Ver fotos">
Sociedad / 29 de Diciembre de 2015

Schiavi, Jaime y Cirigliano condenados por la Tragedia de Once

Los ex secretarios de Transporte fueron condenados a 8 y 6 años de prisión. Para el propietario de TBA, 9 años. Ver fotos

El ex secretario de Transporte de la Nación, Ricardo Jaime escucha la sentencia que lo condena a 6 años de prisión por su responsabilidad en la Tragedia de Once.

El Tribunal Oral Federal n° 2 dio a conocer la sentencia por la “Tragedia de Once”, el accidente ocurrido en la estación cabecera del Ferrocarril General Sarmiento, en que murieron 51 personas y cientos resultaron heridas, el 22 de febrero de 2012.

Los ex secretarios de Transporte, Juan Pablo Schiavi y Ricardo Jaime, fueron condenados a 8 y 6 años de prisión respectivamente. El motorman, Marcos Córdoba, tuvo una condena de 3 años y 6 meses.

Sergio Claudio Cirigliano, empresario y propietario de TBA (ex concesionario del servicio), fue condenado a 9 años; mientras que su hermano, Mario Cirigliano, fue absuelto. Sin embargo, más de una decena de directivos de TBA fueron encontrados culpables y recibieron condenas de entre 4 y 8 años de prisión.  

Por su parte, Marcelo Alberto Calderón, Director de Cometrans (empresa dueña de TBA y perteneciente al Grupo Plaza) recibió una pena de 8 años de prisión; y Daniel Lodola, Gerente de la Línea Sarmiento, fue condenado a 3 años de prisión.

A excepción del motorman, Marcos Córdoba, todos los acusados fueron encontrados culpables por los delitos de defraudación contra la administración pública y estrago culposo. A Córdoba se le imputa estrago culposo.

 

3 comentarios de “Schiavi, Jaime y Cirigliano condenados por la Tragedia de Once”

  1. Poco, muy poco esas condenas. Aquí debieran implementarse lo que existe en muchos lugares de mundo y que aquí también debería estar. Me refiero a las penas acumulativas, o sea, si una condena por una muerte es de 30 años, por dos serían 60 años y así sucesivamente hasta llegar a 51 fallecidos y un niño no nacido (O sea, 52 víctimas. Imagínense cuantos años le correspondería a cada uno. Vuelvo al comienzo, poco muy poco.

  2. Poco, muy poco esas condenas. Aquí debieran implementarse lo que existe en muchos lugares de mundo y que aquí también debería estar. Me refiero a las penas acumulativas, o sea, si una condena por una muerte es de 30 años, por dos serían 60 años y así sucesivamente hasta llegar a 51 fallecidos y un niño na nacido (O sea, 52 víctimas. Imagínense cuantos años le correspondería a cada uno. Vuelvo al comienzo, poco muy poco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *