Opinión / 25 de octubre de 2015

Elecciones: por qué no importa quién gane

Scioli, Macri y Massa, con recetas muy similares (y piantavotos).

Por

Las elecciones de hoy definen muy poco. Gane uno u otro candidato, en la agenda de los próximos meses y años figuran las mismas recetas. Tanto Daniel Scioli como Mauricio Macri y Sergio Massa lo admiten en privado, pero se cuidan bien de pronunciar ante el público algunas palabras piantavotos como devaluación o ajuste. En los planes solo parcialmente verbalizados de los tres, sin embargo, encontramos lo mismo: un dólar más alto –y sin cepo– a pedido del establishment económico, la búsqueda de inversiones del extranjero, el previo arreglo con los fondos buitre para conseguir nuevo crédito en el mercado internacional de capitales, una estrategia antiinflacionaria que permita un escenario más previsible, un realineamiento con los Estados Unidos en materia de política exterior después de la excentricidad cristinista de acercarse a Rusia y China, una progresiva eliminación de las tarifas subsidiadas y también, claro, el consecuente ajuste derivado de esa medida y de una devaluación del peso que impactará negativamente en el poder adquisitivo de los salarios. Esta última parte es la que los candidatos prefieren obviar, conscientes de que las encuestas indican que una amplia mayoría del electorado argentino –como los díscolos griegos en la Unión Europea– se niega a ser ajustado.

Hay malas noticias: para evitar eso solo queda votar a Del Caño.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *