Personajes / 5 de febrero de 2016

Martín Bossi: “No lucho por ser prestigioso ni popular”

Lidera la taquilla de Mar del Plata con “Big Bang Show”. Deseos de paternidad, críticas a redes sociales y adoración por el Papa Francisco.

En Mar del Plata el clima no ayudó tanto en enero, pero Martín Bossi se mantuvo alegre porque así “la gente va más al teatro”. Aunque las inclemencias del tiempo no deberían preocuparlo porque con su espectáculo “Big Bang Show” va primero en recaudación, esa bendita competencia de cada verano. Él afirma que ser el líder le parece “una paparruchada porque el teatro es servicio”. Se considera “enfermo” de Los Abuelos de la Nada, banda que lo marcó desde chico, y asegura que es su momento de mayor popularidad. Se vale de su percepción cotidiana para escribir los guiones –junto a Emilio Tamer– porque no está empapado de actualidad: no lee ni diarios ni revistas, libros de García Márquez, Borges y Cortázar. “El espectáculo está armado en base a la gente, es una experiencia más que una obra de teatro. Si bien artísticamente necesito evolucionar e incorporar cosas nuevas, el público nos dice que tenemos que seguir por este camino”, le dice a NOTICIAS desde “La Feliz”, mientras no dejan de pararlo y saludarlo por la calle.
Noticias: ¿Le cuesta despegarse del humorista-imitador para instalarse como actor?
Martín Bossi: No, de hecho en el show hago un 70% sin máscaras. Me empecé a volcar más al stand up. No trato de despegarme pero es un proceso normal. Si a los 50 años siguiera imitando a Fito Páez estaría en problemas. Mi mérito como actor es poder comunicarme sin máscaras. Lo importante es que la gente no tiene que darse cuenta de esta transición.
Noticias: ¿Quiénes son sus referentes en el humor?
Bossi: Mi ídolo es Maradona. Que en su vida haga lo que quiera, pero lo veo en una cancha de fútbol y me provoca éxtasis, como cuando escucho a Sandro. Pero dentro del espectáculo puedo nombrar a gente que me marcó mucho como Pepe Biondi, Olmedo, Marrone, Altavista, Balá, Calabró.
Noticias: En su show hace una crítica al uso que se les da a las redes sociales. ¿Se perdió la comunicación cara a cara?
Bossi: Uno de los puntos es la crítica con humor. Alguien tiene que hablar de esto que está pasando, que para mí es la era de la incomunicación. Estamos conectados pero incomunicados. La experiencia del teatro pasó a ser la única que hoy podemos vivir de frente, no de forma digital. Hoy los chicos van a un recital y lo viven a través de un celular. El otro día fui a la Bombonera y la gente no tira más papelitos, no alientan al equipo porque están ocupados en filmar. Todo es a través de una pantalla.
Noticias: Como dijo el historiador noruego Christian Lous Lange: “La tecnología es un siervo útil, pero un amo peligroso”.
Bossi: La tecnología tiene sus cosas positivas, pero la idea del espectáculo es rescatar lo bueno del pasado que se ha perdido. Yo tenía una novia en Rosario y le escribía cartas de puño y letra. Hoy enviás un Whatsapp y enseguida llega el mensaje. Yo redactaba, pensaba. Hoy los chicos directamente no sé si saben escribir. Hay cosas alarmantes, como cuando veo cuatro personas sentados a una mesa y todos están con la vista puesta en el celular. No sé si hay que adaptarse a eso.
Noticias: En “Big Bang Show” dice que extraña a los capocómicos. ¿Se ve ocupando ese lugar?
Bossi: No creo. Los tiempos son distintos, antes había pocos canales… Yo quiero ser lo que pueda ser, lo que me deje la vida. Hago lo que puedo. Estudio todo el día, hago danzas, canto, cursos de humor. Me perfecciono para llegar a mi borde. Después la gente decide.
Noticias: ¿Hay una lucha entre ser un artista popular y por otro lado buscar el prestigio y el reconocimiento?
Bossi: No lucho por ser prestigioso ni popular. Insisto, lucho por ser lo mejor que pueda. Me desvela ser un buen actor y que la gente diga: “Este loco nos hizo pasar un buen rato”. Estoy en un proceso de aprendizaje muy grande. Humildemente, estoy en el momento de mayor popularidad en mi carrera. Y no estoy haciendo televisión.
Noticias: ¿Qué ironía, no?
Bossi: Es que las redes sociales cambiaron el mundo, en este caso, a favor. El año pasado comencé con un canal propio en YouTube, que en realidad es una forma de hacer televisión. ¿Qué es la tele? Lo audiovisual. Entonces estoy trabajando en tele. De hecho, esos videos los vieron cinco millones de personas. Estamos negociando para ir a trabajar afuera del país gracias a que la gente me vio en YouTube. Hoy no hay contenido. Y lo que hago tiene contenido. Hasta cuando voy a programas de espectáculos dejo un mensaje.
Noticias: Hace un par de años incursionó en cine con “Un amor en tiempos de selfies” y no le fue bien.
Bossi: Depende cómo lo mires. Comercialmente la película metió 80.000 personas, pero funcionó muy bien afuera del país. Es una película independiente y es una de las más vendidas en la calle por los manteros. Sigue viéndose. Fue una buena experiencia para aprender. Ahora tengo un guión hermoso para hacer este año y estoy buscando director. Es sobre la paternidad. Es un tema que a los 41 años me ronda mucho por la cabeza.
Noticias: ¿Así que tiene pensado ser padre?
Bossi: Es raro, no es intencional, es más físico. Cuando salgo del teatro se me acercan muchos chicos con los padres y a veces los alzo a upa. El otro día una nena de cuatro años se me subió, me dio un beso y me morí de amor. Si llego a tener una hija así me saca la vida. Creo que dejaría todo.
Noticias: No tiene pareja estable. ¿Eso lo condiciona para proyectarse en la paternidad?
Bossi: Tengo más necesidad de ser padre que de formar una familia. Pero lo estoy pensando porque ser padre solo no me cierra. Todavía tengo la sangre tana que en el fondo me corre. Pero si para llegar a la paternidad primero tengo que pasar por toda esa cosa del ritual familiar, las reuniones los domingos… No sé. Eso me da un poco de escozor.
Noticias: Hablando de mujeres, ¿cómo es su relación con Graciela Borges? Se los ve siempre juntos.
Bossi: Dios me ha sacado muchas cosas. Tuve una familia muy numerosa, pero por parte de mi mamá se fueron todos y Graciela, si bien no reemplaza a nadie, ya es como mi familia. Nos conocimos cuando ella vino a verme al teatro, aunque creo que nos conocemos de otra vida. Es una gran maestra, ha manejado su vida privada como nadie, es una actriz maravillosa, una mujer hermosa. Con ella conocí el verdadero amor, el amor eterno, el espiritual, el que no pasa por el sexo.
Noticias: Siempre se manejó con cautela respecto de su vida privada. ¿Lo hace a propósito para generar una mística a lo Sandro?
Bossi: Si cuento mi verdadera vida, no vendo nada. Soy un tipo heterosexual al que le gustan los asados, el fútbol y estar con sus amigos. Eso no vende mucho. Quedaría mejor ser un snob, decir que leés a Osho o que sos trisexual y defendés a las focas en el Himalaya. Un día dije que quería ser papá soltero. ¡Para qué! Me empezaron a poner en listas extrañas junto a Pedrito Rico, a Raphael… Mi socio me dice: “¿Para qué decís eso? Te hacés el liberal pero sos un tano”.
Noticias: Es raro que hoy no se sepa nada de la vida privada de una figura pública, pero en su caso lo lleva bien.
Bossi: Es conservar algo para uno mismo. ¿Es importante saber con quién me acuesto? Me da mucha pena. Hoy te acusan de ser homosexual, de agrandado, de acostarte con muchas minas, de ser kirchnerista, de ser macrista, si comés carne te acusan de ser asesino de animales. Es un nivel de acusación muy grande. Socialmente retrocedimos mucho. ¿De qué libertad me hablan? Trato de vivir en absoluta libertad, en lo sexual, en lo político, en todo. Sé quién soy. Pero la gente está muy distraída en acusar al otro.
Noticias: Es reacio a opinar de política, pero grabó un video imitando a Macri y a Cristina donde al final ambos se amigaban y tenían muchos puntos en común. ¿Esa fue su manera de sentar postura?
Bossi: Totalmente. Como me preguntaban tanto por el tema, dije “voy a hacer lo que sé”. Es decir, dejar un mensaje con contenido. ¿Quién no quiere que las cosas vayan bien? Mi mensaje es ese: podemos pensar distinto, pero podemos sentir lo mismo.
Noticias: ¿Cómo vive esta división social o grieta que se da con la política?
Bossi: Te doy un ejemplo: yo tendría unos once años y estaba en un asado familiar. Mi abuelo era peronista y uno de sus hermanos era radical, el otro de la UCeDé. Se discutía mucho. Todos los asados terminaban a las trompadas por culpa de Perón, Balbín, Herminio Iglesias, Rucci, Ubaldini. Mi abuelo esa vez me dijo: “Dentro de 50 años va a pasar lo mismo pero con otros nombres”. Y sí, está pasando lo mismo; no evolucionamos.
Noticias: Siempre comentó que era cero materialista. ¿Sigue siendo así?
Bossi: Sí. A veces es preocupante porque soy muy desprendido. Quería comprarme la casa y me la compré a los 37 años, después de trabajar desde los 15. Di clases de tenis, vendí perfumes, animé fiestas. A partir de ahí ya está, tarea cumplida. Ahora ayudo a mi madre, soy padrino de un comedor de niños y no necesito más. Amo ayudar. Lo descubrí de grande. No fui un tipo generoso de chico. Al contrario, era más individualista. Para eso quiero la guita: para ayudar, producir mis espectáculos y dejar buenos mensajes. Cuando me dicen “vas primero en teatro” me parece una paparruchada total, me da vergüenza ajena. El teatro es un servicio. Gracias a Dios estoy muy feliz de saber dónde estoy parado.
Noticias: Varias veces repitió la palabra Dios y al final del show se persigna. ¿Es muy creyente?
Bossi: Sí, soy muy creyente, pero creo en mi Dios. En el que armé, no en el que me impusieron. Me peleé con la Iglesia y me reconcilié hace poco por el Papa Francisco. Me declaro políticamente francisquista. No levanto banderas políticas y nunca lo haré, pero con este tipo me arrodillo. Yo me había sentido estafado por mis padres cuando me decían: “Guarda que Dios está en todas partes, manejate bien, si te portás mal vas al infierno”. Estaba muy enojado porque siempre me mintieron: primero con los Reyes Magos, después Papá Noel, El Ratón Pérez y al final el cuento de la Iglesia. Respeto a la gente que tiene fe, pero a mí dame algo para poder creerte. O modernizate.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *