Salud / 14 de Diciembre de 2015

Alerta por epidemia en Brasil

Un nuevo virus causaría malformaciones en fetos. Lo transmite el mosquito del dengue.

Por

ZONAS AFECTADAS. La alerta sanitaria afecta a 18 estados del Brasil, y Pernambuco concentra la mitad de los casos.

Brasil declaró la emergencia sanitaria. El Ministerio de Salud de ese país asegura que las evidencias ya son suficientes para relacionar al recién llegado virus Zika, que se transmite por el mismo mosquito del dengue (Aedes aegypti) con una epidemia de malformaciones congénitas sin precedentes. Según cifras oficiales, ya hay por esta causa 1.248 bebes con microcefalia, un problema de nacimiento que puede causar retardo mental o incluso llevar a la muerte. También se le atribuye al virus el aumento exagerado de Síndrome de Guillan Barré, enfermedad autoinmune que puede provocar parálisis cerebral. “El escenario puede ser peor de lo que se espera” alertó el Director de vigilancia de Enfermedades Transmisibles.
Historia corta. El virus fue detectado por primera vez en África, concretamente en la selva Zika de Uganda, en 1947. Afectaba a monos, esporádicamente se veía algún caso en humanos y luego llegó al Asia, probablemente por personas infectadas o a través del mosquito Aedes albopicitus. En el 2013 hubo un brote en la Polinesia Francesa y ahora se sabe que allí hubo18 casos de microcefalia.
En Brasil, el primer boletín epidemiológico que registró el Zika fue el de mayo del 2015. “Pero se entró en una zona de confort diciendo que era el primo pobre del dengue -lamenta hoy el infectólogo Artur Timerman, presidente de la Sociedad brasileña de Dengue y Arbovirus. Los primeros científicos en advertir que había que prestarle más atención fueron desacreditados porque, hasta hace cuatro meses, no había casos asociados a problemas neurológicos en seres humanos. Solo había pruebas hechas en ratones en los años 50, en los que se veía que el virus destruía el cerebro de los roedores.
La actual epidemia de microcefalia puso en alerta a 18 estados de Brasil. Pernambuco, lugar de destino de turistas es el estado que concentra la mitad de los casos. Aunque ya se detectó hasta en el Amazonas, el resto de los casos se han detectado en el nordeste. Justamente donde se alzan las mejores playas.
“Hasta ahora no lo sabemos ni siquiera diagnosticar. Se lo hace descartando que no sea dengue o Chikunguyna porque los síntomas son muy similares, fiebre muy alta, dolor de cabeza y de cuerpo, manchas rojas”, dice Timerman. Y agrega: “La respuesta más frecuente a todas las preguntas que se hace la población es ‘No se sabe’. No se sabe cuántos casos hay, no se sabe las chances de transmisión madre hijo, no se sabe el porcentaje de casos leves o complicados, no se sabe ni siquiera cuantos de los que se creyó que eran dengue eran Zica”. Solo se sabe que los primeros tres meses de embarazo son cruciales y muchas de las madres que hoy tienen bebes con microcefalia manifestaron síntomas en el primer trimestre de gestación. La presencia del virus fue detectada en el líquido amniótico de dos gestantes con diagnóstico de microcefalia y en la biopsia de un bebe que murió.
Los riesgos. La recomendación oficial es reforzar la guerra al mosquito, que las personas utilicen los cuidados habituales para no ser picadas, y que las mujeres en edad fértil eviten quedar embarazadas. “Es una situación inédita en la investigación científica mundial”, dice el informe del Ministerio de Salud brasileño. En Natal, redes hospitalarias alertan que nacen dos o tres chicos por día con microcefalia y los consultorios privados están llenos de futuras madres preocupadas. Porque la malformación puede detectarse en la ecografía prenatal, algo en el que el sistema público del país es deficiente. En vista de la situación, ahora todos los casos de microcefalia deben ser comunicados.
Respecto a los turistas, Timerman es contundente: Las mujeres que cursan los primeros tres meses de embarazo deberían evitar venir a Brasil. “Las chances de adquirir el virus y tener bebes con malformación craneana es desconocida pero sin duda alta”, enfatiza. Ningún lugar, desde Santa Catarina hacia el norte del Brasil, está libre. “Nos encontramos en un momento semejante al del surgimiento del sida, una dimensión desconocida, una situación dramática. Hay pánico de no saber lo que enfrentamos. Nunca hubo nada así en el mundo”, enfatiza el presidente de la Sociedad brasileña de Dengue y Arbovirus.
Otro trastorno que se le adjudica a este nuevo virus es el aumento en una enfermedad autoinmune. El estado de Rio Grande do Norte por ejemplo cuadruplicó los casos de Síndrome de Guillan Barré, aunque el riesgo absoluto por ahora sigue siendo bajo: pasó de observarse en 1 de cada 100.000 personas a 4 de cada 100.000.
La preocupación se amplifica por la llegada del verano, cuando se espera que aumente la reproducción del mosquito y la crisis económica que afectó a las campanas anti dengue. En algunos lugares, la falta de dinero hizo que se frenara la desinsectización llevando a una situación, antes de la declaración de emergencia, por las que las autoridades de San Pablo espera que los casos de dengue se dupliquen. Un escenario preocupante ya que en el 2015, con más de un millón de casos, el dengue ya había batido todos los récords con un 25% más de muertes que el anterior. Ahora los expertos hasta ponen en duda que todos esos casos hayan sido dengue, ya que la gran mayoría fueron sospechas no comprobadas en pruebas de laboratorio.
Genes. En el Laboratorio de Evolución Molecular e Bioinformatica del Depto Microbiologia, del Instituto de Ciencias Bio médicas de la Universidad de San Pablo- USP estudian en colaboración con el Instituto Pasteur de Dakar (Senegal) la genética del Zika. “Se dijo que había llegado a Brasil con turistas que vinieron al Mundial de fútbol pero no hay como saberlo”, dice Paolo M. de A. Zanotto. “El linaje es asiático y al analizar la geografía de los casos lo que se observa es que se está distribuyendo muy rápido. Lo grave para la Argentina es que puede ser transmitido también por mosquitos de climas mas fríos, como el Aedes albopictus”, resume Zanotto, que reconoce en el virus una gran capacidad de adaptación a la especie humana.
A mayor capacidad replicativa del virus en humanos, explica, más partículas virales, y más facilidad para transmitirse. “La Argentina debe estar atenta a este asunto porque estamos viendo este virus por la primera vez, y nadie conoce con certeza cuál es su capacidad de expansión. Es la primera vez que infecta a una cantidad tan grande de personas, y tenemos todo para aprender”, resume Zanotto.
Problema triple. Es la primera vez en la historia del mundo que circulan tres virus en el mismo vector en varios locales. Una triple epidemia (Dengue- Chikungunya – Zica) puede ser peor que la suma de cada una de ellas. Los diabéticos, ancianos o personas con enfermedades renales o cardiacas tienen más chance de desarrollar formas graves de dengue. También los que ya estuvieron infectados, con o sin síntomas. Se puede tener dengue cuatro veces porque en Brasil circulan cuatro tipos, y ya en la segunda infección las chances de desarrollar una forma grave suben al 20%.
La enfermedad producida por el virus Chikungunya es especialmente preocupante también en ancianos, diabéticos, o personas sometidas a tratamiento de cortisona que tienen más chances de tener la forma hemorrágica. Y cuando la enfermedad se vuelve crónica, provoca dolor en las articulaciones, lo que puede impedir realizar acciones tan simples como cepillarse los dientes. En uno de cada diez afectados, el dolor artrítico se extiende hasta por un año.
De la enfermedad producida por el virus Zika se sabe menos. Los síntomas son similares a las enfermedades anteriores: fiebre, dolor de cabeza, dolor corporal, conjuntivitis, puntos rojos en el cuerpo. Estas molestias aparecen de 3 a 10 días después de la picadura y solo en el 25 % de las personas, con lo cual la gran mayoría ni se da cuenta de la infección. La ciencia aún debe comprobar fehacientemente las complicaciones que se le adjudican: microcefalia en bebés y síndrome de Guillan Barré en grupos de riesgo.
¿Y qué sucede si, en la triple epidemia actual, una persona llega a padecer dos o tres infecciones juntas, sucesiva o secuencialmente? La respuesta correcta es: ni idea. Y eso no es una buena noticia. “Los anticuerpos contra el dengue reaccionan con el Zica pero eso no necesariamente lo frena. Podría ser que la coexistencia de los dos empeore el cuadro como ocurre cuando hay dos tipos de dengue”, explica Zanotto, Esta semana, el gobierno de Roussef anunció que el CDC (Centro de Control de Enfermedades de los Estados Unidos) se une a las investigaciones locales y creó un grupo interministerial de Emergencia en salud pública Nacional e Internacional. Los registros brasileños tienen más de 1.200 fichas de bebés con el cerebro más pequeño de lo normal. Algunos temen que sean muchos más, una dimensión desconocida.

 

Comentarios de “Alerta por epidemia en Brasil”

  1. La verdadera epidemia que este año muchos van a veranear en Brasil visto y considerando el abuso de precios para veranear en argentina. Simple. Ahora empiezan las noticias de epidemias y robos en Brasil para desalentar el turismo. Es simple y sencillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *