Costumbres / 10 de abril de 2016

La farándula intelectual

La nueva costumbre de los famosos es subir a Instagram, además de sus selfies en eventos o haciendo gym, la imagen de los libros que leen. ¿Pose “cool” o verdadero interés?

Por

Isabel Macedo lee "Historias de amor de la historia argentina" de Lucía Gálvez, para ponerse a tono con su nuevo rol de primera dama.

El prejuicio inmediato haría suponer otra cosa. Podría pensarse, al entrar a la cuenta de Instagram de la modelo Pía Slapka (@piaslapka), que las imágenes serán puras selfies, desfiles y ropa. Pero con la cotidianeidad que provee esta red social llega también la sorpresa: además de aprender que Pía es una dedicada cocinera y amante del fitness, se revela como una gran lectora. Autores como Javier Moro, John Carlin o Arundhati Roy se cuelan en sus fotos, y los comentarios pasan de un simple “¡linda!” a pequeños debates o recomendaciones sobre ese y otros libros. Y con esos posteos, Pía dice presente en una categoría de famosos no tan recurrentes: los que leen.
Julieta Ortega es otra cara conocida que disfruta compartir sus hallazgos literarios, aunque lo hace en Instagram (@petitjotao). Amante de las novelas pero con especial sensibilidad para compartir poemas, entre sus autores citados y fotografiados se encuentran Idea Vilariño, Alejandra Pizarnik y Fernando Noy. Y muy proféticamente, en el pasado supo compartir párrafos de quien hoy es su pareja, el escritor Pablo Ramos, de quien alabó en varias ocasiones su libro “La ley de la ferocidad”. Lo que se dice una mujer comprometida con la literatura.
Otra belleza que sorprende con sus recomendaciones lectoras es Isabel Macedo, quien desde su cuenta de Instagram (@isabelmacedophoto) no ceja en las selfies, pero en ocasiones también incluye libros. El más reciente, “Historias de amor de la historia argentina” (de Lucía Gálvez), que acompañó con la frase “Si no contesto es porque estoy acá, encuchada, reviviendo las historias de amor de la historia argentina… soy una romántica empedernida, sepan disculpar”.
Y aunque menos romántica pero también muy lectora, Julieta Cardinali se suma a estas huestes desde su cuenta @julietacardinali, donde comparte libros como “Cuando ya no importe”, de Juan Carlos Onetti o “El concepto de la angustia”, de Sören Kierkegaard. Siempre en fin de semana y con un verde relajante detrás, sus posteos generan recomendaciones y comentarios literarias también de sus seguidores, rompiendo un poco la proliferación de halagos a sus selfies, fotos en set y eventos.

 

Comentarios de “La farándula intelectual”

  1. “… ¿Pose “cool” o verdadero interés?”

    Posiblemente sea una pose. Desde siempre, me gustó leer mucho y variado, aunque últimamente me dedico a leer libros sobre política y aquellos que se refieren específicamente a los corruptos de la Argentina. En verdad me amargo cuando veo lo que ocurre, cuando era chico, también leía mucho y escuchaba la palabra de mis mayores cuando me decían: “El país va a mejorar, pero, seguramente nosotros no lo veremos” y tristemente debo decir con el correr de los años he notado que la cosa no cambió y ahora pienso lo mismo que mis padres. Pero, volviendo a los libros, yo los leo y la verdad que no soy de mostrarme por las redes porque pienso que es solamente una pose, y tampoco ya presto mis libros porque rara vez vuelven a mis manos, por lo tanto, también me he vuelto un tanto egoísta, aunque con fundamento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *