Sociedad / 25 de octubre de 2015

Sí, quiero… votar!

Una joven mendocina sorprendió a todos al llegar a votar con su traje de novia y un tocado en la cabeza. A las 10 se casaba en Tunuyán, a 80 kilómetros de la capital.

Una joven novia se presentó a votar a primera hora a una escuela de Mendoza vestida de blanco. Emocionada, contó en la fila que, tras cumplir con el trámite cívico, debía partír raudamente a una iglesia del departamento de Tunuyán, a unos 80 kilómetros de distancia, donde la esperaban familiares y amigos para celebrar su matrimonio.

Mientras la joven se convertía en el comentario obligado de los votantes y era fotografiada con su tocado nupcial, un auto la esperaba en la puerta de la escuela para llevarla al altar.

En sus quince minutos de fama, contó a radio Nihuil que como su novio es deportista, mañana “sale de viaje a Israel” y “queríamos casarnos antes”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *