Personajes / 2 de Noviembre de 2015

Fernando Carnota: “Yo lo voté a Néstor Kirchner”

Periodista y abogado, acaba de publicar el libro “Marmota”. Fanatismo racinguista y su vida luego de la bala que lo dejó en coma.

Jorge Milton Capitanich subió al atril como lo hacía a diario y vociferó serio, aunque suponiendo tal vez que era gracioso: “Hay un periodista de apellido Marmota que siempre nos critica, todas las mañanas. Hace muy bien su trabajo, el trabajo de la oposición”. Fue el 14 de noviembre de 2014. El jefe de Gabinete de CFK, probablemente por orden de ella, intentaba desacreditar con ese chiste de aula de escuela secundaria a Fernando Carnota, periodista y conductor del noticiero matutino de TN. Ese día, TN había criticado la contratación de un avión de lujo para que Kicillof y Timerman fueran a la reunión del G-20 en Australia.
Fue un boomerang. Carnota le contestó al aire: “Usted le cree al INDEC, ¿quién es el marmota de los dos?”. Ahora escribió un libro titulado “Marmota” donde deja al desnudo las contradicciones del relato K.
Noticias: Él le dijo “Marmota”, pero usted le debe el libro.
Fernando Carnota: Le debo el título. Porque el libro ya lo había empezado a escribir, tenía dos títulos tentativos, pero cuando pasó esto me vino perfecto. Además el espíritu del libro era ese, lo marmota que nos habíamos sentido ante un gobierno que nos decía una cosa y hacía otra.
Noticias: ¿Qué sintió cuando lo escuchó?
Carnota: Fue muy loco, mientras estaba haciendo el noticiero el productor me dice por la cucaracha que Capitanich me dijo Marmota y me pregunta si le quiero contestar. Me quedé duro, no le creía. Decidí no contestarle en ese momento y averiguar qué había pasado una vez terminado el programa. Mirá si le contestaba y quedaba pagando. Así que llamé a los asesores de Capitanich y me lo confirmaron.
Noticias: ¿Le dio bronca?
Carnota: Lo que menos sentí fue indignación por la cargada, si lo querés poner en términos de chiste de secundaria. Con mi apellido me hicieron chistes más graciosos que ese. Sentí vergüenza, no podía creer que un jefe de Gabinete use el tiempo valiosísimo de una conferencia de prensa para cargar a un periodista porque no le gustan las críticas que hace.
Noticias: Salió a contestarle al rato. ¿Tuvo que pensar mucho la respuesta?
Carnota: Me tomé quince minutos para pensar algo. Quería manifestar mi vergüenza ajena y demostrar quién era en realidad el marmota. Y dije: “Este tipo le cree al INDEC, ¿quién es el marmota de los dos?”.
Noticias: El libro arranca con la confesión de que lo votó a Néstor y que durante una entrevista con Alberto Fernández, irrumpió el presidente y lo cautivó con su discurso. ¿Qué rasgos de Kirchner le gustaban?
Carnota: Cuando me senté a escribir me pareció que tenía que ser contundente y confesar que lo voté a Néstor, porque en definitiva de ahí nace todo lo que viene después. No lo voté convencido, pero me convenció después cuando vi las primeras medidas. A los periodistas críticos nos dejaba en el camino, porque no teníamos de dónde criticar al poder. La pregunta que me hice es: ¿Por qué pasaron los años y ahora estoy donde estoy? El libro trata de explicar cómo ellos se fueron corriendo del eje de lo que decían que eran y lo que terminaron siendo.
Noticias: ¿Cómo fue aquella reunión con Alberto Fernández?
Carnota: Ahí es donde me convence. Habían pasado diez meses de gobierno y en una de mis recorridas por la Rosada lo fui a ver a Fernández. Estábamos hablando y de repente se va y se pierde en una puerta interna del despacho. Pasan dos o tres minutos y vuelve. Pensé que había ido al baño. Siguió la reunión, y de golpe, por esa puerta entra Kirchner. Me quedé duro. Me saludó muy amablemente y empezó a contarme las medidas que había tomado y cuáles se venían. Me descolocó. Había entrado como periodista y de repente era un ciudadano más, contento con el presidente que había votado.
Noticias: ¿Qué cosas lo cautivaron?
Carnota: Primero, la energía que ponía al contar las cosas que hacía. Veías a un tipo convencido de lo que estaba haciendo y que lo que hacía lo hacía por el bien de todos. Había adelantado algunas medidas: lo que quería hacer con los Derechos Humanos, con la Corte, con los organismos financieros internacionales. En un momento recuperé mi eje profesional y le dije: “La verdad es que nos está dejando a los periodistas críticos sin discurso. Está haciendo todas las cosas que le reclamábamos a Menem”. De ahí me fui convencido, pero pasaron dos años y el modelo empezó a desgranarse.
Noticias: ¿En qué momento se desencantó?
Carnota: No hay un punto preciso, pero diría que fue cuando él rompe con Duhalde. Fue mi primer desencanto. Llamó mafioso al tipo que lo ayudó a ser presidente. A mí no me importaba si Duhalde era o no mafioso, pero eso me hizo ruido. Después empezaron las formas: que te mando los piquetes a Shell si no me bajás los precios, que te bloqueo la planta.
Noticias: Justo cuando el kirchnerismo se puso más duro con el periodismo opositor, usted levantó el perfil y se mostró más crítico que nunca desde la pantalla de TN. ¿Fue así?
Carnota: En realidad ese es mi perfil natural: ser crítico y ser duro. De hecho, periodísticamente soy hijo biológico de la radio e hijo adoptivo de la televisión, con lo cual siempre fui muy crítico. Hubo varios años en televisión donde el formato del noticiero determinaba que había poco margen para editorializar o hacer una bajada de línea un poco más firme. Al principio fue prueba y error.
Noticias: ¿Fue una decisión personal o del canal?
Carnota: Un poco y un poco. Se abrió el espacio y se fue dando naturalmente. Cuando das una noticia y ponés una cara o hacés una pausa, ya hiciste un editorial. Pero ser explícito con palabras, frases y nombres propios no es muy habitual. Lo empecé a hacer, salió bien y lo seguí perfeccionando.
Noticias: Pasaron doce años, ¿cómo fue hacer periodismo durante el kirchnerismo?
Carnota: Acabo de leer las conclusiones de la Sociedad Interamericana de Prensa que dice que los doce años del kirchnerismo fueron los peores para el ejercicio de la libertad de expresión. No sólo lo comparto, sino que tengo que decir que me afanaron la idea, porque lo vengo diciendo hace bastante. Laburé con todos los gobiernos y ninguno fue así.
Noticias: ¿Alguna vez se autocensuró o tuvo miedo de que tomen represalias en su contra?
Carnota: No, no me pasó nunca de no decir algo por miedo de una persecución. Además, nada te garantizaba que no te la hicieran igual.
Noticias: Scioli o Macri. ¿Cómo se imagina al periodismo durante el próximo gobierno?
Carnota: Me imagino algo totalmente distinto, mucho más desinflado.
Noticias: ¿En cualquiera de los dos casos?
Carnota: Sí. Creo que en ese aspecto no va a haber diferencias. Scioli va a estar más preocupado por calmar la tensión interna que le puedan generar La Cámpora y los kirchneristas; y Macri, porque no es su estilo. Ojo, tampoco es el estilo de Scioli. No digo que no habrá problemas y tensiones, pero lo que se vivió con el kirchnerismo no se vivió nunca y creo que no se va a volver a vivir.
Noticias: Mientras cubría el levantamiento carapintada en 1990 una bala le atravesó el cuello y casi lo mata. ¿Cómo siguió su vida después?
Carnota: Estuve en coma y zafé de casualidad. Tenía 25 años y estuve literalmente muerto. Perdí la audición del oído derecho. Hacía nueve meses que me había casado y después del accidente tuve un hijo, planté un árbol y escribí un libro en un lapso muy corto. No fue consciente, pero evidentemente me apuré por hacer todo eso porque no sabía cuándo se me podía terminar la vida. Cuando la bala entró en mi cabeza me envolvió un zumbido y en ese instante pensé: “No me puedo morir ahora, me faltan hacer muchas cosas”.
Noticias: Es hincha de Racing. ¿Hasta dónde llega su fanatismo?
Carnota: Soy muy futbolero, mucho, todo, completo. Eso incluye una vez que a mi hija de cinco años la invité a irse de casa cuando me dijo, en chiste, que era de Boca. Se ve que le hice mucho daño porque me lo recuerda siempre.
Noticias: ¿Siempre quiso ser periodista?
Carnota: En realidad siempre quise ser futbolista y todavía quiero. Hablando en serio, siempre quise ser periodista. Empecé por casualidad a trabajar en el periódico del secundario y me di cuenta de que era lo mío. En quinto año ya estaba trabajando en un diario de Morón y nunca más paré.
Noticias: ¿Logra desconectarse en su casa o sigue enganchado con el trabajo?
Carnota: La verdad que no. Y ahora con la tecnología, mucho menos. Igual no soy de los que creen que te invade y te ultraconecta. Creo que es al contrario, a mí la tecnología me conecta desde un lugar mucho mejor. Antes tenía que estar pendiente y me ponía loco. Ahora está ahí, ya no tengo que estar llamando desesperado para saber si hay alguna novedad.
Noticias: ¿Cómo se lleva con Twitter?
Carnota: Con Twitter tengo una historia reciente. La cuenta la abrí hace varios años, pero empecé mi raid tuitero este año. No tenía muy claro si los periodistas teníamos que tuitear e influir tanto desde una cuenta personal. Hasta que me di cuenta de que era un canal de comunicación totalmente distinto al del noticiero. Y además sirve para responder a los ataques.
Noticias: ¿Usa la cuenta para defenderse?
Carnota: Sí, para defenderme o para ver quién es el enemigo. No les respondo a los robots, pero sí a alguna persona pública o alguien conocido o con cierta reputación en la red.
Noticias: Tiene tres hijos adolescentes. ¿Qué dijeron ante la agresión de Capitanich?
Carnota: Tengo mucho humor y ellos son como yo. A mí me encanta reírme de mí mismo, no hace falta que me hagas chistes de petisos, ya los sé todos y me los digo yo primero. Para que te des cuenta cómo lo tomaron, al grupo familiar de WhatsApp le pusimos “Marmotas”.
Noticias: Fueron al mismo horario y tuvo que elegir: ¿Partido de Racing o el debate presidencial por TV?
Carnota: No me cupo la más mínima duda: partido de Racing.

 

Comentarios de “Fernando Carnota: “Yo lo voté a Néstor Kirchner””

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *