Política / 22 de Noviembre de 2015

Scioli no estuvo con los militantes, pero sí con Quebracho

Tras reconocer su derrota el excandidato presidencial por el oficialismo se acercó a saludar a Esteche.

Por

“No nos vamos nada”, grita la militancia concentrada del lado de la Plaza de Mayo. “Patria sí, colonia no”, canta la agrupación Quebracho en la esquina de Alsina y Bolivar. El reconocimiento de la derrota por parte de Daniel Scioli hizo mutar la esperanza en llanto y, mientras el todavía gobernador bonaerense continuaba con su discurso, en las inmediaciones comenzaba la última fiesta.

Scioli salió tan apurado del NH City que su auto frenó y los dos vehículos de la custodia chocaron entre ellos. Luego de descender a dialogar brevemente con la prenda, subió nuevamente a su camioneta que realizó una nueva parada: Scioli bajó a saludar a los militantes de Quebracho, cuyo lider, minutos antes, utilizó su cuenta de Twitter para afirmar que había que defender a la Patria. Esa sería la última aparición del ya excandidato a presidente del Frente para la Victoria.

En la Plaza de Mayo, los militantes de La Campora lloran y se abrazan, pero ninguno deja de cantar, convirtiendo la noche más triste de sus últimos años en una fiesta forzada.

Seguí a Nicolás en Twitter: @NicolasLucca

 

4 comentarios de “Scioli no estuvo con los militantes, pero sí con Quebracho”

  1. Aun se escuchan los insultos de los reclutados por el Modelo, y engañados como aquellos jovenes setentistas, Hoy intentan cometer el mismo error, insistir hasta que los engañados , se pongan la camiseta de los sediciosos, que muy pronto, despues del dia 10, intentaran ponerse en la grilla de los destituyentes, que para eso, fueron preparados por el modelo. Pero esta vez, el pueblo , cambio el angulo de observacion , analizando lo que esta escrito en la historia.
    A saber :
    La causa del pueblo exige nada más que hombres del pueblo que trabajan para el pueblo, no para ellos.
    En esto se distinguen los ambiciosos; en que trabajan para ellos; nada más que para ellos.
    Nunca buscan la felicidad del pueblo; siempre buscan más bien su propia vanidad y enriquecerse pronto.
    El dinero, el poder y los honores son las tres grandes “causas” los tres “ideales” de todos los ambiciosos.
    No he conocido ningún ambicioso que no buscase alguna de estas tres cosas…
    O las tres al mismo tiempo.
    Los pueblos deben cuidar a los hombres que eligen para hacer sus destinos…
    Y deben rechazarlos y destruirlos cuando los vean sedientos de riqueza, de poder o de honores.
    La sed de riquezas es fácil de ver.
    Es lo primero que aparece a la vista de todos.
    Sobre todo a los dirigentes sindicales hay que cuidarlos mucho.
    Se marean también ellos y no hay que olvidar que cuando un político se deja dominar por la ambición es nada más que un ambicioso; pero cuando un dirigente sindical se entrega al deseo de dinero, de poder o de honores, es un traidor y merece ser castigado como un traidor.
    El poder y los honores seducen también intensamente a los hombres y los hacen ambiciosos…
    Empiezan a trabajar para ellos y se olvidan del pueblo.
    Esta es la única manera de identificarlos… y el pueblo tiene que conocerlos y destruirlos.
    Solamente así, los pueblos serán libres… porque todo ambicioso es un prepotente capaz de convertirse en un tirano.
    ¡Hay que cuidarse de ellos como del diablo!

    EVA PERÓN

    ————————————————————————————————————-

    «Veo bandas rapaces, movidas de codicia, la mas vil de todas las pasiones, enseñorearse del país, dilapidar sus finanzas, pervertir su administracion, chupar su sustancia, pavonearse insolentemente en las mas cínicas ostentaciones del fausto, comprarlo y venderlo todo, hasta comprarse y venderse unos a los otros a la luz del día.»

    «Veo más. Veo un pueblo indolente y dormido que abdica de sus derechos, olvida sus tradiciones, sus deberes y su porvenir, lo que debe a la honra de sus progenitores y al bien de la posteridad, a su estirpe, a su familia, a sí mismo y a Dios. Y se atropella en las Bolsas, pulula en los teatros, bulle en los paseos, en los regocijos y en los juegos, pero ha olvidado la senda del bien, y va a todas partes, menos donde van los pueblos animosos, cuyas instituciones amenazan derrumbarse carcomidas por la corrupcion y los vicios.»

    «La concupiscencia arriba y la concupiscencia abajo… Eso es la decadencia…. Eso es el final.»

    José Manuel Estrada.

  2. Scioli no estuvo con los militantes, pero sí con Quebracho

    Un presidente que se reúna con estos impresentables, no me hubiera gustado en absoluto, por eso, justifico cada vez más mi voto a Macri y sobre todo, a Lilita hacedora fundamental de Cambiemos.

  3. Oíd mortales, el grito sagrado:

    libertad, libertad, libertad.

    Oíd el ruido de rotas cadenas,

    ved en trono a la noble Igualdad.

    Se levanta a la faz de la tierra

    una nueva y gloriosa nación;

    coronada su sien de laureles

    y a sus plantas rendido un León.

  4. Compatriotas en esta hora tan angustiosa que vive la Patria, empecemos a militar para acompañar este proceso , al que debemos implementar una gran tarea de conjunto, donde como prioridad, y mancomunadamente garantizar la seguridad, personal y colectiva, de un pueblo que a demostrado ser lo mejor que tiene la Republica Argentina…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *