Showbiz / 20 de Octubre de 2015

Se cumple la fecha en que los protagonistas de “Volver al futuro” se adelantan en el tiempo

Marketing vintage y negocios redituables, tres décadas después.

Por

El futuro llegó. Aquel 21 de octubre de 2015 marcado en la pantalla del DeLorean, el famoso auto del film, se hace realidad. Además. este año se cumplieron 3 décadas de “Volver al Futuro”, la película que inauguró la trilogía. Con ese doblete de conmemoraciones en agenda, también llegó un aluvión de lanzamientos y eventos a pedir de los fanáticos de Marty McFly y el Doc Brown.
Las dos primeras partes de la trilogía marcaron récords taquilleros, ya que el comienzo de la historia fue la película más vista de 1985 en todo el mundo (se hizo con un presupuesto de 19 millones de dólares y recaudó 380 millones de dólares), mientras que la segunda se posicionó sólo detrás de “Indiana Jones y la última cruzada” y “Batman” en 1989 como las más vistas. La tercera parte se estrenó en 1990, con menor repercusión en las salas.
Dirigida por Robert Zemeckis y escrita junto a Bob Gale, este film de ciencia ficción cautivó a familias, jóvenes y no tanto con sus protagonistas adorables –el joven ochentoso Marty McFly y el excéntrico Emett “Doc” Brown– y la posibilidad de modificar los errores cometidos en el pasado a través de viajes en el tiempo. “Pensamos que sería una película inteligente sobre el viaje en el tiempo, una que no se había visto antes. Creo que lo que más divertido fue contar una historia sobre un chico que viaja al pasado para ver a sus padres como adolescentes”, contó alguna vez el director y escritor Robert Zemeckis a la revista británica de cine Empire. “Vi la película por primera vez en la proyección de prueba que hicimos en San José, California. Excepto por ‘E.T’., fue la mejor función previa en la que me senté. El público nunca paró de reírse y de aplaudir. Para cuando se prendieron las luces, esa gente ya se había apropiado de la película”, contó también allí Steven Spielberg, uno de los productores. El coguionista, Bob Gale, había traído de su St. Louis natal el eje sobre el que se construyó la historia: mientras revisaba viejos cuadernos de su padre, descubrió que había sido el presidente de graduación de su clase, mientras que Bob era activista en contra de los cargos para estudiantes. En ese momento se preguntó si hubiera sido amigo de su padre en caso de compartir época: con esa idea volvió a Los Ángeles.
Adelantados. “Volver al futuro” también planteó un futuro repleto de objetos tecnológicos que, 30 años después, aún no llegaron en su totalidad. Las videollamadas, los anteojos de realidad virtual y las casas inteligentes ya son posibles, pero quedan pendientes objetos que todavía hoy parecen inalcanzables: los autos voladores, el Señor Fusión (que convertía la basura en energía) y la ropa que se seca sola. De otros hay sólo prototipos: en 2014 el skater Tony Hawk probó una patineta voladora desarrollada por la empresa ArxPax (recaudaron 455.000 dólares en KickStarter para hacerla) y este año Lexus creó la “Slide”, una nueva versión del skate. Un año y medio atrás, Toyota anunció el desarrollo de un producto similar, aunque aún no lo presentó. Un pequeño detalle: el primero tiene una batería que se agota a los pocos minutos y el skate más reciente sólo funciona para andar sobre un campo de imanes, lejos del uso que McFly hacía de su hoverboard de Mattel para flotar sobre la calle y el agua. Nike, por su parte, diseñó 1.500 pares de las Air Mag, las zapatillas autoajustables que usaba Marty. Sólo se podían adquirir mediante una subasta de eBay: los precios pagados oscilaron entre 2.300 y 9.959 dólares y en total se recaudaron 6 millones de dólares que se destinaron a la Fundación Michael Fox, organización que investiga el Parkinson, enfermedad que enfrenta el actor. Está pendiente la promesa de la marca deportiva de realizar una producción mayor de este icónico calzado.
La película que marcó a una generación fue también una vidriera para diferentes marcas cuyos logos aparecieron en productos o en la vía pública: Pizza Hut (una pequeña pizza deshidratada), Black and Decker (en el horno que convierte ese alimento en apto para el consumo de los McFly), Panasonic (un reloj despertador), Volkswagen (la combi de los libios a los que les sustrajeron plutonio), Burger King y JVC son sólo algunas de las que están presentes en la trilogía. Cuando McFly entra a una cafetería de su pueblo, Hill Valley, pide una Pepsi y le entregan una botella de tapa celeste, más ancha en la parte superior que en la base. Llamada Pepsi Perfect, esa gaseosa nunca salió al mercado. Hasta ahora, cuando la marca decidió aprovechar la llegada del futuro y desarrolló una edición limitada de 6.500 unidades que se podrán comprar por eBay a 20,15 dólares. “La película es un clásico que cautivó a seguidores de todo el mundo. Después de 30 años, personas de todas las generaciones continúan mostrando su interés y fanatismo. En el caso particular de Pepsi, la marca es recordada por la escena donde aparece la icónica Pepsi Perfect. Desde la marca podemos hacer realidad uno de los objetos que aparecen en la trilogía y aportar una cuota de ‘magia’ para satisfacer a los fanáticos”, explica a NOTICIAS Joaquín Anderson, director de Marketing de PepsiCo Bebidas SOLA, sobre el interés de las marcas por acompañar el aniversario de este ícono de la cultura popular.
Regreso a la pantalla. Remakes de las originales o una cuarta película para la saga. Los rumores en torno a una de las películas más famosas de la historia siempre aparecen, pero se desvanecen pronto. El director Robert Zemeckis y el guionista Bob Gale poseen los derechos del film hasta sus muertes, y ambos descartaron que hubiera planes de un nuevo rodaje.
En la exposición Comic Con de Londres que se hizo en julio de este año, Christopher Lloyd, Michael Fox y Lea Thompson, el trío protagonista, se reunió en torno a una mesa de debate: “Robert y Bob crearon un personaje muy interesante. Marty es cualquier hombre, cualquier chico curioso. Él es sólo un código para que la audiencia siga lo que está pasando, y vea sus sentimientos reflejados en él. Se suponía que debía representar la reacción de cualquier persona ante lo que estaba pasando”, contó allí Fox sobre la iconicidad de su personaje. Aunque no habrá nuevas aventuras para McFly en el cine, está avanzado el proyecto para que una versión musical se estrene en un teatro del West End de Londres. Quien sí volverá a la pantalla pronto será Emett Brown, con “Doctor Brown salva el mundo”, un cortometraje del que aún se desconoce el resto del elenco. En el trailer difundido, de apenas unos segundos, el científico baja de su auto e intenta ajustar la imagen de la cámara. Este spin-off puede verse como parte de la nueva edición del DVD y Bluray de la película, que salió a la venta esta semana –aunque no hay detalles sobre una posible comercialización en Argentina–. Nuevos extras de la película, un libro de 64 páginas y los 26 episodios de la serie animada (por primera vez en DVD) vendrán dentro del condensador de flujo como packaging.
En estos días también salió al mercado un nuevo videojuego, disponible para Xbox 360 y One y PlayStation4, remasterizado y con nuevas voces, que ubica a los personajes seis meses más tarde que el final de la tercera película. La empresa Telltale ya había sacado otro videojuego de la película en 2010, una secuela de la historia que tiene cinco capítulos.
Festejos. En muchas ciudades del mundo se pudo ver la película de un modo diferente. Por ejemplo, con una orquesta en vivo a cargo de la banda sonora que compuso Alan Silvestri. Madrid, Londres y Nueva York, entre otras, recibieron la gira que seguirá por Toronto, Melbourne y México D.F.
En la Gran Manzana el auditorio elegido para la proyección HD fue el Radio City Music Hall, en el Rockefeller Center, con la presentación de la Sinfónica de Nueva Jersey y entradas agotadas que costaron entre 54 y 124 dólares. En Estados Unidos, algunos cines decidieron reestrenar en sus pantallas el segundo film, lo mismo que había sucedido en su anterior aniversario “redondo”, a los 25 años del estreno. En 2011 en Argentina –por iniciativa de Sir Chandler, creador del sitio Cines Argentinos–, alrededor de 58.000 personas vieron “Volver al Futuro I” en cines de todo el país. Aunque esta vez no habrá regreso a las salas, durante la tarde del 21 de octubre habrá un maratón de las películas por Universal, señal que también acompañará el evento para conmemorar la fecha, la “Fiesta del Futuro”. Esa noche (y la siguiente, ambas fechas con tickets agotados) se hará en Niceto un show que tendrá la visita del actor y cantante Harry Waters Jr. (quien interpreta a Marvin Berry en el film), una banda que tocará la banda de sonido de las tres películas, premios para los que lleven los mejores disfraces (de cowboy, años cincuenta, ochentoso o futurista), recreación de escenas y la presencia de una pareja (real) que se casará en esa fecha con temática de la película. Fanatismo, nostalgia o placer cinéfilo. Motivos para festejar una película que dejó su marca en los jóvenes de los 80 sobran.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *