Cultura / 13 de abril de 2016

En memoria de Eduardo Galeano

Hace un año moría el escritor y periodista uruguayo. Para conmemorar la fecha, su editorial publicó el último de sus libros “El cazador de historias”. Aquí, una reseña y un pequeño texto final.

Por

Hace un año exactamente moría Eduardo Galeano, de una larga enfermedad que lo había atormentado casi una década.

Hace un par de semanas, para rendirle homenaje en su aniversario, su editorial de toda la vida, Siglo XXI, lanzó el último libro inédito. Un texto en el que Galeano trabajó desde 2012 y que no se había publicado para protegerlo del estrés que implica poner un nuevo libro en el mercado.

El volumen lleva por título “El cazador de historias” y como muchos de sus trabajos, es una colección de pequeños relatos, notas o poemas en prosa sobre distintos temas: el arte, el pueblo, los sentimientos.

Al libro original, se sumaron algunos textos que Galeano había comenzado a trabajar con vistas a que constituyeran un nuevo volumen.  Los llamó “Garabatos”.  Carlos Díaz, editor al frente de Siglo XXI, cuenta en el prólogo de “El cazador de historias” que decidieron no sólo incorporar esos “garabatos” sino hacer un apartado especial con algunos de ellos, breves poemas dedicados al tema de la muerte.  A esta parte del libro la llamaron: “Quise, quiero, quisiera”. Aquí, uno de esos últimos escritos como homenaje:

“Que en belleza camine./Que haya belleza delante de mí./y belleza detrás/ y debajo/ y encima/ y que todo a mi alrededor sea belleza/ a lo largo de un camino de belleza/ que en belleza acabe” (Del “Canto de la noche”, del pueblo navajo).