Sociedad / 28 de marzo de 2016

Vicky Xipolitakis, de sex symbol al perfil bajo

Desde que inició su relación con José Ottavis, la vedette está cambiada. Chau escándalos, hola recato y vida hogareña. Los planes de la pareja y la mutación de vestuario para disimular la altura.

Desde que confirmó su romance con el diputado provincial José María Ottavis, la vedette Victoria Jesús Xipolitakis (sí, se llaman María y Jesús) encaró una transformación que va desde el look hasta la vida social y familiar. Hoy no importa de qué medio periodístico se la llame, la respuesta de “la Griega” será la misma: “No doy notas, ahora soy perfil bajo”.

Tras el escandaloso 2015, Vicky se puso de novia formalmente, presentó a su media naranja a la familia y convive con Ottavis y su hijo en el departamento de ellos en Recoleta. Las tardes paseando con Moria Casán por las calles de Palermo dieron lugar a una vida hogareña y los juegos de video junto al hijo de su pareja.

Físicamente, Vicky intenta mostrarse más como “primera dama”. De ropas que dejaban poco –o nada– librado a la imaginación, pasó a vestidos de diseñadores internacionales. La diferencia entre insinuación y exhibición. Un ejemplo es la ropa que utilizó para ir al programa de Mirtha Legrand. Enfundada en un vestido negro por debajo de las rodillas con encaje en el pecho perteneciente a la casa Bomparola, Vicky sostuvo que no le gustaba lo que tenía puesto porque parecía “una señora”. Perfil bajo, pero no tanto.

También confesó que ahora usa zapatos con menos plataforma (ocho centímetros frente a los 15 que utilizaba antes de empezar a salir con Ottavis) pero que, como la hacen “muy patona”, se puso dos talles menos. Y después dicen que el amor no duele.

Victoria dejó de vivir el día a día y ahora tiene planes a largo plazo. De hecho, existe la idea de una mudanza inminente –no es que no le guste el departamento, sino que le resulta “muy inteligente” para ella por su nivel tecnológico– un paso por el registro civil para junio y una carta a París. Incluso, Vicky mencionó el nombre que le gustaría para una nena: “Lourdes, porque soy devota de la Virgen”.

Tanto Victoria Jesús como José María quieren dar una nueva imagen pero algunos rezagos quedan: él no logra acostumbrarse a las luces de los estudios televisivos; ella sigue siendo igual de simpática y torpe. Y es el punto que parece enamorar a Ottavis, cuando afirma que “con ella no te aburrís nunca”.

 

3 comentarios de “Vicky Xipolitakis, de sex symbol al perfil bajo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *