Personajes / 8 de marzo de 2016

Paula Cancio: “Nunca fue mi sueño formar una familia”

Trabaja en “La leona” y “El diario de Adán y Eva” con su amor, Miguel Ángel Solá. Timidez y su relación con las ex parejas de Solá.

Una madrileña bella, sexy y encantadora. Así parece Paula Cancio en la primera impresión. Luego uno descubre una mujer lúcida y una actriz talentosa. A eso le suma el ser la mujer de Miguel Ángel Solá.
Juntos protagonizan –y se sacan chispas– “El diario de Adán y Eva” (teatro Apolo), obra adorable sobre las peripecias del amor. Además, son amantes en “La leona”, la novela de Telefe protagonizada por la dupla Echarri-Dupláa.
Paula siempre quiso ser actriz. Su abuelo –Raúl Cancio– fue actor, y aunque no llegó a conocerlo, se crió con sus películas y los relatos que le contaban su padre y su abuela. “Vivía entre cajas con miles de recortes de mi abuelo. Luego los recopilé e hice álbumes. Eso me fue forzando, sin darme cuenta, hacia la actuación”.
En España protagonizó exitosos programas de televisión, hizo teatro (“Testosterona”) y cine, “Felices 140”.
Noticias: Sin embargo, estudió Psicología.
Paula Cancio: Seguí una carrera universitaria porque mis padres –periodistas y fotógrafos– pensaban que la formación de la universidad iba a darme una base buena. A los 18 años no lo podía entender, tenía clarísimo mi objetivo de ser actriz, pero seguí el mandato familiar. Primero hice un año de Derecho, pero me horrorizó. Luego me cambié a Psicología y paralelamente estudié Arte Dramático. Nunca ejercí como psicóloga, pero me ayudó muchísimo con el teatro.
Noticias: ¿De qué manera?
Cancio: En la creación de personajes. Al principio, mis personajes eran mis pacientes. Analizaba todo, de dónde venía, por qué actuaba así, cuál era el conflicto. Tenía cuadernos y cuadernos con anotaciones, pero era tal el análisis que necesité pasar a la acción, a la interpretación.
A Miguel Ángel Solá lo conoció en Madrid en 2012. “Yo estaba haciendo la serie “Toledo” y mi peluquero –el argentino Mauro Gastón– era íntimo de Miguel. Me invitó a verlo al teatro, estaba haciendo “Como por un tubo”. Cuando terminó la obra lo esperamos en el hall para saludarlo. Había otros amigos y Mauro me lo presentó, fue normal. Pero pasó algo entre nosotros, energético, de miradas, como si el tiempo se hubiese parado. Nunca me había pasado. Con el correr de los días, Miguel pidió mi mail y me escribió desde su correo personal, que estaba a nombre de su personaje en esa obra”.
Noticias: ¿Se escribieron durante un mes antes de verse?
Cancio: Sí. Llegamos a un grado de intimidad, como si nos conociéramos de toda la vida. Entonces dije: “Nos podríamos ver cara a cara”. Resultó estupendo. Al muy poquito tiempo quedé embarazada de Adriana.
Noticias: ¿La maternidad estaba en sus planes?
Cancio: No, nunca fue mi sueño ser mamá y formar una familia. Incluso con mis sobrinos, a los que amo con locura, he sido tía en el estricto sentido. Un ratito y me iba. No me manejaba bien con niños. Mis sueños estaban en mi trabajo y en conocer el mundo.
Noticias: ¿Adriana llegó de casualidad entonces?
Cancio: Sí, pero en cuanto lo supe, los dos tuvimos clarísimo que la queríamos tener. Lo mejor de mi vida es mi hija.
Noticias: ¿Qué cambios produjo en usted?
Cancio: Conecté con emociones con las que no había conectado nunca. Apareció una ternura que no había explorado. Adriana es maravillosa. Es simpática, risueña, divertida, madura para su edad, con un humor increíble. Me hace crecer y aprender una barbaridad.
Noticias: ¿Qué tal es Solá como padre?
Cancio: Un padrazo. Es maravilloso con sus hijas mayores –María Luz (19) y Cayetana (16), de su pareja con Blanca Oteyza– les enseña de una manera nada intrusiva, sin cortarles las alas. Y con Adriana es para morir. Tierno, divertido, tienen un flechazo, sus miradas son de amor.
Noticias: ¿Cómo es su pareja?
Cancio: Una pareja especial. Hay una diferencia de edad importante que llevamos muy bien porque hemos sabido nutrirnos. Respetamos nuestras diferencias, tanto de personalidad como de edad, nuestros tiempos y no pretendemos vivir la vida del otro. E intentamos complementarnos. Pero no somos uno.
Noticias: Además comparten profesión y, a veces, el mismo trabajo.
Cancio: Sí, pero tenemos carreras independientes y huimos de la exposición excesiva como pareja. Luego, puertas adentro, somos una pareja totalmente normal.
Noticias: ¿Pudieron escapar de los celos y la competencia?
Cancio: Absolutamente. Estoy al lado de un fenómeno sobrenatural de la actuación. Aprendo de él, lo admiro y aspiro a captar un poquito. No hay competencia ni celos. Nos aplaudimos y animamos mutuamente.
Noticias: ¿Y los celos personales?
Cancio: Soy nada celosa. Confío plenamente y él en mí. Tenemos un pacto, sabemos hacia dónde vamos, lo que queremos, que queremos estar juntos y el día que no queramos seremos claros el uno con el otro.
Noticias: ¿Qué significa hacer “El diario de Adán y Eva”, obra emblemática en la carrera de su marido?
Cancio: Tiene todo lo que pido a un proyecto. Un texto y unos valores maravillosos, me permite provocar un rango amplísimo de emociones y jugar tres personajes en una misma obra. Y todo esto con un compañero sublime y un director que es lo más nutritivo que encontré en la profesión: Manuel González Gil.
Noticias: ¿Le pesó que esta obra la haya interpretado Solá con su ex mujer, Blanca Oteyza? Incluso son los autores junto con González Gil.
Cancio: No, cuando me convocaron hice una creación propia. Obviamente respetando la esencia y la visión del director. Somos dos actrices  distintas y ofrecemos una interpretación  bastante diferente.
Noticias: Destino o no, en “La leona” comparte elenco con Susú Pecoraro, otra ex pareja de Solá.
Cancio: Susú es un encanto, una actriz impresionante y mejor persona. Nos llevamos genial, tuvimos charlas laborales y personales y siempre recibí palabras divinas de su parte y yo hacia ella. Tenemos una relación mutua gigante y seguimos en contacto a través del chat de la serie. Es un emblema. Y un lujazo haber unido de nuevo a talentos como Miguel Ángel y Susú. Un golazo de la productora.
Noticias: ¿Se adaptó bien a Buenos Aires? ¿Le gusta estar aquí?
Cancio: Me encanta, veo mucho paralelismo con Madrid. Me gusta todo: su gente, su comida, el ruido, la intensidad, la creatividad. Vivimos un tiempo en Recoleta y me gustaba, pero ahora, en Palermo, he encontrado mi barrio. Estoy muy feliz aquí, me siento muy bien acogida por los argentinos en lo laboral y en lo personal.
Noticias: ¿Se quedarán a vivir?
Cancio: Por ahora, estamos con la obra hasta fines de marzo en el teatro Apolo, luego empezamos la gira nacional. Después no sabemos. Nosotros somos nómadas. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *