Economía / 20 de octubre de 2015

Para hacer frente a próximas crisis es necesario diversificar la matriz

El sector agroexportador es hoy el de mayor productividad en América latina, y el industrial todavía está rezagado.

La diversificación productiva es la única opción de América Latina para lograr un crecimiento real. Así se desprende del informe “América Latina: fortalezas de corto plazo y debilidades estructurales en un contexto global incierto y hostil, ¿hasta cuándo se sostiene?”, publicado la semana pasada por el Real Instituto Elcano, un think tank español. Su autor es el economista argentino Federico Poli, ex economista jefe de la Unión Industrial Argentina y ex jefe de asesores del equipo de Roberto Lavagna durante su paso por el ministerio. Hoy reside en España; desde allí evalúa los resultados de la década 2003/2013 en América latina y diagnostica el futuro de la región.
Según su lectura, entre 2003 y la actualidad América Latina “parece haber entrado en la normalidad en el comportamiento de su PIB”, con menor volatilidad. Elogia la gestión macroeconómica de la región y su construcción de activos, así como las mejoras sociales: la reducción del desempleo, la indigencia y la pobreza. Sin embargo, advierte que el crecimiento del PBI está en declive, así como la productividad, y hay temor de que la pobreza y el desempleo vuelvan a aumentar.
Para Poli, la culpa de este peligro reside en la escasa diversificación productiva, resultado del excesivo peso del sector productor de materias primas en la región. Sostiene que este sector tiene “mayor productividad que el sector industrial a nivel nacional (ventaja comparativa) y también una mayor productividad respecto a su similar de los países desarrollados (ventaja absoluta)”. Propone políticas industriales, de financiación y de investigación y desarrollo como receta para modificar esta matriz productiva. “La estrategia productiva para este tipo de economía debe plantear una complementariedad, no una exclusión, entre el aliento de los sectores de ventajas comparativas estáticas y el de las dinámicas, con el objetivo último de lograr una estructura productiva diversificada. El desarrollo de los sectores con ventajas comparativas estáticas permitirá la obtención de los recursos necesarios, financiación externa e interna, para atender el desarrollo de los sectores de ventajas comparativas dinámicas. Además, estos últimos permiten la innovación tecnológica y organizativa en los sectores más tradicionales”, asegura.
Tensión. “Un dilema típico es la tensión que determina el nivel del tipo de cambio entre las cuasi rentas que se generan en los sectores productores de materias primas y el aliento a los sectores productivos complejos e intensivos en conocimiento. La diversificación se ve dificultada por los procesos de revaluación de las monedas que han sufrido muchos países de la región, agravados en el último tiempo, que generaron impactos negativos sobre el sector productivo transable y crecientes déficit por cuenta corriente”.
Poli afirma que para sostener una tasa mayor de crecimiento de largo plazo, mantener las mejoras sociales alcanzadas, satisfacer las demandas de las clases medias y en crecimiento y evitar crisis macroeconómicas, América Latina requiere encarar un cambio de estructura productiva que lleve a una mayor diversificación. Advierte que la “dura tarea del cambio estructural” debe ser emprendida “bajo las condiciones adversas del ciclo porque durante la bonanza los gobiernos no tienen incentivos para involucrarse en cuestiones complejas y conflictivas”. Y vaticina que de no lograrse este cambio, la necesidad de sostener las mejoras sociales conseguidas aun a costa de debilidades estructurales derivará en más crisis macroeconómicas.

 

4 comentarios de “Para hacer frente a próximas crisis es necesario diversificar la matriz”

    1. LOS K SE QUEDAN CON LOS FONDOS DE SANTA CRUZ,COMO PAGO ANIBAL FERNANDEZ EL COCHE IMPORTADO QUE LE ROBARON?TAMBIEN ES UN EXITOSO ABOGADO?

  1. Octavio Maidana,coma por coma igual que otro comentario tuyo,se ve que te lo dieron impreso,no tenemos deuda externa?y porque nuestros barcos y aviones si los enganchan fuera del pais los embargan?no te acordas de la Fragata Libertad? y los fondos buitres?el Juez Griesa,que siempre nos apoyo y lo fueron a patotear y ahora lo tenemos en contra?le entregamos soberania a los chinos por dos mangos,el banco Central lo dejan vacio,el pais lleno de delincuentes nacionales y extranjeros,lo unico que crecio fueron las villas,nos quedamos sin tanques,barcos,aviones y sin moral en las fuerzas armadas y los paises limitrofes nos van de a poquito robando territorio,se nos hunden lo barcos en el puerto,La Santisima Trinidad,no arreglaron el rompehielo,necesitamos un hospital y vamos a la Capital de Macri igual que en las escuelas,vamos no nos tome de tontos y vaya a comer el choripan que se enfria.

  2. CON EL 30% DE LA MEMORIA COLECTIVA ANIQUILADA POR EL ALZHEIMER
    A 15 años de tener el país incendiado por nuestra deuda con el FMI, casi el 30% de los argentinos piensen votar a un candidato a presidente que propone volver a endeudarlo.
    Es como si un padre de familia al que hace 15 años el usurero le remató la casa, cuando con enorme esfuerzo vuelve a tenerla, se propone hipotecarla una vez más.
    La diferencia entre ese estúpido padre de familia y Macri, es que cuando el usurero venga por todo, ni él, ni los ricos sectores a los que representa, serán quienes sufrirán el remate.
    Porque tal como pasó hace 15 años, a quienes se les rematará la vida, el futuro y sus trabajos, será a las clases medias y populares, y pagarán los intereses de esa deuda con exclusión social, desocupación, muerte, crisis, ajustes, cuasi monedas, trueques y corralitos.
    Los presidentes que no defienden al pueblo y están a favor de los poderosos, siempre eligen endeudarse con organismos usureros: así reducen al mínimo posible las retenciones y los impuestos de la Sociedad Rural y los más ricos empresarios, y el dinero necesario para sostener al país en el presente se lo piden prestado a un FMI que te lo va a hacer pagar a vos, tus hijos y tus nietos con ajustes, crisis y desocupación en unos años.
    Justo cuando redujimos deuda externa a la tercera parte de nuestro PBI luego de haber debido en 2001 tres argentinas juntas, justo cuando ya no pedimos préstamos a tasa usurera para pagar los intereses de anteriores préstamos a tasas usureras, justo cuando por fin el timón de nuestro futuro está en nuestras manos y ya no en el FMI, viene Mauricio Macri y el PRO a decir que hay que volver a endeudarse lo máximo posible.
    Nuestros abuelos murieron diciéndonos que Argentina iba a ser un títere eterno de los países desarrollados porque jamás iba a lograr salir del grillete de la Deuda Externa. Y aunque parezca un milagro, logramos salir del grillete. Pero resulta que casi el 30% del este país piensa votar dentro de dos semanas a un candidato neoliberal que propone volver a endeudarse con usureros para dejar en la ruina al país.
    Es tremendo constatar cómo una parte de los ciudadanos no solo perdió la memoria, sino hasta su más básico y elemental instinto de supervivencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *