Televisión / 28 de Diciembre de 2015

Un acto de justicia

Zoo. Serie. Disponible por Space Go Elenco: J. Wolk, K. Connolly, N. Anozie, N. Arnezeder y B. Burke. Creada por J. Appelbaum. Basada en la novela de James Patterson. Dirección: Michael Katleman.

Por

★★★ Cuando se estrenó en 2012 “The Avengers”, la película sobre un grupo de superhéroes, escuché a algunos cuarentones fans de los cómics decir al borde de la nostalgia qué felices habrían sido si estas grandes producciones hubieran estallado cuando eran chicos. A salvo de esa secta, voy a utilizar esa frase pero dirigida a otro, el mío, objeto de deseo. Porque no tengo dudas de lo feliz que me habría sentido si a mis pocos años hubiera estado “Zoo” en la tele.
No quiero ser referencial pero tampoco presumir de original y seguro que a muchos les pasó lo mismo. Me gustaba cómo vivía el señor “Daktari”; me gustaba ver a los toros cornear a los toreros y a los leones comerse a los cazadores; nada de lo animal me era ajeno y lo humano me resultaba peligroso. Punto y aparte: sólo para los que comparten estas reglas bautismales tiene sentido ver “Zoo”. El resto se va a aburrir o le provocará una risa bizarra. Es simple: no se trata de una gran serie y hasta resulta boba por momentos. Pero siempre será lindo contemplar a unos cuantos sabelotodos corriendo asustados cuando la manada de “seres irracionales” ruge basta.
Estrenada por la cadena de aire estadounidense CBS (es decir, para todo público) a fines de junio y ya con la segunda temporada asegurada para el próximo año, “Zoo” está basada en la novela de suspenso y ciencia ficción del autor de best-sellers James Patterson (que escribió junto a Michael Ledwidge). ¿De qué trata? De pronto, alrededor de todo el mundo, comienzan a sucederse distintos ataques de animales a las personas: leones en África, lobos en los Estados Unidos, murciélagos en la Antártida (¿?), perros en Eslovenia, gatos con comportamientos extrañísimos, y todos como si estuvieran coordinados y ya no respetaran al mamífero dominante que los ha sojuzgado desde siempre. Por lo tanto, a la manera de “la liga de la justicia”, para investigar qué cosa rara está pasando, se conforma un equipo de especialistas: Jackson Oz (James Wolk), un experto en comportamiento animal; la periodista preocupada por la contaminación agroquímica Jamie Campbell (Kristen Connolly); el guía de safaris Abraham Kenyatta (Nonso Anozie), la agente de inteligencia Chloe Tousignant (Nora Arnezeder) y el veterinario y patólogo Mitch Morgan (Billy Burke, el más destacado en la serie).
Este grupete viaja de un lado al otro para averiguar qué les pasa a los bichos que ya no nos quieren. Hay un gran despliegue de escenarios y muchos animales “de verdad” y no digitalizados, lo que provocó las quejas de asociaciones proteccionistas norteamericanas por obligar a actuar a quienes no lo eligieron. La verdad es que las escenas con los animales son lo único que vale la pena en “Zoo”; lo demás es abrumadoramente previsible. Ya avisé: sólo para corazones que gozan con la reivindicación de los más débiles aunque sea a los mordiscones y zarpazos.

 

Comentarios de “Un acto de justicia”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *