachable, supo guiar con solvencia a los músicos, alcanzando momentos de especial refinamiento en el segundo movimiento de esa obra.
La elección de “Le Gran Tango”, de Piazzolla, para cerrar el programa, fue un verdadero acierto. En una vibrante versión para chelo y orquesta, la pieza proporcionó una muy necesaria dosis de diversidad estilística a un programa que, ocasionalmente, pecó de cierta monotonía.
En respuesta a las ovaciones, los músicos ofrecieron el “Ave María”, también de Piazzolla. Y, en la sobria despedida, Dindo tomó nuevamente su chelo, para interpretar a solas una Sarabanda de Bach.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *