Showbiz / 25 de Diciembre de 2015

Telenovelas for export

Los productores argentinos buscan volver a ser líderes mundiales. El rol de la economía.

“Historia de un clan”,

Mucho antes de que las familias argentinas sufrieran a la hora de la cena con los trágicos destinos de Jorgito de “Avenida Brasil” o de Onur en “Las mil y una noche”, eran los italianos y los rusos, entre otros, los que lloraban al conocer los destinos trágicos de Gina de “La extraña dama” y de Milagros en “Muñeca Brava”. En el cierre de un 2015 que fue escenario de una verdadera invasión de ciclos extranjeros en la televisión abierta –con una inédita presencia de títulos en el prime time- los productores locales buscan dar pelea y comienzan a recuperar terreno a fuerza de buenas historias, grandes actuaciones y calidad cinematográfica en los rubros técnicos.
El pionero en exportar contenidos audiovisuales a las grandes cadenas de TV fue Omar Romay, quien logró vender a Italia “La extraña dama” en 1989, un éxito inmediato que convirtió a María Luisa Kuliok en una estrella en la península mediterránea y que estuvo presente en pantallas inesperadas como Grecia, Hungría, Rumania e Inglaterra, entre otras. El suceso fue tal que en 1991 la tira debió tener una continuación, algo poco frecuente en el rubro, en la que la protagonista perdía la memoria y todas sus desventuras amorosas comenzaban de nuevo. A pesar de que las condiciones técnicas en las que había sido filmada no eran las mejores, esta telenovela fue la punta de lanza de un pequeño ejército de ciclos que se exportaron a distintos mercados y que impusieron los nombres de Andrea del Boca y Gustavo Bermúdez, por ejemplo, en Israel o Rusia.
La industria evolucionó en 1996 cuando Telefe vendió el primer formato televisivo argentino. Durante cinco años el canal SBT de Brasil tuvo su propia versión de “Chiquititas”, en el que un grupo de huérfanas del hogar “Raio de Luz” reían, lloraban y cantaban bajo la supervisión detrás de cámara de Cris Morena. De la mano del crecimiento de las ferias internacionales, la Argentina comenzó a destacarse en el escenario mundial y para 2009 nuestro país era el cuarto productor y exportador de formatos de televisión a nivel mundial. Según un informe de la BBC, ese año sólo Inglaterra, Estados Unidos y Holanda habían colocado mayor cantidad de títulos fuera de su territorio. Las razones del boom eran los bajos costos de un dólar competitivo y el reconocido oficio de guionistas y talentos artísticos locales. Por ese entonces, por ejemplo, Telefe vendió el formato de la miniserie “Hermanos y detectives” –creada por Patricio Vega y con dirección de Damián Szifrón- a México y España, en donde tuvo sus propias versiones, y llegó hasta la cadena estadounidense ABC, que la adaptó bajo el título “Solving Charlie”. A su vez, la versión original se vio en más de 30 países.
Entre turcos y neblinas. Pero en menos de una década el panorama cambió de manera radical. El año que se despide comenzó con El Trece y Telefe programando títulos extranjeros en el prime time, un suceso del que no se recuerdan precedentes. La producción turca “Las mil y una noches” y la brasileña “Rastros de mentiras” dominaron las noches en la pantalla chica, con tales resultados de audiencia que obligaron al mismísimo Marcelo Tinelli a sumar a su reality de baile a Ergün Demir, que pasó de ser una figura de reparto en la tira a tapa de las revistas del corazón y ahora ensaya una obra para estrenar en Carlos Paz.
Existen, sin embargo, indicios de recuperación de la industria. “La celebración”, el unitario de la productora Underground que puso en pantalla Telefe en 2014 y que este año repitió América TV, quedó nominado en la última edición de los International Emmy Awards, que premia a lo más destacado de la producción mundial. Dirigido y escrito por Javier Van de Couter, el envío se destacó no sólo por la calidad de la factura técnica, sino también por las actuaciones de figuras como Verónica Llinás o Susú Pecoraro.
“Competir por un Emmy fue una grata sorpresa, no lo esperábamos. Se trataba de una producción de poco despliegue, centrada en el guión y lo actoral pero que evidentemente llamó la atención el tratamiento. Creo que impactó que seamos un país latinoamericano con una propuesta provocadora y polémica, en lo formal y en temático”, le contó a NOTICIAS Pablo Culell, director de contenidos y producciones de Underground. Para el experimentado productor, no hay que alarmarse por el actual escenario de la pantalla chica local: “La televisión es cíclica, depende de los momentos económicos y del riesgo que canales y productoras quieran y puedan asumir en relación al ingreso estimado por la inversión publicitaria o por la posibilidad de venta internacional. El éxito marca la agenda de los programadores, los costos son altos y no pueden llenarse de producciones locales, los números no dan, creo que todo puede convivir. Si la historia es buena, y los protagonistas generan química, la audiencia los elegirá sin importar de donde vengan. Pero es importante generar producción nacional porque es trabajo para los profesionales del medio, técnicos, actores, y además porque el público quiere ver a sus artistas y que le cuenten sus historias, sentirse identificado, al igual que los anunciantes”.
Producir para más de una pantalla. De hecho fue Underground quien se anotó el gran éxito de ficción de este año, “Historia de un clan”, que pudo verse en la pantalla de la señal TNT a pocas hora de su emisión. “Se trató de una experiencia inédita pero excelente. Permitió que el público que ya no consume TV abierta pueda verlo casi en simultáneo, y además, en los países limítrofes. Fue una buena comunión y ojalá concretemos proyectos futuros, pero ya ellos como co-productores ya que están muy interesados”, adelantó Culell. TNT fue quien co-produjo junto a Pol-ka “Signos”, la miniserie con Hugo Chávez y Claudia Fontán. De hecho, se produjo la rara circunstancia de que ambos títulos competían en la televisión abierta pero compartían pantalla en el cable.
La experiencia es similar a la que viene realizando desde hace tiempo FOX, que en su momento firmó acuerdos de exclusividad con Telefe y tuvo en su pantalla a “Aliados” y a “Entre caníbales” al día siguiente de su estreno en aire. Desde Miami el Gerente de Contenidos (CCO) de FOX International Channels para América Latina, Gonzalo Fiure, destacó que lo logrado con ambos títulos argentinos excedió todas las expectativas: “Con ‘Aliados’ la apuesta fue tener un contenido que pudiese ser disfrutado en diferentes pantallas, porque entendimos que era lo que los televidentes necesitaban. Fuimos los primeros en ofrecer estas opciones y se lo dimos al público joven, al que le encantó esta propuesta. Los resultados fueron tremendos: los ratings subieron en toda la región. Lo mismo pasó con “Entre Caníbales”, que tuvo buena audiencia más allá de la emisión televisiva”.
Otra señal internacional que sumó contenidos argentinos es TBS, que compró “Psiconautas”, una comedia de humor negro ambientada en una sesión de terapia de grupo. De la mano de actores como Willy Toledo, Florencia Peña, “el Puma” Goity, Verónica Llinas y Luis Ziembrowsky, entre otros, se trata de una miniserie de Navajo Films, que ya está trabajando en una ambiciosa apuesta para Space Brasil. “Luego ‘Psiconautas’ ahora estamos trabajando en ‘La ley’, una serie que combinará acción, suspenso y mucha dramaturgia. Conseguimos armar un gran equipo. Estamos terminando de conformar el elenco en conjunto con los directivos del canal, con algunos nombres muy importantes a nivel local y algunos reconocidos a nivel internacional. Estamos fascinados con Brasil, un país excepcional con una geografía y cultura única”, explicó Lucas Vivo García Lagos, director general de Navajo.
El valor del talento. Aunque es claro que lo que suceda con la industria en el futuro inmediato estará ligado a cómo crezca la economía y cuáles sean las políticas cambiarias del flamante gobierno de Mauricio Macri, es unánime el rescate del valor de los profesionales que se encuentran en el país. “Una de las ventajas de producir en la Argentina es la calidad que hay. Es difícil encontrar un país en la región que supere a Argentina en este aspecto”, explicitó Vivo García Lagos. Es lo mismo que opina Fiure: “La Argentina es reconocida en todo el globo por el talento que tiene. En términos de actores, directores, productores y arte, el talento argentino está en lo más alto de la consideración de FOX”.
Pero no todo lo que pesa a la hora de abrir las puertas del mercado internacional es talento. Cullel sostiene que el camino para crecer es pensar en los formatos transmedia y en las alianzas fuera del país: “Argentina sigue siendo una interesante generadora de formatos de ficción para el mundo. Tal vez hayan habido épocas mejores, hoy se venden más formatos para adaptarse a los mercados, que programas originales con actores propios, salvo excepciones como la de Natalia Oreiro en Rusia. Pero cuando hacemos algo relevante y provocador se disparan las antenas del mundo hacia nosotros, como sucede con ‘Historia de un clan’. El mundo busca contenidos con la multiplicidad de plataformas audiovisuales actuales. En Argentina hay talento suficiente, aunque falte dinero y financiación, por eso es fundamental la venta de nuestras historias y programas, la generación de co-producciones”.

 

Comentarios de “Telenovelas for export”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *