Arte / 20 de Febrero de 2016

Un coleccionista apasionado

Muestra Diagonal Sur-Arte argentino hoy en el Centro Cultural Borges, Viamonte Esq. San Martín. Lunes a sábado de 10 a 21. Domingos de 12 a 21.

Por

ROSTROS. Flavia Da Rin una y otra vez modifica su apariencia. 

“Nos cruzaremos con creadores que practican tanto el dibujo como la pintura, la fotografía, la performance, la instalación y la escultura… En una tradición venida de las vanguardias abstractas o inspirándose en los ambientes histórico o urbano, constituye una travesía de lo real y de lo imaginario”, dice el curador Philippe Cyroulnik, acerca de la actual muestra Diagonal Sur-Arte argentino hoy, en el C C Borges conformada por alrededor de 400 obras de un centenar de reconocidos artistas contemporáneos.
Se trata de una mirada informada sobre la producción artística de los últimos 30 años, desde la perspectiva de un coleccionista particular y la selección del curador: Las obras presentadas pertenecen a la colección del cirujano plástico Esteban Tedesco, un verdadero entusiasta del arte que actúa en consecuencia: compra en el circuito de galerías, apoya a los artistas de manera directa en sus proyectos. Con esta exhibición –que reúne apenas el 25 por ciento de su colección–, Tedesco pone en práctica uno de los papeles del coleccionismo: constituirse en motor del arte de un país.
La muestra es muy coherente y la selección es de una contemporaneidad absoluta. Es un punto de vista con obras muy representativas de artistas como Carolina Antoniadis, Sergio Avello, Marcela Astorga, Nicolás Bacal, Eduardo Basualdo, Fabián Burgos, Gabriel Chaile, Flavia Da Rin, Lucio Dorr, Mariano Ferrante, Silvia Gurfein, Gachi Hasper, Mauro Koliva, Marcos López, Jorge Macchi, Gian Paolo Minelli, Andrés Paredes, Karina Peisajovich, Rogelio Polesello, Liliana Porter, Alfredo Prior, Rosana Schoijet; Pablo Siquier, Roman Vitali, entre 100 artistas.
El crítico señala que algunos “cuestionan las tradiciones del paisaje o del relato, del gesto o de la línea. Otros toman como propias las experiencias del arte minimalista y conceptual o del arte concreto sin, por eso, renunciar a las potencialidades narrativas o significantes de los objetos y de las imágenes. Otros han encontrado su fuente en un lado pop de la modernidad o en los territorios del Expresionismo”.
Médico al fin, Tedesco cuida muy bien sus obras; están en excelente estado. En su departamento vecino a Plaza San Martín rotan a menudo. Salen de los galpones, o casas de parientes, donde están albergadas, y brillan del techo al zócalo –en todos los ambientes, incluidos baño y cocina– en convivencia con muebles y piezas antiguas. Así, alguna vez la obra casi mural con el seductor rostro de una mujer hecha por Mondongo (ver recuadro) con galletitas, está a espaldas de una cama victoriana y cerca de un sillón Luis XV. La muestra cuenta con la producción de Lía Cristal, y se podrá ver hasta fin de marzo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *