Restaurantes / 11 de marzo de 2016

Fresco: un fast good con credenciales

Cocina rápida natural. Diagonal Sur esq. Piedras, Montserrat. Lunes a viernes de 8 a 18. Tarjetas. Take away. Precio promedio: $ 150.

Por

Fresco

Almorzar algo rápido, rico y saludable en el centro porteño siempre fue una tarea difícil. Como ex ejecutivo bancario, Sebastián Pertiné sabía de esos sándwiches y ensaladas de dudosa procedencia devorados en diez minutos sobre el escritorio y, con gran visión de negocio, decidió abrir Fresco junto a su socia Eugenia Passini. Fast good se lo llama ahora en el mundo: comida rápida saludable, hecha únicamente con productos de estación, orgánicos y con trazabilidad comprobada, es decir, con materias primas de productores locales con conciencia ecológica. Tal es el compromiso con lo fresco que lo que no se vende al final del día se dona y al día siguiente se empieza de cero… con todo fresco.
Los socios pusieron la vara alta en cuanto al concepto y convocaron a los mejores para ejecutarlo, como elreconocido chef Fernando Trocca (responsable de Sucre en Bajo Belgrano, Mostrador Santa Teresita en José Ignacio y la cadena internacional Gaucho Grill), al barman Tato Giovanonni (de Florería Atlántico, aquí dedicado a desarrollar una línea de bebidas a base de jugos naturales), al pastelero Próspero Velazco (responsable de la panificación y postres de algunos de los mejores restaurantes de Buenos Aires) y al diseñador de interiores Horacio Gallo (Tegui, Oporto Almacén, Sudestada, La panadería de Pablo, entre otros). Y por supuesto, todos se prendieron en el proyecto, sobre todo, por una afinidad filosófica con el concepto.
El local de Fresco es espacioso y de un blanco inmaculado que se desprende visualmente de la jungla de cemento que lo rodea. Son dos niveles de azulejos blancos, una gran mesa comunitaria y diversas barras de madera, cocina a la vista y amplias heladeras con los productos del día, que se van reponiendo a medida que se acaban. A pesar de ser self service, siempre hay alguien disponible para evacuar dudas y, si quiere un café después de comer, se lo llevan adonde esté sentado.
En cuanto a la comida, acaba de lanzarse el menú del fin del verano, con platos como el cebiche huancaína (cebiche de pescado blanco con cilantro, ajíes, cebolla morada, papas a la huancaína y maíz cancha), la ensalada de langostinos del Sur (con langostinos asados sobre hojas orgánicas con mango, castañas de cajú y dressing de coco), la Kale Caesar (con kale, lechuga y pollo orgánico) y sándwiches como el bagel de trucha Alicurá, el de cerdo braseado (pan negro con cerdo braceado y ketchup raw), y el parisino (pollo orgánico, panceta crocante, portobellos, pasta a base de maíz casera). También hay una sección de calientes, con samosas, fatay de camarones y tahína de cordero braseado con garbanzos y granada fresca.
Además Fresco ofrece todos los días una fruta de estación distinta, café de calidad para llevar y pastelería durante todo el día. Todos viernes  se lanza una ensalada y un sándwich nuevos, y se venden medialunas para llevar a la oficina.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *