Motores / 4 de octubre de 2015

El BMW SERIE 7 2015 sorprende por sus atributos tecnológicos y lujo

Comportamiento digno de un deportivo. Utiliza materiales especiales en la estructura para perder cerca de 130 kilogramos con respecto a su antecesor.

Por

Al sentarse en la generosa butaca de cuero y observar la cantidad y la calidad de todos sus detalles no hay más que decir de que se trata de un modelo superlativo. Hablamos del flamante BMW 750i que acaba de presentarse en Estados Unidos. Este sedán de lujo está disponible en el país del norte a más de 130.000 dólares y de ofrecerse en nuestro mercado hoy costaría más de u$s 400.000.
La nave insignia de la marca alemana  asombra ya que se trata de uno de los autos de serie más equipados del mundo. Ni bien entran en acción sus sistemas inteligentes junto a su poderoso motor V8 de 445 caballos es posible sentir que es un auto especial.
Con una generosa distancia entre ejes (más de tres metros) y un largo de más de cinco metros el nuevo Serie 7 intimida con su presencia.
De su larga lista de equipamiento, podemos citar el sistema de información y entretenimiento con pantalla táctil y control por gestos, un cargador de teléfono móvil inalámbrico, una Tablet de 7 pulgadas extraíble que puede controlar las funciones del auto y un paquete  ‘Ambient Air’ que libera olores en la cabina. Otro punto a destacar es el nuevo sistema Remote Control Parking que permite estacionar el vehículo sin que exista una persona al volante.La posición de manejo dispone de múltiples regulaciones eléctricas. El volante ofrece también regulación eléctrica en altura y profundidad y además se abate para facilitar el acceso.
La habitabilidad es más que suficiente para que viajen cuatro pasajeros en primera clase. Las plazas traseras tienen el formato ideal para dos, ya que la plaza central es más dura y está limitada en espacio por el tunel de transmisión. El baúl ofrece una capacidad acotada (500 dm3) si se considera tamaño total del auto y que además no cuenta con rueda de auxilio.
Una de las características más sobresalientes es su comportamiento dinámico, es un auto muy grande que sorprende por su agilidad y por la capacidad para doblar rápido y detenerse en distancias cortas. Esta virtud la obtiene mediante un sistema que permite modificar la dureza de los amortiguadores y otros elementos para lograr un andar confortable o un carácter deportivo.

*Editor de Revista Parabrisas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *