Personajes / 5 de Febrero de 2016

Luis Brandoni: “No soy cascarrabias, soy respetuoso”

Protagoniza “Parque Lezama” en Mar del Plata y recuerda su paso por la política. Éxitos, novia joven y miradas sobre el macrismo.

No usa redes sociales. Cuando NOTICIAS le comenta que la frase de su personaje en “Esperando la carroza” (“Qué miseria, ¿sabés lo que tenían para comer? Empanadas… Tres empanadas para dos personas”) se viralizó como nunca en los últimos meses, Luis Brandoni se sorprende. “¿Más todavía? No imaginamos lo que iba a pasar, lleva 31 años desde su estreno y sigue viva. Es un fenómeno curioso y mi personaje es un canalla. Esa frase es una atrocidad, pero son las cosas que lamentablemente nos gustan mucho a los argentinos”. Instalado en Mar del Plata, donde se presenta con “Parque Lezama”, derrocha energía a sus 75 años. “Me siento bien, pero los años los tengo, eh”, se sincera.
Noticias: Está de novio con una mujer 30 años menor. ¿Será esa la clave?
Luis Brandoni: No sé, lo vivo con naturalidad. La clave es cómo uno sobrelleva la convivencia, no la diaria, porque vivimos cada uno en su casa. Si bien se notan las diferencias generacionales en la forma de mirar ciertas cosas, me enriquezco con ella y sospecho que ella alguna experiencia de un hombre mayor podrá sacar. Y por encima de todo eso, o al costado o arriba o abajo, está el amor.
Noticias: Compone personajes cálidos, sin embargo tiene fama de cascarrabias.
Brandoni: No siempre he hecho personajes cálidos. Mi personaje en “Darse cuenta” era un médico gris y apagado, y el de “Esperando la carroza” de cálido no tiene nada. Me parece que los personajes, cuando uno los trata en serio y con respeto, tienen que mostrar algún lado débil. Esos personajes que son de una sola dimensión, que no transpiran ni dudan ni tienen miedo, no me parecen buenos. Todos tenemos momentos de debilidad e inseguridad. No es que hago siempre personajes buenos, pero me interesa mostrar la calidez. Parecería ser que está mal vista la emoción, no es cool. Y yo no soy cool. Sigo creyendo, también como espectador, que me gusta que me toquen el corazón. Esa pasión por dejarse llevar siempre conlleva emotividad.
Noticias: ¿Y la fama de “mala onda”?
Brandoni: Me la hicieron los de “CQC” porque nunca les perdoné las tonterías que hacían y la falta de respeto que tuvieron conmigo. Nunca les di una entrevista. De ahí me quedó la fama. Pasaron años… No soy un cascarrabias, soy respetuoso, no hago escándalos, no me he peleado con nadie.
Noticias: Usted dijo que a los argentinos nos falta responsabilidad.
Brandoni: Digo que los argentinos conocemos muy bien nuestros derechos, pero no aprendimos casi nada sobre las obligaciones de la democracia. Eso va a llevar tiempo. El trato con la cosa pública es atroz. No podemos seguir robándonos el palito que sostiene el papel higiénico en los baños públicos. Eso no es un acto revolucionario, es un problema cultural. Hay que enseñarles a los chicos que lo público es de todos y no es de nadie. A mí me retaban si marcaba el pupitre en la primaria. Hoy eso no cuenta.
Noticias: Hablando de responsabilidades, usted estaba haciendo “Parque Lezama” en Montevideo y fue a votar a Buenos Aires en las últimas elecciones, a riesgo de no llegar a tiempo a la obra.
Brandoni: Sí, me fui en avión de Montevideo a Buenos Aires y tuve que volver por ferry a Colonia, de ahí tomarme un ómnibus para hacer dos funciones. Llegué con un margen de una hora y media. Pero lo hice con gusto.
Noticias: Desde el ´72 al ´83 fue secretario general de la Asociación Argentina de Actores. ¿Qué recuerda?
Brandoni: Me tocó de todo. Asumí en noviembre del ´72. El presidente era Lanusse, después vinieron Cámpora, Lastiri, volvió Perón, pasamos a la dictadura… Fue muy complicado, teníamos una colección colegiada donde había pensamientos políticos muy distintos. Fue bastante ejemplar la tarea que hicimos porque había un propósito superior, entonces las diferencias ideológicas estaban en un segundo plano.
Noticias: Con la dictadura se suspendió la actividad gremial y política del país.
Brandoni: Sí, y nos quedamos bastante más de lo que suponíamos. Los períodos eran de dos años, la Triple A me amenazó poco antes de terminar mi primer mandado y la Lista Blanca, a la cual pertenecía, cuando me tuve que exiliar me propuso como candidato y gané las elecciones desde el exilio. Creo que es un caso único. Y con la dictadura tuvimos que quedarnos varios años más. Fue una época difícil donde tuvimos una actitud firme frente a lo que estaba pasando. Buscábamos a nuestros compañeros presos y desaparecidos. Tengo el honor de haber sido el primer dirigente gremial de la Argentina que recibió a las Madres de Playa de Mayo. Felizmente después vino la democracia y renuncié porque el estatuto no permitía ser dirigente de actores y tener un cargo político, cosa muy sabia. Eso ya no está presente en el estatuto actual.
Noticias: Sobre la Ley del Actor, sancionada en octubre, usted y varios colegas firmaron un comunicado para promover revisiones. ¿Qué pretenden?
Brandoni: Hay un desconcierto sobre la aplicación de esta ley porque la Asociación de Actores no consultó ni a los actores a través de una asamblea ni a la otra parte, el empresariado. Ver si por vía de la reglamentación se puede hacer esta ley de una manera más viable.
Noticias: ¿Cuáles son los agujeros negros que ve?
Brandoni: Por ejemplo, la formación de cooperativas en todo el país: los actores no están involucrados. Sabemos que los empresarios y algunos miembros de la comisión de Actores están en conversaciones para poder solucionar esto.
Noticias: Con la democracia arranca su primer gran éxito televisivo con “Buscavidas”, con Patricio Contreras.
Brandoni: Hasta ese momento había hecho mucha televisión, 122 ciclos. Pero lo primero notorio para el gran público y que tuvo una continuidad fue “Buscavidas”. Con Patricio Contreras formábamos una pareja muy curiosa. Hasta el día de hoy tenemos una relación de afecto y respeto.
Noticias: Otro de sus hits televisivos fueron las cuatro temporadas de “Mi cuñado” junto a Ricardo Darín.
Brandoni: “Mi cuñado” fue un modelo de comedia semanal. La tele era distinta, había muchos programas unitarios. En aquel entonces, Telefe tenía cinco programas distintos de lunes a viernes a las 9 de la noche. Fue una comedia magnifica.
Noticias: En “Parque Lezama”, la obra que protagoniza junto a Eduardo Blanco, su personaje es León Schwartz, un judío comunista, soñador y mitómano. ¿Cuánto de la ideología de izquierda que tiene el personaje pertenece a Luis Brandoni?
Brandoni: A los actores nos ocurre que les prestamos algunas cosas a los personajes y otras las agregamos de afuera, de la observación y el conocimiento. El personaje tiene cosas que a mí me recuerdan a algunas personas que he conocido y en algunos momentos me identifico con esos ideales. Nunca me he afiliado al Partido Comunista, pero conozco gente que lo ha hecho y ha vivido convencida de eso. Reconozco, por otra parte, que León es un extraordinario personaje de teatro, y la adaptación que hizo Campanella de la obra es magnífica, porque el público se siente identificado desde que empieza el espectáculo y se crea una empatía muy curiosa y sentida. Por eso el público reacciona de esa manera tan asombrosa con la obra.
Noticias: Se lo pregunto porque usted está afiliado a la Unión Cívica Radical, que tuvo sus orígenes en el socialismo.
Brandoni: La UCR fue el primer partido grande y popular que hubo en la Argentina. Tiene más de 120 años. Muchas de esas cosas a las que se refieren los personajes en la obra también existieron en el radicalismo. El partido marcó huellas y caminos y dejó una impronta muy importante.
Noticias: ¿Cómo fueron sus vivencias cuando fue electo diputado por el radicalismo, cargo que ejerció desde 1997 a 2001?
Brandoni: Tengo un buen recuerdo de ese tiempo. Puse prácticamente mi profesión en el freezer, hice apenas una sola película que fue “Esa maldita costilla”. Lo viví con mucha intensidad y aprendí muchísimo. No me ocurrieron cosas desagradables, como la mayoría de los diputados tuve muchos más fracasos que éxitos, pero me fui contento. Me ofrecieron un mandato más y no acepté porque donde más cómodo me siento es en este oficio de ser actor. En la política encontré gente interesante que ha tenido actitudes muy leales conmigo, y no me refiero sólo a mis correligionarios.
Noticias: ¿Vio mucha rosca política o corrupción?
Brandoni: No tuve contacto con eso. Tuve disgustos, como saber que había un proyecto que presenté y una diputada de Jujuy, que era vicepresidenta de la Comisión de Comunicaciones, lo aprobaba. Era el del derecho intelectual de los intérpretes audiovisuales. Y sé que un compañero del bloque Justicialista, que tenía un canal de televisión, la amenazó con hacerle campaña en contra porque el proyecto tocaba sus intereses. Pero es un lugar donde lo que vale es el sentido lato de lo que es el Parlamento. Hay que hablar. Aprendí que allí nadie puede asegurar que hizo lo que pensaba en un principio, porque hay que llegar a acuerdos y eso lleva trabajo. Pero así debe ser la cosa. Muchos proyectos que presenté tuve que modificarlos y mejorarlos, y esa fue una gran experiencia.
Noticias: ¿Cree que el gobierno macrista va por buen camino en la apertura hacia el diálogo?
Brandoni: Sí, absolutamente. Esto es algo muy distinto. Se está hablando, compartiendo, lo vivo con alegría y orgullo. Es bueno ver que algunos gestos que quedan de una democracia autoritaria y unilateral como fue el kirchnerismo se están cambiando. Un gobierno que habla con sus ex competidores implica un aire nuevo y lo mejor de todo es que la gente lo está viendo. Puede haber otra manera de vivir la política, respetándonos y no descalificando al que no piensa como nosotros.
Noticias: ¿Qué evaluación hace de los primeros meses del nuevo gobierno?
Brandoni: Creo que es un gobierno que va a seguir encontrando muchas dificultades pero al mismo tiempo tiene una iniciativa imparable. Lamento el largo episodio de los prófugos del triple crimen. Pero creo que en general es todo muy positivo. Hubo que tomar algunas decisiones rápidas. Sólo basta ver cómo quedó la provincia de Buenos Aires después de 28 años de gobierno peronista… Tengo muchas expectativas, hay un cambio generacional indudable y eso da ganas de entusiasmarse.

 

5 comentarios de “Luis Brandoni: “No soy cascarrabias, soy respetuoso””

  1. Excelente actor pero muy cascarrabias, me tocaba atenderlo en la vieja oficina de Ferrylineas en Punta del Este y siempre patoteaba, fastidiado por lo que debía esperar y otras cuestiones, fueron varios años y nunca cambiaba, personajes que le dicen…

  2. Brandoni, un gran actor, un gran luchador, un excelente gremialista, en fin, una buena persona, y como diría mi viejo, un gran tipo. Me gustaría verlo en algún cargo público, con su responsabilidad y honestidad seguramente, colaborará con este gobierno y podría ayudar a que no haya corrupción. A ver, Sr. Lombardi, ¿No está en sus planes, Brandoni? Piénselo, estoy seguro que no se arrepentirá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *