Sociedad / 30 de abril de 2016

Selfies en la bañera: ¿moda sexy o escatológica?

Pampita, Isabel Macedo, Candelaria Tinelli y Nicole Neumann marcaron la tendencia de mostrarse entre espuma. Los riesgos de una selfie en el baño.

Por

Pampita se fotografió desnuda en su bañera.

Cuando todos pensaban que las famosas ya no tenían lugares originales para explotar en sus fotos, llegó el momento del baño. Y no sólo del lugar físico, sino también de aquel momento íntimo entre el agua y la desnudez. Desde Pampita, pasando por Nicole Neumann, Candelaria Tinelli y hasta Isabel Macedo, se animaron a la moda de mostrarse en la bañera. Qué se esconde detrás de esta práctica que se convirtió en cool.

Tienen la virtud de ser bellas y suelen divertirse seduciendo a sus seguidores desde sus redes sociales. Comparten sus momentos en sus trabajos, con amigos  y familia, cocinando y probándose ropa en sus casas, y hasta en la cama. Espacios que se volvieron comunes de ver para cualquier internauta. También, desde hace un tiempo, las celebrities argentinas se permitieron enseñarnos hasta el baño de sus casas, reflejado en los espejos. Pero la nueva tendencia es verlas bañándose. Ya sea sexies en medio de la espuma de un baño de inmersión en sus casas, o posando cual si se tratara de una producción fotográfica. Parece que lo cool, ahora, es salir en la bañera y en la ducha.

“#unbuenbaño de inmersión le viene bien a cualquiera  #domingodelluvia #aprovechemos”, escribió Nicole Neumann en su cuenta de Instagram. En la foto se podía ver a la rubia en primer plano, desnuda, cubriéndose uno de sus pechos, y sin maquillaje, en su bañera. Lo que la platea masculina de sus seguidores celebró. Luego la ¿copió? Pampita. La modelo prefirió Twitter para compartir dos imágenes en las que se la ve con el cabello y la cara mojada en su bañadera. Candelaria Tinelli también generó suspiros con una foto similar, con la diferencia de que la pose elegida logra mostrar gran parte de su cuerpo tatuado al desnudo, más que sugerente. Distinta fue la imagen de Isabel Macedo, una de las que inició esta tendencia. La actriz prefirió exhibir sus piernas bajo el agua, mientras se divertía leyendo.

Pero ¿qué hay más allá de lo cool y sensual de estas fotos? La especialista en medios de comunicación Adriana Amado Suárez explica que “el baño culturalmente es un lugar muy íntimo. Las necesidades fisiológicas están en el orden de lo personalísimo. No es de por sí un lugar agradable”. Y que elegirlo como lugar para fotografiarse delata un rasgo escatológico propio del siglo XXI: “Estamos en una época que tiene que ver con lo obsceno. Ya no pasa por verse sensuales y lo sexual, que dejó de ser tabú, sino por lo escatológico. Se transformó en una herramienta para decir no me importa nada”, explica.

Por otra parte, la socióloga explica que retratarse en este lugar físico implica un coqueteo entre lo público y lo privado: “Tiene el doble juego. Hago de cuenta que lo veo yo sola, pero hago que lo vean los demás”. Y argumenta que esta nueva costumbre de las famosas habla de una falta de certeza ante la vida, propia de la actual dependencia de la tecnología, que obliga a compartir todo a cada momento: “La cámara de fotos se metió en todos lados, y nos llevó a sentir que no estás viviendo si no sacás una fotografía”, dice.

Por último, Amado advierte sobre los riesgos a futuro de lo que hoy aparenta ser una simple imagen: “En las redes sociales armás el propio archivo de tu historia. Construimos nuestra identidad, y el riesgo es cómo vamos a hacer para vivir en otro momento de nuestras vidas con esa imagen. Porque tal vez mañana elegimos un perfil distinto, y las decisiones y elecciones de nuestro pasado están expuestas ante la mirada de todos”.

 

 

Comentarios de “Selfies en la bañera: ¿moda sexy o escatológica?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *