Política / 4 de mayo de 2016

Cómo son los días de Lázaro Báez en prisión

Cuáles son los problemas de salud que lo aquejan. Quiénes lo visitan. Sus principales preocupaciones. Los compañeros del pabellón.

Por

0406_lazaro_baez_dyn_g5.jpg_1853027552

Desde que está encerrado en la cárcel de Ezeiza, la salud de Lázaro Báez no hace más que empeorar. El frío de los últimos días le provocó una angina que lo tuvo con un poco de fiebre y bajo tratamiento antibiótico. Pero el dolor de garganta no es lo único que aqueja al empresario K investigado por el juez Sebastián Casanello en la causa conocida como la Ruta del Dinero K. La diabetes y una arritmia lo tienen preocupado. Por los antibióticos y el estrés del encierro los valores del azucar se le dispararon. Lejos de sus días en libertad, cuando viajaba hasta Buenos Aires en su avión privado para atenderse con los mejores profesionales hoy tiene que conformarse con la guardia médica del penal.

Báez está preso desde hace un mes en el módulo 6 de la cárcel de Ezeiza. Está alojado junto a un grupo de quince presos de bajo riesgo con los que penas interactúa. En su tiempo libre -que es mucho- aprovecha para releer el expediente por el que está preso. A veces, también mira la televisión. En un salón de usos multiples hay un solo televisor. Cuando aparecen imágenes de él dicen que ni se inmuta.

Duerme en un celda solo y está vigilado las 24 horas. El encierro le da tiempo para leer algunos de los libros que le llevan las pocas visitas que recibe. Está terminando uno sobre política exterior y tiene en carpeta otro sobre historia Argentina reciente.

Los únicos que lo visitan casi a diario son sus abogados Daniel Rubinovich y Rafael Sal Lari. También uno de sus secretarios que suele llevarle mensajes de la familia Báez. Para comunicarse con el exterior tiene que hacer cola con otros reclusos para usar el único teléfono público del pabellón. Varias veces al día se acerca hasta el vetusto aparato para consultar a sus abogados y secretarios.

Hasta ahora nadie de su familia fue a visitarlo. Lázaro se los prohibió: no quiere una foto de ningún integrante del clan entrando a prisión.

 

5 comentarios de “Cómo son los días de Lázaro Báez en prisión”

  1. Será cierto que el “hermano” Lazaro le dijo a su gente de confianza……del calabozo se sale, del cementerio no….???????

  2. Sigamos tirando algunos nombres: Moreno “el patotero”, Insfran, Alperovich, Closs, Castillo, Menem, Fellner, Isa, sigamos con los sindicalistas: todos los Moyano, Caló, Yaski, todos los Fernández (No se salva ninguno) y una pila más de ladrones, tengo tantos nombres en la cabeza, que no quiero amargar el próximo fin de semana al resto de los foristas. ¿Lo dejamos aquí? aunque hay un nombre que no debe falta: el pelado “turro” de Cavallo.

  3. Bueno, continuemos con la lista que será breve: Ricardo Jaime, Juan Pablo Schiavi, Felisa Miceli, Sergio Schoklender, Wado de Pedro, Carlos Liuzzi, Alejandra Gils Carbó, Sergio Salgado, muchos jefes y subjefes de policía, muchos sindicalistas y la segunda y tercera línea también, D’Elía, Esteche, Pérsico, Milagro Sala, Shakira (la amiguita de Milagrito), advenedizos de todo tipo, militontos del FPV, barrabravas de varios clubes ligados a la política y que hicieron campañas violentas por tal o cual candidato. Si esta lista no da asco no sé que puede hacerlo. Tal vez siga mañana y veremos que nombres más se me ocurren, hay muchos que me rondan por la cabeza. Espero que los co-foristas me acompañen en esta patriada.

  4. –“Cómo son los días de Lázaro Báez en prisión”–

    Sería bueno que se pudra en prisión, pero, no sólo él, sino varios más: CFK, De Vido, A.Fernández, Abal Medina, Zannini, Parrilli, Pérez Gadín, Chueco, Máximo, Alicia K., Florencia, Romina M., Martín Báez, ¿debo seguir?, bueno, Martín Báez, Sal Lari (capaz que todavía alguno se acuerde de este apellido), Etchegaray, ¿sigo? bueno, ya que tanto insisten: la mujer de De Vido, Boudou, Casanello, y una suerte de cómplices más. Toda esta asociación ilícita debe estar presa por todo el daño que le han hecho al país. Se han robado todo y por culpa de todos ha muerto miles de personas en estos años, por falta de hospitales, por falta de buenas rutas, por falta de buenos jueces (recordemos a aquel que liberaba violadores porque le untavban el tujes). En algún momento continuaré con una lista interminable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *