Televisión / 2 de abril de 2016

Alojamiento transitorio

Jostel. Serie. Lu. a vie. a las 14 por Canal 7. Elenco: Paola Barrientos, Horacio Peña, Mariana Chaud, Ignacio Rogers, Mariana Alche, William Prociuk y Valeria Correa. Guión: Mariana Chaud.

Por

★★1/2“Jostel” demuestra que la comedia humorística es un género complicado siempre y todavía más en televisión cuando se debe sostener el interés en capítulos de 45 minutos. Filmada en 2013, tiene muchos elementos a favor pero el fundamental, que es el timing, no funciona. Por partes: la serie o sitcom (técnicamente no es una sitcom por la duración y otros detalles pero se le parece por el tono) cuenta las historias que transcurren en el hostel El Cairo, propiedad de las hermanas Hostales (Paola Barrientos y Mariana Chaud), un emprendimiento turístico para conseguir ingresos propios que logren independizarlas del padre. En la casa hay empleados: el encargado (Horacio Peña), el de mantenimiento (William Prociuk), el botones (Ignacio Rogers), la mucama (María Alche) y una eventual guía de turismo (Valeria Correa), además de los huéspedes que van pasando por las coloridas instalaciones.
Sólo por el elenco convocado, “Jostel” es una razón de festejo para la tele. Los más “conocidos” en pantalla son Barrientos, Peña y Alche, pero todos son actores con enorme entrenamiento y muy destacados en el teatro off. Por ejemplo, la guionista y protagonista Chaud es dramaturga y directora (“Budín inglés”, “En la huerta”, “Jarry Ubú patagónico”); también Prociuk (“Pequeños círculos”) y hoy en el escenario con “Yo no duermo la siesta”, de Paula Marull; Rogers es actor de varias creaciones de Federico León y en cine ganó el Cóndor de plata revelación por “Como un avión estrellado”; y así podría seguirse con cada uno de los que actúan. El problema es que no se acoplan entre ellos, como si de manera individual –y con demasiados primeros planos– hicieran lo suyo individualmente pero no hubiera chispa en el intercambio.
Contada en tramos cortos con separadores, se intercambian fragmentos con los personajes frente a cámara contando sus puntos de vista. Hay un aire a “The office”, no porque tengan conexión entre ellas, sino porque ambas están situadas en lugares de trabajo con seres casi borders que abren puertas al absurdo cotidiano. Pero a diferencia de la serie inglesa o su versión estadounidense, en “Jostel” se licua todo efecto por falta de ritmo y la sensación de que algo está mal y nunca termina de cuajar. A pesar de las buenas intenciones, sencillamente, no es graciosa ni tiene la piña imprescindible para el formato: lo disparatado se anula a sí mismo por la morosidad sin remate de las escenas. Una pena porque es el tipo de producto al que querríamos ver explotar por su humor lateral pero se debilita en sus propias vueltas. De todos modos, es una gran oportunidad para conocer a gente talentosa que requiere de esta y muchas más oportunidades. Para los que quieran verla en cualquier momento, todos los capítulos están subidos a la página de Contenidos digitales abiertos (cda.gob.ar).

 

Comentarios de “Alojamiento transitorio”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *